martes 26/10/21
LIBIA ANUNCIA UN ALTO EL FUEGO

“La comunidad internacional no se va a dejar engañar por el régimen libio”

Así de tajante se ha mostrado Zapatero en La Moncloa durante una comparecencia conjunta con Ban Ki-Monn. El primer ministro británico anuncia una intervención inminente. España pone a disposición de la OTAN Rota y Morón.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado que solicitará la autorización del Congreso de los Diputados para que determine qué "papel han de jugar" las Fuerzas Armadas españolas en la misión internacional que se ponga en marcha para proteger a la población civil en Libia.

En una declaración conjunta con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha señalado que ha dispuesto "la participación de medios navales y aéreos" de las Fuerzas Armadas españolas "en el dispositivo que se ponga en marcha" para cumplir la resolución "histórica" aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU y que abre la puerta la establecimiento de una zona de exclusión aérea.

Zapatero también ha "autorizado el uso" de las bases españolas por parte de las fuerzas de EEUU "que eventualmente las necesiten", ha indicado que el presidente, que ha confirmado que mañana participará en la reunión convocada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en París para abordar la misión internacional en Libia.

El jefe del Ejecutivo ha mantenido informado de todas estas decisiones al Rey, al líder de la oposición, y al presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida.

Ya en el turno de preguntas de la reuda de prensa, Zapatero ha advertido de que la comunidad internacional “no se va a dejar engañar por el régimen libio” después del anuncio del alto el fuego hecho por el ministro libio de Asuntos Exteriores, Musa Kusa, que ha manifestado el compromiso de acatar la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU y ha anunciado un alto el fuego inmediato y el fin de todas las operaciones militares.

Poco antes, el primer ministro británico, David Cameron, anunció ante la Cámara de los Comunes que Reino Unido, Francia y Estados Unidos liderarán la misión conjunta, con el apoyo de los países árabes, para hacer cumplir la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Asimismo, Cameron anunció que se lanzaría un ultimátum al líder libio, Muamar Gadafi, y que su país desplegará aviones de combate Tornado y Typhoon para las operaciones militares en Libia que despegarán "en las próximas horas" hacia las bases aéreas de la misión.

La ministra de Defensa, Carmen Chacón, anunció que España pondrá a disposición de la OTAN sus bases de Rota y Morón, así como medios navales y aéreos, para que pueda poner en marcha cuanto antes el embargo de armas y la zona de exclusión aérea, autorizadas por la ONU.

“La comunidad internacional no se va a dejar engañar por el régimen libio”
Comentarios