domingo. 16.06.2024
NUEVATRIBUNA.ES - 2.11.2010

La organización explica en un comunicado difundido en su página web que las autoridades iraníes han dado la orden para llevar a cabo la ejecución en la prisión de Tabriz (noroeste), donde Asthiani cumple condena.

El Comité Internacional contra la Lapidación ya había informado el pasado día 11 de que el hijo de Ashtiani había sido detenido por la policía iraní junto al abogado de su madre y a dos periodistas alemanes que pretendían entrevistarle. El Gobierno alemán confirmó posteriormente la detención de los dos germanos, un reportero y un fotógrafo del Bild am Sonntag. El Comité ha organizado un acto de protesta hoy a las 14.00 horas locales (13.00 GMT) ante la embajada iraní en París, así como una marcha a la sede del Parlamento Europeo, en Bruselas.

Ashtiani, de 43 años y madre de dos hijos, fue condenada a morir lapidada en 2006 por haber mantenido relaciones con dos hombres tras la muerte de su marido. Mas tarde, también fue acusada de ser cómplice en el asesinato de su marido y desde entonces permanece ingresada en un cárcel de Tabriz, en el norte del país.

La movilización de la comunidad internacional aumentó después de que el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que mantienen buenas relaciones con el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, ofreciera asilo político a Ashtiani, demanda que fue rechazada por las autoridades de Irán. También los ministros de Asuntos Exteriores de Francia e Italia se prestaron a reunirse con su colega iraní, Manucher Mottaki, para tratar el caso de Ashtiani, lo que fue desestimado por las autoridades de Teherán.

La sentencia de muerte por la lapidación contra Ashtiani ha provocado una campaña internacional por parte de los grupos pro derechos humanos para evitar este castigo que rige en Irán desde las Revolución Islámica de 1979, aunque no se llevaba a cabo desde 2007. Hace un mes, en septiembre pasado, el Fiscal General iraní, Gholam Hossein Mohseni Ejei, anunció que Sakineh Mohammadi Ashtiani finalmente sería ejecutada en la horca, ya que se le aplicaría antes la sentencia por el cargo de homicidio. Es decir, que la Justicia iraní se limitó a cambiar un castigo brutal por otro.

Tras difundirse el comunicado del Comité Internacional contra la Lapidación, han sido convocadas manifestaciones de protesta en algunas capitales europeas como París y Bruselas.

En París, se han apuntado al llamamiento la organización "Les regles du jeu" y la feminista "Ni putas ni sumisas", que trabaja a favor de la iraní junto con el filósofo Bernard-Henri Lévi. A la concentración ha asistido una treintena de personas, cantidad de participantes que los organizadores han justificado por la urgencia de la convocatoria, efectuada a través de internet esta misma mañana.

"Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para que se movilice contra una ejecución que es intolerable en el siglo XXI", ha afirmado la portavoz de "Ni putas ni sumisas" Sihem Habchi. Esta organización reclama en particular la implicación del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. "Es muy extraño que un hombre que siempre defiende a las mujeres esté silencioso en este caso", opina Habchi.

Para el escritor y periodista iraní afincado en París Armin Arefi, que desde su blog en el diario Le Monde se ha convertido en uno de los referentes de la lucha por la causa de Sakineh, la ejecución de la mujer "es inminente": "Tenemos informaciones según las cuales en el penal en el que está recluida se ha recibido la carta que da luz verde a su ahorcamiento. La orden dice que la ejecución debe hacerse de forma urgente y sabemos que el régimen suele proceder a los ahorcamientos en miércoles, por lo que pensamos que será mañana".

Fuentes del opositor Consejo Nacional de la Resistencia Iraní (CNRI) han dicho que desconocen que haya confirmación de que la ejecución será este miércoles, aunque "este régimen es impredecible" y bien podría ocurrir finalmente.

El escritor Arefi ha denunciado las irregularidades que han rodeado el juicio contra Sakineh, lo que, según él, les hace tener un "sentimiento de culpa" que les lleva a acelerar su ajusticiamiento. La mejor prueba, a su juicio, es que han detenido al abogado y al hijo de la mujer, condenada por complicidad en la muerte de su esposo. "No se puede ser más inocentes que ellos y, sin embargo, están arrestados en un lugar desconocido. Es una confesión de culpa del régimen", ha asegurado Arefi. Y ha recordado que también siguen arrestados los dos periodistas alemanes que acudieron a entrevistarlos y que entraron en el país con pasaporte de turista: "Están detenidos porque eran la única fuente de información que teníamos de lo que le sucedía a Sakineh".

En la concentración de París también ha habido representantes del Comité contra la Lapidación, en particular su portavoz, Marianne Namazie, que viajó a la capital francesa desde Londres. La organización es muy sensible a la implicación en el caso del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y de su esposa, Carla Bruni.

¿Horas para la ejecución de Sakineh?