#TEMP
sábado. 25.06.2022
NO HAY GARANTÍAS DE SEGURIDAD SUFICIENTES

Los Verdes europeos piden acabar con la energía nuclear

Los Verdes de los principales países europeos han aprovechado el accidente en la central nuclear de Fukushima, provocado por el terremoto del viernes, para denunciar la peligrosidad de la energía nuclear.

"No sólo es energía cara, sino que puede poner en peligro la vida, que es lo que puede pasar desgraciadamente en Japón", ha declarado el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas.  "Frente a la calamidad y necesidad de disponer de todos los recursos y ayudas necesarias cuando los pueblos sufren, como el de Japón, hay otra realidad, que es la necesidad de hacer una profunda reflexión sobre la energía nuclear", dijo.

En Italia, la oposición denuncia el plan de Berlusconi de construir centrales nucleares y denuncia el riesgo incluso en un país con el desarrollo tecnológico de Japón. "Lo que ha ocurrido en Japón demuestra que la energía nuclear segura no existe incluso cuando cuentas con la tecnología más avanzada", ha asegurado el político italiano Felice Belisario del partido Italia de los Valores. "Los riesgos son demasiado grandes, sobre todo en países de regiones con alta actividad sísmica como Italia", dijo.

Italia es el único país del G-8 que no cuenta con centrales nucleares, pero ahora el Gobierno del primer ministro, Silvio Berlusconi, pretende construir centrales suficientes como para cubrir una cuarta parte de la demanda eléctrica del país.

Sin embargo, el portavoz del Partido de la Libertad de Berlusconi en la Cámara Baja, Fabrizio Cicchitto, ha reiterado la intención del Gobierno de seguir adelante con la iniciativa. "La postura sigue siendo la misma, no puedes cambiar el hecho de que tenemos problemas de energía", ha afirmado Cicchitto en declaraciones a los medios desde Roma. En cuestión de meses podría celebrarse un referéndum sobre la construcción de centrales nucleares.

Las críticas en otros países europeos, como Francia o Alemania, son similares. De hecho, gran parte de los europeos rechazan la energía nuclear a pesar de los esfuerzos de los gobiernos para venderla como una energía limpia, alternativa a los hidrocarburos, lastrada además por el recuerdo del accidente nuclear de Chernobil de 1986.

Las autoridades francesas han mantenido reuniones de emergencia para estudiar la situación y las causas del incidente de la central nipona. París ha anunciado que va a estudiar medidas para mejorar la seguridad de sus 58 reactores, lo que le convierte en el segundo productor de electricidad a partir de energía nuclear, solo por detrás de Estados Unidos.

Sin embargo, los ecologistas franceses advierten de que el no Gobierno no puede garantizar la seguridad de las centrales. "El peligro nuclear no es un riesgo que se pueda controlar", ha declarado la secretaria de Los Verdes, Cecile Duflot, en declaraciones a Reuters desde París.

También la canciller alemana, Angela Merkel, ha convocado una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para estudiar la situación. La medida de prorrogar en doce años la vida útil de las 17 centrales alemanas, anunciada hace meses, podría provocar protestas masivas.

De hecho, desde la oposición denuncian que las centrales alemanas no resistirían un terremoto o el impacto de un avión. "No podemos controlar la naturaleza, la naturaleza nos controla a nosotros", ha señalado la portavoz de Los Verdes en el Bundestag, Renate Kuenast.

Los Verdes europeos piden acabar con la energía nuclear
Comentarios