jueves 04.06.2020
EN NUEVA YORK

Una ecologista neoyorquina lleva dos años sin generar basura

"Me di cuenta de lo que predicaba y mi cubo de la basura lleno de plástico era una contradicción", asegura Laura Singer a 'BBC Mundo'.

Una ecologista lleva dos años sin generar basura

Una neoyorquina de 23 años, Laura Singer, cursa estudios medioambientales en la Universidad de Nueva York. Singer siembre se había creído una ecologista en toda regla, hasta que "un día me quedé mirando mi cubo de la basura. No era posible que yo sola generara tanto desecho", dijo la joven.

"Hoy tengo recetas para todo: pasta de dientes, loción para la piel o detergente para la lavadora"

En ese momento, Laura Singer, siguiendo las recomendaciones de un profesor de la carrera, Jeffrey Hollender, empezó a fijarse en su cubo de basura y a vivir de acuerdo a sus valores. "Fue cuando me di cuenta de lo que predicaba y mi cubo de la basura lleno de plástico era toda una contradicción", asegura Singer a 'BBC Mundo'.

Singer asegura que lleva dos años sin generar residuos, aunque afirmaque tiene guardado pegatinas o adhesivos que traía la fruta orgánica. La joven comenzó a sustituir los envases de plástico por los de vidrio, reutilizables, y comprando alimentos a granel.

En cuanto a la ropa, comenzó a comprar en tiendas de segunda mano. Al vivir en Nueva York, no utiliza el coche. "Voy andando a muchos lados. Y cuando tengo que ir lejos, cojo el transporte público". asegura Singer.

En cuanto a la basura orgánica o el papel higiénico, algo que no se puede evitar generar, lo lleva una vez a la semana a un lugar donde lo transforman en compost, y cuando su ropa o sábanas están muy gastadas, las lleva a un lugar donde las reciclan.

"Lo más complicado no fue evitar ciertos productos, sino buscar alternativas orgánicas a todo lo que usamos en el día a día", señala. Ante esto, se dio cuenta de que la alternativa en la mayoría de los casos era producirlo ella misma.

Todo esto lo muestra en su página web 'Trash is for tossers'. "Supone un esfuerzo, pero es totalmente factible evolucionar hacia una vida sin desechos", asegura. Además, añade que actualmente es una persona mucho más sociable. "Se ha creado una comunidad en torno al tema y mucha gente me contacta para pedirme consejo, compartir ideas o proponerme alternativas".

La generación de basura es un fenomeno imparable en todo el mundo, fundamentalmente en las zonas urbanas. El gesto de esta jóven neoyorkina puede ayudar a invertir esa tendencia.

Una ecologista neoyorquina lleva dos años sin generar basura
Comentarios