<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 01.02.2023
BRASIL

Se ordena la prisión del ex ministro de Justicia de Bolsonaro

Las acciones judiciales contra los golpistas se acercan cada vez más al expresidente.

image
Jair Bolsonaro y Anderson Torres.

@jgonzalezok | Anderson Torres, el que fuera hasta hace solo unos días Ministro de Justicia de Jair Bolsonaro, será detenido en breve -cuando regrese de los EE.UU.- por su presunta participación en los acontecimientos del domingo en Brasilia, cuando fueron invadidas las sedes de los tres poderes, en un intento de golpe de Estado contra el gobierno encabezado por el presidente Lula. Torres, policía de profesión, había cesado como ministro el 31 de diciembre y nombrado secretario de Seguridad del Distrito Federal, cuyo gobernador es también un aliado de Bolsonaro. Pero no se encontraba en Brasilia el día de los hechos, ya que viajó con su familia a Orlando, el mismo lugar donde se encuentra el ex presidente Bolsonaro. 

Torres, que fue destituido por el gobernador del DF el mismo domingo, está muy próximo al expresidente. Amigo personal de su hijo, el senador Flavio Bolsonaro, fue absolutamente negligente para actuar contra los camioneros golpistas que bloquearon durante varios días las carreteras del país. Había asumido su nuevo cargo el día 2 de enero y salió del país el día 7, víspera de los graves sucesos de Brasilia. La orden de prisión partió del juez del Supremo Tribunal Federal Alexandre de Moraes, que es el encargado de las investigaciones sobre actos anti democráticos en dicho tribunal. Antes hubo una petición en este sentido del Abogado General de la Unión, Jorge Messias, que alegó la violación al estado democrático de derecho. 

Torres, que fue destituido por el gobernador del DF el mismo domingo, está muy próximo al expresidente y viajó a Orlando donde se encuentra Bolsonaro

Según el magistrado, Torres tenía el deber legal de preparar los planes necesarios para la seguridad en la Plaza de los Tres Poderes y añadió que existen “fuertes indicios” de que hubo participación u omisión dolosa de las autoridades del Distrito Federal en los acontecimientos. 

Hay sospechas de que Torres se haya entrevistado en Orlando con Bolsonaro. Al regresar a Brasil y entrar en prisión tendrá que entregar su teléfono y puede dar pistas sobre su eventual participación en los sucesos. También puede involucrar a Bolsonaro. El ex ministro bolsonarista dijo que su WhatsApp fue clonado, información que levanta suspicacias y sospechas de que intente así invalidar posibles informaciones comprometedoras. 

En el entorno de Bolsonaro, que incluye a los tres hijos que actúan en política -uno senador, otro diputado y otro concejal- temen que el juez Moraes esté preparando ya el pedido de detención del exmandatario. 

Moraes dijo en las últimas horas: “Tengo absoluta certeza, dentro de la legalidad, que las instituciones van a castigar a los responsables, todos aquellos que practicaron los actos, que planearon los actos, que financiaron los actos y aquellos que incentivaron, por acción u omisión, porque la democracia prevalecerá”. 

En las últimas horas también fue detenido Fabio Augusto Vieira, el comandante de la Policía Militar (PM) de Brasilia, que era el encargado de la operación de seguridad en la capital brasileña y, más en concreto, de los edificios símbolos de la institucionalidad, localizados en la Plaza de los Tres Poderes. Horas antes de su detención ya había sido destituido. La actitud de la PM el domingo varió entre la pasividad y la colaboración con los golpistas. Los hombres de dicha fuerza escoltaron la columna que entró a la Explanada de los Ministerios y después facilitaron la invasión de los edificios que fueron depredados.

Bolsonaro pudiera no regresar a Brasil y viajar a Italia, al calor de un gobierno de extrema derecha como el de Giorgia Meloni

Con los pasos de Bolsonaro aún inciertos, hay informaciones que sugieren que personas próximas al expresidente, incluyendo alguno de sus hijos, lo presionan para que vuelva al país y no pase por la vergüenza de una eventual deportación desde los EE.UU. Pero también podría no regresar a Brasil y viajar a Italia, al calor de un gobierno de extrema derecha como el de Giorgia Meloni. Al menos dos de sus hijos ya hicieron el trámite en el consulado italiano en Río de Janeiro para pedir la nacionalidad, con base en antepasados italianos, aunque se dice que el propio Bolsonaro no hizo dicha gestión. 

Un diputado italiano del partido Europa Verde, Angelo Bonelli, que ya en noviembre pasado pidió explicaciones al gobierno italiano sobre el trámite de ciudadanía de los Bolsonaro, ahora declaró que si se le diera la nacionalidad a los hijos de Bolsonaro o al mismo ex presidente, “sería un hecho de una gravedad sin precedentes, que llevaría a nuestro país a quedar completamente aislado, creando un grave problema de relaciones internacionales”. Incluso ciudadanos de la comuna de Anguillara Veneta (Provincia de Padua), han hecho una petición para que le sea retirada la distinción de ciudadano honorario que le concedió en octubre pasado la alcaldesa de la localidad, Alessandra Buoso, del partido de extrema derecha Liga Norte. 

Se ordena la prisión del ex ministro de Justicia de Bolsonaro