domingo. 26.05.2024

El ex presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero; y el jurista Baltasar Garzón -presentes en el Foro Mundial de Derechos Humanos que se celebra en Buenos Aires- expresaron su apoyo a la vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner.

El evento, convocado por el Grupo de Puebla, tuvo como eje central la judicialización de la política, el lawfare y los artilugios de la derecha y de los medios de comunicación dominantes para eliminar los progresismos en América Latina. Al encuentro asistieron, además, Evo Morales, Rafael Correa, Ernesto Samper y Pepe Mujica, entre otros dirigentes.  

Garzón, quien impulsó desde Madrid las investigaciones de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar en Argentina, sostuvo que la aplicación del derecho es el pilar fundamental de la democracia. “Cuando el Poder Judicial se convierte en Partido Judicial, se trata de un actor político que no opera en igualdad con el resto de los partidos”, sostuvo, al tiempo que aseguró que a los jueces y fiscales que llevaron adelante la causa Vialidad (por la que se condena y proscribe a la vicepresidenta argentina) “la historia no los absolverá”. 

El Foro tuvo como eje central la judicialización de la política, el lawfare y los artilugios de los medios dominantes para eliminar los progresismos en América Latina

Inhabilitado en España por pretender avanzar con las investigaciones de los crímenes del franquismo, Garzón sostuvo que el Partido Judicial no opera con el diálogo, sino con el monopolio de la violencia del Estado que ejerce contra sus oponentes políticos. “Esos jueces y fiscales ya no son garantes de la democracia sino quienes atacan la democracia. Eso es el lawfare, la prostitución del derecho porque nos desampara. Se elige a quien se quiere eliminar y se utilizan todos los mecanismos que deberían ser usados como garantías como armas contra el oponente político”.

En otro apartado de su exposición, el Baltasar Garzón explicó que la causa contra Cristina Kirchner es una aberración jurídica, ya que “no hay una sola prueba directa en 1.600 páginas. La validación de los argumentos para condenar a la vicepresidenta ocurrió por la cultura de los titulares de los medios que indican que Cristina es una persona indigna. Yo digo que los indignos son quienes firman esta sentencia” 

Por su parte José Luis Rodríguez Zapatero habló del impacto que le causó el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner. “Me impactó por Argentina y por ti”, dijo dirigiéndose a la vicepresidenta. “Jamás se construyó nada con el odio” sostuvo, y agregó que “No hay que judicializar la política porque acaba politizándose la Justicia”. 

Garzón explicó que la causa contra Cristina Kirchner es una aberración jurídica, ya que “no hay una sola prueba directa en 1.600 páginas”

En relación a las dictaduras que asolaron la región entre los años 70s y 80s, especialmente a la Argentina, Zapatero sostuvo que “Un país sin memoria es un país sin dignidad. Los cuarenta años de democracia han dejado un legado de Argentina al mundo. El de la lucha por los derechos humanos como ningún país ha procurado hacer. Memoria, restauración y justicia. Las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo son un patrimonio de la humanidad por siempre”.

En relación al ataque judicial contra Cristina Kirchner, ex presidente del Gobierno español pidió defender las convicciones de quienes defienden esos derechos y destacó que “Jamás en mi carrera política inicié una acción judicial contra mis adversarios porque sabía que les ganaba en las urnas, en el parlamento y en el debate público, que es lo que hay que hacer en democracia” 

Rodríguez Zapatero y Baltasar Garzón presentes en el apoyo internacional a Cristina...