domingo 31.05.2020
CRONICA POLÍTICA GALLEGA | JUAN MARTÍNEZ GARCÍA

Beiras lamenta que Feijoo "agreda" al pueblo gallego en lugar de defenderlo

En su intervención en el Debate del Estado de la Autonomía contrapuso las “mareas” y la rebelión cívica en defensa de la ciudadanía y de sus derechos, frente a las políticas de recorte de la Xunta.

Beiras se encara a Feijoo al acabar su intervención.
Beiras se encara a Feijoo al acabar su intervención.

@juanmgmm | Gusta Xosé Manuel Beiras de dedicar buena parte de sus intervenciones en el Parlamento de Galicia a introducciones y aforismos de clásicos intelectuales. Y esta vez no iba a dejar de hacerlo, con alusiones a Hobsbawn, Brañas y Pondal (galeguistas históricos), Galdós, Castelao… Pareciera que ante el autocomplaciente balance de gestión del discurso de Feijoo, quisiera darle respuesta contextualizando la situación de Galicia como territorio afectado por las políticas de recortes, como consecuencia de las políticas del gobierno de Feijoo, del gobierno de Rajoy, de la troika, y en definitiva de las tesis neolberales que mantienen el sometimiento ancestral de las clases populares y de los pueblos bajo el dominio de las elites opresoras.

En su segunda etapa en el Parlamento de Galicia, ahora como portavoz de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras capitaliza la atención, casi al mismo nivel que el propio presidente de la Xunta, muga a pesar de Feijoo, a fuerza de llevar al límite sus intervenciones, especialmente en estos dos debates sobre el estado de la Autonomía de esta legislatura.

Para Beiras, el PP en Galicia y en España está “agrediendo a la ciudadanía con políticas de exterminio"

Nadie dudaba que después del discurso de Feijoo, no habría margen de aproximación, y mucho menos de acuerdo, en la respuesta de Beiras. Y así fue. Para Beiras, el PP en Galicia y en España está “agrediendo a la ciudadanía con políticas de exterminio”, a base de recortes en servicios públicos, políticas sociales y derechos de ciudadanía. En palabras de Beiras, cometiendo “delito de traición” política contra los ciudadanos a los que debían de servir.

Ante eso, Beiras ensalzó a la ciudadanía movilizada que se defiende y no se resigna, frente a quienes les “agreden” desde las instituciones que debieran promover el “autogobierno y la autodefensa del pueblo gallego” por ser constituidas por la lucha popular de ese pueblo al que ahora castigan, los mismos que “no participaron” en esa lucha por las instituciones democrática gallegas.

se detuvo a saludar la proliferación de “mareas” ciudadanas en las principales ciudades gallegas

Y se detuvo a saludar la proliferación de “mareas” ciudadanas en las principales ciudades gallegas, como expresión de la rebelión cívica que quiere convertir las próximas elecciones municipales en un escenario de cambio real y de transformación de la política, y de las políticas a desarrollar. En ese camino,señaló que las organizaciones políticas rupturistas tienen que apoyar y ser herramientas para esa rebelión cívica, potenciando esas mareas desde el esfuerzo militante, “en lugar de discutir entre nosotros por los marcos de nuestras fincas electorales”, afirmó Beiras con un fuerte tono de autocrítica, desde el que apelaba a la “unidad de acción”, solidaria y diversa, contra la “bestia” neoliberal.

Como era de esperar, a Núñez Feijoo no le “convenció” Beiras con su intervención, reprochándole su carácter académico, como si sobrara ese estilo en los debates parlamentarios, además de insistir en su legitimidad como presidente de la Xunta porque así lo decidieron los gallegos. A lo que Beiras respondió con la “vergüenza nacional” que supone tener a Feijoo como presidente, a cuyo nivel dialéctico se negó a bajar, al tiempo que recordó a Feijo quien fue Galdós, que Picasso no era catalán y que Rosalía de Castro escribió “ Cantares Galegos”, ante la confusión que, sobre esas figuras, padece Feijoo.

se plantó delante de Feijoo para reprocharle las descalificaciones recibidas mientras intervenía

Cuando ya parecía acabada la última intervención de Beiras, éste cambio de rumba al dirigirse a su escaño, y se plantó delante de Feijoo para reprocharle las descalificaciones recibidas mientras intervenía, en una escena ya vivida hace un año, y que casi le cuesta la expulsión del Pleno.

Beiras lamenta que Feijoo "agreda" al pueblo gallego en lugar de defenderlo