<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 05.02.2023

El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, realizará cambios en algunas figuras impositivas, aunque aplazará la reforma fiscal "de mayor calado" a cuando mejore la situación económica, según ha adelantado en el Debate de Investidura en el Congreso de los Diputados.

En concreto, Rajoy se ha comprometido a modificar el régimen del IVA para que autónomos y pymes no tengan que pagar el impuesto hasta que efectivamente se haya realizado sobre el cobro de las facturas correspondientes.

Además, se mantendrá el tipo superreducido en la adquisición de vivienda, pero solo si se trata de vivienda habitual y con un límite en su precio de adquisición.

Asimismo, establecerá un procedimiento de compensación autonómica similar al de la cuenta corriente tributaria para cualquier tipo de deuda reconocida por una administración pública y creará una ayuda fiscal por importe de 3.000 euros por la contratación del primer trabajador.

IMPUESTO SOCIEDADES

En Sociedades, Rajoy se ha comprometido a eliminar las limitaciones existentes en la actualidad para la aplicación del tipo del 20% a las empresas con cifra de negocios inferior a cinco millones de euros.

Ampliará hasta los 12 millones de euros la cifra de negocios que permite acogerse al régimen especial previsto para las empresas de reducida dimensión y aumentará hasta 500.000 euros el límite de base imponible al que se aplica el tipo reducido del 25%.

Por otro lado, fijará una exención por modernización de los activos fijos de las empresas, que no tributarán por las plusvalías que obtengan en la venta de sus activos fijos cuando las reinviertan.

Además, modificará la fiscalidad de los beneficios no distribuidos, de manera que los dedicados a la adquisición de nuevos activos tributen diez puntos menos que los destinados a ser distribuidos a los accionistas.

En el IRPF, mejorará la tributación de las prestaciones de los planes de pensiones y recuperará la deducción por inversión en vivienda habitual, tal y como ya había anunciado.

Según Rajoy, la política tributaria es una "herramienta de primer orden" para impulsar el crecimiento económico, por lo que su Gobierno definirá un marco fiscal de apoyo a los emprendedores, pymes y autónomos, que les permita hacer frente con mayor "facilidad y holgura" a sus obligaciones tributarias.

Algunas de estas medidas se englobarán en la Ley de Apoyo a los Emprendedores que el Gobierno enviará a la Cámara dentro de los próximos tres meses, aunque ha aplazado la reforma fiscal "de mayor calado" al momento en que se retome la senda de crecimiento.

"Están impidiendo un acceso adecuado de las entidades financieras a los mercados y, a su vez, contaminan la credibilidad de la deuda pública"

Rajoy prevé sanear balances con la venta de viviendas en manos de la banca

El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que la primera medida en el sector financiero será el saneamiento de los balances, para lo que es necesario la venta de los inmuebles terminados en manos de las entidades.

En su discurso de investidura en el Congreso de los Diputados, Rajoy ha insistido en la necesidad de completar la reestructuración del sistema financiero despejando las dudas sobre las valoraciones de determinados activos, especialmente inmobliarios.

Estas dudas "están impidiendo un acceso adecuado de las entidades financieras a los mercados y, a su vez, contaminan la credibilidad de la deuda pública", ha afirmado Rajoy.

Asimismo, ha indicado que para sanear los balances de la banca se requiere una valoración muy prudente de los activos menos líquidos, como solares y promociones inmobiliarias sin terminar.

"Estas medidas supondrán la asunción de pérdidas latentes u ocultas en los balances, por lo que es inevitable una segunda ola de reestructuraciones, con más fusiones y más necesidades de capital", ha asegurado Rajoy.

BANCO DE ESPAÑA

Además, el futuro presidente del Gobierno ha abogado por un cambio del sistema de regulación del Banco de España, que lo agilice y tecnifique "evitando las indecisiones y bloqueos que lo han caracterizado".

Rajoy prevé impulsar la culminación del proceso de reestructuración en los primeros seis meses del año, como requisito imprescindible para que vuelva a fluir el crédito a empresas y hogares y, con ello, fomentar la recuperación del crecimiento y del empleo en España.

El futuro Gobierno también prevé cambios en el modelo de regulación de las entidades tenedoras de las acciones (cajas y fundaciones procedentes de las cajas) para garantizar su independencia y profesionalidad.

Mariano Rajoy ha recalcado que el objetivo de la reestructuración del sistema financiero es que resulten entidades rentables, fiables y solventes, y que uno de los principales riesgos que se perciben en la economía española es la deuda privada que se canaliza a través del sistema bancario.

Saneará la banca, 'tocará' el IVA, Sociedades e IRPF
Comentarios