viernes. 24.05.2024
psoe
Sánchez, junto a Rubalcaba, Madina y Pérez Tapias. Foto: PSOE

Sánchez cree que el PSOE tiene que dejar los "debates endogámicos" y afrontar "de manera audaz" los problemas que tiene España

El vencedor de la consulta para la Secretaría General del PSOE, Pedro Sánchez, se ha comprometido a diseñar una Ejecutiva “integradora”, “renovada”, “un proyecto ganador” y, sobre todo, a “construir un proyecto solvente, sólido, de izquierdas, que no caiga en el populismo ni en la demagogia, que es precisamente lo que necesita España”.

En una entrevista en la Cadena Ser, Sánchez subrayó que “hemos acertado en el proceso” y la “participación masiva de la militancia va a hacer posible que la sociedad española de izquierdas se vea de nuevo reconocida en un Partido Socialista que quiere recuperar lo que siempre ha sido: una izquierda ganadora, que aspira a gobernar y a transformar y que no se contenta únicamente con protestar”.

Como primeros objetivos, Pedro Sánchez se marca hacer un partido que sea la alternativa real a una derecha que está causando muchísimo dolor con sus políticas a la sociedad española” y también “afrontar el proceso de cambio y de ilusión que nos lleve a ganar las municipales y autonómicas en mayo del próximo año”.

Máxima atención a colectivos “desamparados”

El ganador de la consulta se refirió a dos colectivos a los que no podemos dejar “desamparados”. En primer lugar, la llamada “generación perdida”, los jóvenes que han emigrado por la falta de oportunidades dentro de España, “a los que el PP no hace nada por recuperar” y a los que él quiere “dentro de España y a la vanguardia de ese cambio político, social y económico que necesita el país”. En segundo lugar, hizo referencia a la supuesta “generación olvidada”, los parados mayores de 45 años, a los que el partido de gobierno que ha quitado el subsidio de desempleo. “El PSOE va empeñarse y mucho en construir una alternativa económica sólida que, o bien de trabajo a esas personas, o bien les garantice una renta”, aseguró.

Propondrá que en noviembre se celebren primarias

Sánchez ha reivindicado su "autonomía" y la de la futura dirección del partido para tomar sus decisiones, "ordenar el calendario" y poner fecha a las primarias para elegir candidato a la Moncloa y ha avisado, de entrada, de que el otoño viene cargado de "hitos políticos con muchísima complejidad". Según ha dicho, él propondrá mantener la fecha de noviembre, pero la decisión la tomarán "entre todos" y que la "decisión última" la tiene el Comité Federal, el máximo órgano del partido entre congresos.

A su juicio, el PSOE tiene que dejar los "debates endogámicos" y afrontar "de manera audaz" los problemas que tiene España. Con todo, ha garantizado que las primarias se harán, y de hecho ha recordado que él empezó a prepararse para competir en unas primarias abiertas, pero que fue la Ejecutiva actual la que "trastocó" ese calendario.

Críticas a Podemos

Sánchez no descarta compartir propuestas con partidos como Podemos pero ha advertido de que algunas de sus medidas llevarían a España "a lo que sucedió en 1929, la Gran Depresión y a una situación de muchísima más dificultad". Especialmente ha criticado que Podemos plantee "el impago de la deuda" o que "no se rescate a bancos y se les deje quebrar". A su juicio, los "programas imposibles" pueden "quebrar la confianza y la expectativa de gente que de manera honesta confía en esas formaciones".

Coalición con el PP

El próximo líder socialista ha dejado claro que no se plantea una gran coalición con el PP en ninguna circunstancia, aunque sí dialogar y pactar con todas las fuerzas políticas, especialmente para una reforma federal de la Constitución.

Conflicto en Cataluña

En el debate soberanista en Cataluña, ha precisado que sus "líneas rojas" son "la soberanía nacional, la igualdad de todos los españoles, la solidaridad de los territorios y el reconocimiento de todos los pueblos",  y está convencido que en esos márgenes pueden entenderse "todos los partidos y crear un nuevo proyecto de convivencia que garantice la unidad de España", que a su juicio es lo fundamental.

Aspira a reforzar la relación entre el PSOE y el PSC

Además, ha dejado claro que no cree que el PSC esté en riesgo, sino que está convencido de que si el PSOE sale reforzado de este congreso "será bueno para el PSC", igual que el respaldo obtenido por Miquel Iceta  como nuevo primer secretario -85 por ciento de los votos con una participación del 47 por ciento de los militantes del PSC-. Sánchez aspira a reforzar la relación entre el PSOE y el PSC, que ha definido como "federal" y de "vasos comunicantes" y ha reivindicado el papel de los socialistas catalanes, de los que ha dicho sentirse "muy orgulloso". "Han levantado la bandera de la convivencia y la concordia y eso es lo que seguiremos haciendo ambos", ha dicho.

Propondrá a sus rivales un puesto en la Ejecutiva

Sánchez se pondrá en contacto con los que fueron sus rivales, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, a los que ha ofrecido un puesto en su Ejecutiva, para quedar con ellos, ya que el domingo por la noche sólo mantuvieron "conversaciones fugaces".

Ya ha hablado con Rajoy y el Rey

Según ha dicho, el domingo por la noche habló con el Rey Felipe VI y con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en sendas "conversaciones muy amables" en las que ambos le "desearon suerte". Sánchez ha puntualizado que no aprovechó para pedirle una reunión a Rajoy, pero que lo hará en cuanto sea elegido formalmente, en el Congreso Federal del PSOE de los días 26 y 27.

El nuevo líder socialista le pedirá al presidente del Gobierno que "cuente con el PSOE" para resolver la situación de Cataluña. A su juicio, el aún secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, será recordado por impulsar una reforma federal de la Constitución en la llamada 'Declaración de Granada', así que cree que tanto Rajoy como el presidente catalán, Artur Mas, deben dar al PSOE y al PSC "la voz que merecen y que exige la sociedad española".

Sánchez reivindica su autonomía para poner fecha a las primarias y avisa de que el...