lunes. 26.02.2024

Jáuregui advierte de que el PSOE "no apoyará" al PP si en un futuro Rajoy llega a La Moncloa y necesita al PSOE para la renovación del TCEl vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha culpado este martes al PP de la crisis en el Tribunal Constitucional ya que según ha dicho, "dos no pactan si uno no quiere" y ha añadido que "sería mejor que pasase a querer".

"Por lo que la Gobierno respecta, la renovación del Tribunal Constitucional se tendría que haber producido en tiempo y forma ojalá se hubiera producido así, pero dos no pactan si uno no quiere", ha dicho Rubalcaba en el Congreso de los Diputados. A su juicio, y a expensas de que el PSOE y el PP se decidan a presentar candidatos a la renovación del TC, si ahora "el que no quiere pactar), pasa a querer, será mejor".

CAAMAÑO DENUNCIA "LA FALTA DE LEALTAD CONSTITUCIONAL"

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha denunciado "la falta de lealtad constitucional" exhibida por el Partido Popular, que ha esgrimido una estrategia basada en la máxima "o lo que yo quiero o la nada", para bloquear la renovación del Constitucional.

Así se ha expresado Caamaño durante la presentación de un desayuno informativo con el secretario general de la Conferencia de Ministros de Justicia de Países Iberoamericanos, Víctor Moreno, celebrado en Madrid.

El ministro de Justicia ha cargado contra la posición del PP, sin mencionar el nombre del candidato Enrique López propuesto por el partido de Mariano Rajoy, y ha alertado sobre las "duras críticas" que han recibido no solo las resoluciones del alto tribunal, sino el "propio nervio de la institución".

"A quien daña de verdad no es al Gobierno, sino a España y a la democracia española", ha advertido el ministro, para manifestar que los socialistas siempre se han mostrado abiertos al consenso y que la "imposición" es lo que la Constitución "no quiere".

JÁUREGUI ACUSA AL PP DE QUERER RENOVAR EL TC A SU GUSTO

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, también se ha pronunciado sobre la crisis abierta en el Constitucional y ha acusado al PP de negarse a renovar el Tribunal Constitucional porque espera "una mayoría política que permita otro reparto" y, en este sentido, le ha advertido que entonces no contará con el apoyo del PSOE.

Jáuregui ha señalado que en la negativa del PP a renovar el TC "hay una razón política muy de fondo" porque los populares piensan: "ya llegaré yo cuando gane las elecciones y lo renovaré a mi gusto".

En este sentido, el ministro ha advertido que el PSOE "no apoyará" al PP si en un futuro Rajoy llega a La Moncloa y necesita al PSOE para la renovación del TC, que debe contar con el aval de tres quintos del Congreso. Jáuregui, además, ha responsabilizado al PP de bloquear la negociación para de esta misma estrategia dentro de esta misma estrategia política.

En cuanto a la renuncia presentada este lunes por tres magistrados del TC, que no ha sido aceptada por el presidente del tribunal, Jáuregui ha señalado que "han llamado la atención del Congreso" para que lleve a cabo la renovación pero ha negado que esta decisión produzca "caos" en el Tribunal Constitucional. "No hay caos porque siguen trabajando", ha recalcado.

Tras considerar "exagerado" que se hable de un tribunal "secuestrado", el ministro ha considerado "razonable" que en un proceso de negociación como el que ya han iniciado PSOE y PP para renovar el TC se produzcan vetos, en referencia al magistrado de la Audiencia Nacional Enrique López.

El origen de este bloqueo en el TC, ha dicho, está en el desacuerdo alcanzado en diciembre entre los dos partidos, "en gran parte porque el candidato propuesto por PP -Enrique López- no había adquirido la condición de elegible" ya que un había un "informe jurídico que imposibilitaba su nombramiento".

Ahora, ha explicado, "estamos en proceso de negociaciones diarias" con el PP para intentar llegar a ese acuerdo y, en esta línea, ha reiterado la intención del PSOE de seguir trabajando "con la mejor intención" para que esto se produzca. "Conste que esa es la voluntad", ha puntualizado.

Rubalcaba culpa al PP del bloqueo del Constitucional