domingo 17/10/21
NO TIENE “DESEO” DE RECORTAR EL ESTADO DEL BIENESTAR

Rajoy congelaría el salario mínimo y vería “difícil” rebajar la luz

El líder de la oposición cree que hay que dejar el Salario Mínimo Interprofesional como está y plantea rebajar los impuestos a las empresas, si logra alzarse con el triunfo electoral el próximo 20-N. 

El presidente del PP, Mariano Rajoy
Mariano Rajoy, presidente del PP

El presidente del PP, Mariano Rajoy, desgranó este viernes alguno los detalles de un “plan de choque”, que llevará a cabo si gana las elecciones generales el próximo 20 de noviembre. En su programa, el líder ‘popular’ renuncia a revalorizar el Salario Mínimo Interprofesional, ve “difícil” rebajar las tarifas eléctricas y fía la estabilidad de las cuentas públicas al crecimiento económico. Por el lado del gasto, Rajoy cree que hay margen para reducir el déficit público, metiendo la tijera en el gasto corriente. Y anuncia una rebaja de impuestos de un 5 por ciento para pequeñas y medianas empresas.

El líder ‘popular’ confía en cuadrar las cuentas públicas mediante la creación de empleo, aunque le parece “frívolo” fijar la fecha en que la economía comenzará a generar puestos de trabajo. En materia administrativa, Rajoy anuncia una Ley de Transparencia para que los ciudadanos sepan en qué se gasta su dinero. Algunas voces explican esta promesa de Rajoy con el intento de alejar los fantasmas desatados a raíz del Caso Gürtel, protagonizado por miembros de su partido y que ha motivado recientemente la dimisión del presidente valenciano, Francisco Camps, acusado de favorecer supuestamente a una trama corrupta, liderada por Francisco Correa, próximo al Partido Popular.

En su plan de choque, el líder ‘popular’ se compromete a establecer un techo de gasto para las comunidades autónomas y a tener listo el Presupuesto General del Estado antes del fin del mes de marzo. También afirma que eliminará un “sinfín” de organismos públicos sin utilidad, aunque evita precisar a qué entidades afectarán los recortes. En este sentido, algunas comunidades autónomas gobernadas por el PP han recibido fuertes críticas por suprimir organismos como el defensor del pueblo y otros organismos de participación social como los consejos económicos y sociales. 

Rajoy afirma que no tiene “el deseo” de recortar el Estado del Bienestar, y se muestra dispuesto a mantener el gasto en educación y sanidad. "Si crecemos y aumentamos los ingresos, las cosas cambiarán", ha reiterado, tras recordar que España ya vivió una situación parecida en 1996.

Rajoy no desvela cuál será su propuesta en materia de vivienda para acabar con el ‘stock’ de pisos sin vender, pero sí pide a los bancos que saquen al mercado las viviendas a un precio que se puedan vender. En materia de reforma laboral, el presidente del PP, cuya autoridad ha sido cuestionada por miembros de su propio partido, como la presidenta madrileña Esperanza Aguirre, se reivindica como “un hombre de cuajo” y poseedor de un “liderazgo claro”. Con estas dotes, Rajoy se muestra dispuesto, en materia laboral, a dotar de "mayor flexibilidad” a las relaciones entre trabajadores y sus patronos, y se muestra partidario de hacer más convenios de empresas, así como a promover “un contrato” que fomente la contratación indefinida y fije una "indemnización razonable".

Rajoy congelaría el salario mínimo y vería “difícil” rebajar la luz
Comentarios