Nuevatribuna

PEDRO SÁNCHEZ, A UN PASO DE LLEGAR A LA MONCLOA

El PNV anuncia su apoyo a la moción de censura con un Rajoy ausente del hemiciclo

María Dolores de Cospedal comparece ante los medios para dejar claro que Rajoy no dimitirá.

(Discurso inicial de Pedro Sánchez en la moción de censura a Rajoy)

"Creemos que respondemos a lo que mayoritariamente pide la sociedad vasca votando sí"

Aitor Esteban, portavoz parlamentario del PNV, anunció este jueves por la tarde en el Congreso de los Diputados que su grupo apoyará la moción de censura contra Mariano Rajoy que se vota este viernes y por consiguiente la investidura de Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno. "Creemos que respondemos a lo que mayoritariamente pide la sociedad vasca votando sí", ha dicho.

Minutos antes, la dirección de su partido comunicaba al PP el sentido de su voto lo que hizo cundir el desánimo en las filas populares, una bancada en la que no se vio al presidente del Gobierno, ausente en la sesión de la tarde.

Con esta decisión, Pedro Sánchez está a las puertas de convertirse en presidente del Gobierno ya que con el PNV, junto con Unidos Podemos, Compromís, PDeCAT, ERC y EH Bildu, reúne los apoyos suficientes para sacar adelante la moción de censura que requiere mayoría absoluta, esto es, 176 diputados.

Los nacionalistas han dado este paso tras escuchar al líder socialista comprometerse a gobernar con los presupuestos del Gobierno de Rajoy que contaron con el apoyo del PNV.

Poco después, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, comparecía ante los medios de comunicación en el Congreso para dejar claro que Rajoy no tiene ninguna intención de dimitir: "La dimisión de Rajoy no garantiza de ninguna manera que el PP siga en el Gobierno", ha dicho.

"LA DECISIÓN NO HA SIDO FÁCIL"

El portavoz nacionalista ha reconocido que la decisión “no ha sido fácil” y que al tomarla han tenido en cuenta dos perspectivas, la de la “ética y la política” y la de la “responsabilidad” después de conocerse una sentencia de la Gürtel, de "indudable impacto" que “ha supuesto un antes y un después ante la sociedad”.

Según ha dicho cualquiera de las dos decisiones, apoyar o no la moción, les acarreará todo tipo de “acusaciones”. Si la rechazan, los peneuvistas serían acusados de “encubridores de la corrupción”; y, por el contrario, si la apoyaban, como ha sido el caso, se les acusará de “irresponsables y provocadores de inestabilidad”, ha explicado.

Aitor Estaban ha justificado la decisión tomado por su grupo en el hecho de que un voto negativo “no traería más estabilidad”, ya que Podemos anunció su intención de presentar otra moción en caso de fracasar esta.

El portavoz del PNV también ha querido dejar claro que su decisión no responde al interés porque se mantengan las cuentas aprobadas por el Gobierno de Rajoy y ha sembrado dudas sobre la posibilidad de que puedan ser ratificadas por el Senado una vez triunfe la moción.

Esteban ha emplazado a Sánchez a consensuar una fecha para las elecciones generales y a acometer los cambios legales que incluya su programa de gobierno con “consenso”. Asimismo, le ha advertido de la dificultad que se le presenta a la hora de gobernar con 85 diputados y ha reiterado su “confianza” en que el diálogo prometido por el candidato socialista durante su primera intervención “sea cierto y no abuse de la prerrogativa y el privilegio que le estamos dando”, ha subrayado.