miércoles 1/12/21
SEGúN DENUNCIA CCOO DE MADRID

La Consejería de Sanidad no ahorrará prácticamente nada con la privatización de los seis hospitales

Lo que a juicio del sindicato demuestra que se trata de una decisión ideológica y no económica del Gobierno regional.

CCOO de Madrid quiere denunciar el carácter ideológico –no económico- de la decisión de privatizar seis hospitales. Según los propios datos de la Consejería de Sanidad en el año 2014 se abonará a las empresas adjudicatarias la cantidad de 551.573.797 euros (incluyendo el canon de arrendamiento y Laboratorio Central) por la gestión de los seis hospitales que próximamente serán privatizados. Según el Presupuesto Sanitario 2012, para estos hospitales el coste fue de 481.875.714 euros (incluyendo el canon de arrendamiento y la cápita por la gestión del laboratorio privatizado). Es decir, entre los años 2012 y 2014 los seis hospitales afectados incrementarán su coste en 69.698.043 euros anuales.

La gestión privada de estos cuatro hospitales les constará a los ciudadanos de Madrid más de 82 millones de euros anuales

Por tanto, pese a los intentos de la Consejería para retorcer las cifras que justifiquen el ahorro, este no se va a producir. Si se excluyen los hospitales de Aranjuez y Parla, en 2014 la Consejería pagará por los otros cuatro, 442.578.067 euros (el presupuesto consignado en 2012 fue de 360.623.363 euros, incluido canon y laboratorio). Es decir la gestión privada de estos cuatro hospitales les constará a los ciudadanos de Madrid más de 82 millones de euros anuales.

Por la gestión conjunta de Aranjuez y Parla, según los pliegos de condiciones, la Consejería abonará 108.995.723 euros. En 2012 la suma de los presupuestos de ambos hospitales fue de 124.252.358 euros. Este ahorro que sobre el papel sí se produce parece poco creíble, ya que ¿cómo se van a ahorrar 15 millones de euros en dos hospitales?, ¿se eliminarán servicios?, ¿los ciudadanos de Aranjuez tendrán que ir a Parla y viceversa?

La Consejería dice que a las empresas concesionarias se les descontará el canon de arrendamiento y la cápita por el laboratorio central, pero esto no supone ahorro alguno puesto que la Administración tendrá que pagar el canon a las empresas que explotan los servicios no sanitarios y el laboratorio.

Sin duda las empresas rebajarán los salarios de los profesionales e incrementarán su jornada de trabajo, lo que supondrá un recorte en las plantillas, para obtener el beneficio empresarial que buscan con esta operación. Para CCOO la ecuación que plantea el Gobierno regional es muy simple: que los profesionales ganen menos y trabajen más para que las empresas del sector sanitario, donde muchos de los políticos terminan a través de la famosa puerta giratoria, obtengan pingües beneficios.

“Está es una decisión del Gobierno que puede ser legal, pero desde luego es inmoral”

El secretario de Política Institucional de CCOO de Madrid, Manuel Rodríguez, ha manifestado que “está es una decisión del Gobierno que puede ser legal, pero desde luego es inmoral”, añadiendo que “estos datos demuestran dos cosas. Primero, que el Gobierno regional quiere camuflar con datos económicos retorcidos la decisión política de privatizar los hospitales evadiendo así su responsabilidad en la gestión y, segundo, la nefasta política que en materia de planificación sanitaria ha llevado el Gobierno del Partido Popular”.

La Consejería de Sanidad no ahorrará prácticamente nada con la privatización de los...
Comentarios