<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 08.02.2023
PREPARA CANDIDATURA PARA LA X ASAMBLEA FEDERAL

El partido de Llamazares plantará batalla a la actual dirección de Izquierda Unida

La reunión que este lunes celebró la ejecutiva no salvó los escollos para presentar una candidatura única con Cayo Lara a la cabeza. Según ha podido saber nuevatribuna.es, Izquierda Abierta ha comenzado a recabar los avales necesarios para llevar una lista alternativa. “Es el único lenguaje que entienden”, señalan fuentes de esta formación.

Las aguas bajan de nuevo revueltas en Izquierda Unida a cuatro días del arranque de la X Asamblea Federal. La ejecutiva se reunió este lunes a puerta cerrada y durante más de dos horas con el propósito de cerrar un acuerdo para una candidatura única, la liderada por el actual coordinador general de la formación, Cayo Lara. Pero el encuentro no sirvió de mucho, según fuentes asistentes, que lo tacharon de “decepcionante” y criticaron la falta de voluntad y de “resistencia brutal” de la actual dirección para respetar la pluralidad de las distintas sensibilidades que integran a la federación de izquierdas.

La dirección de IU salió con el compromiso de reunirse en lo que queda de semana con las diferentes federaciones pero el gesto no tranquilizó ni mucho menos a los críticos. Según ha podido saber nuevatribuna.es, Izquierda Abierta (IA), partido liderado por Gaspar Llamazares, ya ha puesto en marcha la recogida de avales para llevar una lista alternativa que estaría encabezada por él mismo, Montserrat Muñoz y Raúl García, miembros del Consejo Federal de este nuevo partido político que se constituyó el pasado 22 de septiembre, “es el único lenguaje que entienden”, señalan fuentes de esta formación.

Hasta el momento, IA se ha mantenido en un segundo plano haciendo aportaciones al documento final que se debatirá en el cónclave de este fin de semana y cumpliendo así el llamamiento hecho por la actual dirección. El partido de Llamazares ha puesto sobre la mesa la necesidad de cambiar el actual modelo de organización, con una “dirección colectiva” que rompa definitivamente con la hegemonía del PCE y su proceso de “constante depuración”. Un dato a tener en cuenta es que el Partido Comunista llevará el 50% de delegados a la Asamblea Federal, aunque solo cuenta con 4.400 afiliados, esto es un 20% del total de la federación.

La dirección liderada por Cayo Lara llevará a este cónclave un balance de gestión muy positivo en el que ‘presumirá’ de los logros electorales alcanzados en los últimos comicios. Desde IA no quitan valor a la gestión de la actual dirección pero también subrayan el trabajo realizado por Llamazares desde el Congreso de los Diputados. Los críticos piensan además que la actual dirección está subida en la ola de las expectativas demoscópicas y advierten de que se trata tan solo de una “burbuja” que puede explotar en cualquier momento.

Si en algo coinciden todas las sensibilidades que integran IU es en la idoneidad del momento para visualizar una alternativa de izquierdas a las políticas neoliberales que está poniendo en marcha el PP. No se trata solo de captar votos, sino de convertirse en un referente para toda esa izquierda descontenta que se queda en casa en lugar de acudir a las urnas, aducen.

Para los ‘gasparistas’ resulta de todo punto imprescindible construir una estrategia de alianzas electorales, capaz de “plantar cara” a la destrucción de los derechos sociales y de los servicios públicos, “buscar la convergencia y construir una izquierda alternativa” en la que estén todas las familias, incluido el PCE, y apostar por la celebración de primarias ciudadanas como ha hecho la izquierda italiana, según ponen como ejemplo algunas fuentes consultadas.

A lo que no parecen estar dispuestos los integrantes de Izquierda Abierta es a quedar orillados en la Asamblea Federal y de ahí su decisión de ’blindar’ su estrategia con la recogida de avales. Las conversaciones que se produzcan estos días determinarán en buena medida si IU es capaz de llevar una candidatura única, plural y federalista. La piedra está ahora en el tejado de la actual ejecutiva.

El partido de Llamazares plantará batalla a la actual dirección de Izquierda Unida
Comentarios