<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 28.01.2023
50 AñOS DESPUéS DEL ACCIDENTE NUCLEAR

El acuerdo de Kerry para limpiar Palomares: ‘top secret’

Ni se conocen los términos exactos en que se ha firmado el acuerdo ni las posibles contrapartidas que ha otorgado el Gobierno español.

fotonoticia_20151019100751_800

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, han firmado este lunes un memorando de entendimiento en el que se comprometen a lograr una "rehabilitación mayor" del entorno de Palomares y el traslado de tierra contaminada a un "emplazamiento adecuado" en Estados Unidos.

En rueda de prensa conjunta en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, Margallo ha destacado que con el acuerdo que ambos han firmado se va a "reparar un error cometido hace 50 años" y que se empezará a ejecutar "en el plazo más breve posible" con las "infraestructuras necesarias para ello". "Bien está lo que bien acaba", ha remarcado.

Aunque no ha ofrecido detalles más concretos sobre plazos de ejecución y cómo se repartirá la financiación del proceso de rehabilitación, el ministro ha asegurado que "la voluntad es hacerlo ya, cuanto antes", para que Palomares "vuelva a la normalidad" anterior al accidente. Por su parte, el secretario de Estado ha manifestado que el memorando de entendimiento marcará el camino para continuar con el "saneamiento" de la zona de Palomares.

En enero de 2016 se cumplirán 50 años del accidente de Palomares, una pedanía de Cuevas del Almanzora (Almería). El 17 de enero de 1966, un bombardero estratégico B-52 cargado con cuatro bombas termonucleares sufrió un accidente mientras repostaba en vuelo. Dos de las cuatro bombas se abrieron, ardieron y contaminaron con plutonio las tierras de Palomares. Manuel Fraga Iribarne, ministro de información y turismo de la época, se bañó ante las cámaras en sus playas para evitar rumores sobre la peligrosidad de la zona, que podrían haber afectado negativamente al turismo.

La somera limpieza realizada en aquellos días no consiguió descontaminar la zona, que quedó con varias zonas radiactivas. Hasta 2007 en que fueron valladas, todas las zonas contaminadas eran de acceso público y en ellas se cultivó y se movieron tierras, lo que constituyó un verdadero riesgo para la población local. Tras la limpieza, se obligó a muchos habitantes de la zona a firmar compromisos de que no reclamarían ninguna indemnización por los daños causados. 

Se dieron unos 180 episodios de personas contaminadas

Ecologistas en Acción pide que se compense a los vecinos de Palomares y que se haga público el acuerdo para la limpieza de las zonas contaminadas

Por otro lado, Ecologistas en Acción ha lamentado que el acuerdo sea confidencial, “lo que no nos permite saber los términos exactos en que se ha firmado y las posibles contrapartidas que ha otorgado el Gobierno español. El acuerdo no debería dejar lugar a dudas en varios asuntos fundamentales”, señala en una nota.

Francisco Castejón, portavoz de la organización ecologista, subraya que “son los EE UU quienes deben hacerse cargo de pagar la limpieza del territorio y de llevarse las tierras contaminadas, que ocuparán un volumen enorme, de unos 50.000 m3”, que previsiblemente serán trasladas a Nevada. 

“Los EEUU son responsables de ese accidente y de no haber puesto fin a esta contaminación heredada de la guerra fría. Deberían haberla solucionado sin contrapartida alguna”, añade. 

Asimismo, defiende que “se debería compensar a los habitantes de la zona por los daños sufridos en su salud, en la imagen del pueblo y en su economía y desarrollo. Han sido casi 50 años de convivencia con el plutonio, sometiéndose a análisis para ver si sufrían contaminación, con el consiguiente estrés”.

También recuerda que se dieron unos 180 episodios de personas contaminadas, cuyos efectos para la salud todavía están por determinar. 

El acuerdo de Kerry para limpiar Palomares: ‘top secret’
Comentarios