#TEMP
sábado 28/5/22
"HAY QUE MANTENER SIEMPRE LOS PRINCIPIOS"

López pide no construir "muros" que impidan "avanzar hacia la libertad"

En una entrevista ha insistido en que ETA "tiene que desaparecer y punto", sin "ningún tipo de condición ni condicionante", porque la paz y la libertad no deben tener "precio".

El lehendakari, Patxi López, ha abogado por "mantener siempre firmes los principios" ante el final del terrorismo, pero no hacer "muros que impidan el avance de la libertad en este país". A su entender, el "nuevo tiempo" exige que "todos hagamos los gestos o demos los pasos que lleven a instalar una convivencia plena".

En este sentido, ha rechazado que hablar de una política penitenciaria flexible sea "ningún pago por nada" y se ha mostrado convencido de que "todo el mundo asume que, una vez que ETA haya desaparecido, tendremos que avanzar para la convivencia y la concordia".

"Todo el mundo asume que, una vez que ETA haya desaparecido, tendremos que avanzar para la convivencia y la concordia"

"No estamos haciendo un planteamiento contra nadie ni que vaya a provocar divisiones o fracturas. Estamos haciendo un planteamiento coherente con la situación que estamos viviendo y con la que queremos vivir. Pero eso no quiere decir que construyamos un país desde el olvido. Lo que queremos es construirlo sin odios ni venganzas. Con memoria, pero que lo que hagamos se convierta en un muro que impida volver a situaciones pasadas", ha planteado.

El lehendakari ha pedido que "cada uno asumamos la parte de responsabilidad que nos corresponde, sobre todo para no impedir que las cosas avancen en la dirección que todos queremos". "Hay que mantener siempre firmes los principios, pero no podemos hacer de cosas que no son principios, muros que impidan el avance de la libertad en este país", ha subrayado.

El mandatario vasco ha opinado que "la inmensa mayoría" de la sociedad vasca tiene la convicción de que "estamos en el momento de cerrar un ciclo, el del terrorismo, y de abrir un nuevo tiempo, el de la libertad plena". A su entender, "ese nuevo tiempo exige que todos asumamos la responsabilidad que nos corresponde, que todos hagamos los gestos o demos los pasos que lleven a instalar esa convivencia plena", incluida la flexibilidad en la política penitenciaria.

"Hemos podido empezar a ver cómo será la convivencia, la vida en Euskadi sin ETA"

SIN PLAZOS

López, que ha reiterado que no pone "plazos" para el final de ETA, ha destacado que "hemos vivido el primer verano sin ningún tipo de amenaza, sin violencia callejera, sin conflictos en fiestas", de manera que "hemos podido empezar a ver cómo será la convivencia, la vida en Euskadi sin ETA".

Además, ha añadido, "el terrorismo tal y como lo conocemos ha acabado, porque no es sólo una banda que asesinaba, sino una banda que asesinaba a la vez que había un colectivo de gente que le procuraba respaldo social y connivencia. Ese respaldo público ha desaparecido definitivamente".

El presidente vasco ha afirmado que imagina "un final en el que todos los demócratas nos declaramos vencedores ante el totalitarismo y en el que todos asumimos la responsabilidad de construir Euskadi desde el respeto a la diversidad y a nuestra pluralidad".

En relación al documento que la izquierda abertzale prepara sobre las víctimas, ha advertido de que "el reconocimiento del dolor causado en este país es básico y fundamental para seguir recorriendo el camino que nos lleve a la paz y la libertad".

"Reconocer el pasado es lo que nos permitirá construir el futuro, y por tanto, igual que he lamentado profundamente que dirigentes del abertzalismo radical dijeran que no era el tiempo del reconocimiento a las víctimas, saludaré si se produce un reconocimiento claro y contundente", ha agregado López, que ha abogado por que "este país debe reconocer y entender que ha habido víctimas de violencias y de terrorismos diferentes".

No obstante, ha precisado que este reconocimiento "lo hacemos sin equidistancias, siendo justos y dando la memoria, la reparación y la justicia que cada una de ellas necesita".

"Fuera de legalización porque significaría, con el reconocimiento de la Justicia, que ese mundo está haciendo el recorrido que todos les hemos exigido"

CASO BATERAGUNE

Por otro lado, se ha referido al Caso Bateragune, en el que fueron condenados dirigentes de la izquierda abertzale como Arnaldo Otegi, insistiendo en que "la obligación de un Gobierno es respetar el Estado de Derecho y acatar todas los fallos, nos provoquen más o menos sorpresa, o generen más o menos frustración en parte de la sociedad".

Por su parte, ha dicho esperar que "la próxima sentencia acompañe a la propia sociedad". "Una sentencia positiva significaría que efectivamente hay datos que confirman que el abertzalismo radical está dando pasos para su integración en la democracia, que es lo que todos queremos. Porque el mayor triunfo de la democracia es que todos aquellos que no sólo estaban al margen sino combatiéndola se integren. La integración significa que asumen y respetan sus principios, y también sus normas y sus leyes", ha añadido.

En la misma línea, ha reiterado que "ojalá" la decisión de los tribunales sobre Sortu "fuera de legalización porque significaría, con el reconocimiento de la Justicia, que ese mundo está haciendo el recorrido que todos les hemos exigido". "Por eso, no entiendo mucho que quienes han mantenido la exigencia de que la izquierda abertzale usara las mismas herramientas en política y asumiera la democracia, se molesten cuando empieza a asumirla", ha concluido.

López pide no construir "muros" que impidan "avanzar hacia la libertad"
Comentarios