viernes 15/10/21
CONTRA EL CRITERIO DE TODOS LOS EXPERTOS

“La ministra de Fomento insiste en llevar el sistema ferroviario un siglo atrás, contra el criterio de todos los expertos”

El portavoz de Fomento y diputado por Madrid ha defendido exige la retirada del Plan de Racionalización del Transporte Ferroviario del Gobierno, dado que "contiene recortes brutales en los servicios de los trenes que afectarán a millones de ciudadanos".

El portavoz de Fomento y diputado por Madrid, Rafael Simancas, ha defendido en la Comisión de Fomento del Congreso una Proposición no de Ley en la que se pide la retirada del “mal llamado Plan de Racionalización del Transporte Ferroviario del Gobierno, dado que contiene recortes brutales en los servicios de los trenes que afectarán a millones de ciudadanos en todas las CCAA”. Una iniciativa que está firmada por diputados socialistas de todas las Comunidades afectadas y que ha sido rechazada con el voto en contra del PP.

Simancas ha asegurado que “la ministra de Fomento parece empeñada en pasar a la historia como la ministra del ‘trenecidio’ contra el criterio de los expertos en sistemas de transportes de todo el mundo, contra la política oficial de la UE, contra los discursos más comprometidos con la eficiencia en el transporte y la lucha contra el cambio climático”

El portavoz de Fomento ha lamentado que la ministra Pastor “se empeña en suprimir servicios ferroviarios para incrementar el transporte por carretera, mientras todo el mundo está empeñado en sacar coches de las carreteras y llevar viajeros a los trenes, por el camino de la eficiencia. Todo el mundo menos ella”.

El responsable socialista ha criticado que Pastor insista en “llevar al sistema de transportes español un siglo atrás, en el túnel del tiempo, para situarnos contra Europa, contra el sentido común y contra los derechos de los españoles a una movilidad eficiente. No atiende a nada. No atiende a lo dispuesto en el Libro Blanco de los Transportes de Europa que plantea una transferencia modal del 50% del transporte de carretera al de ferrocarril y no lo contrario, que es lo que está haciendo Pastor en España”.

Simancas ha resaltado que las propias recomendaciones de la UE al Plan Nacional de Reformas español “instan a optimizar las infraestructuras de ferrocarril, en las que hemos invertido tantos recursos de los ciudadanos”. Igualmente se ha referido al Plan de Infraestructuras Transporte y Vivienda (PITVI) y ha resaltado que “apuesta por el ferrocarril en términos de eficiencia en el mundo de los transportes”.

Los ciudadanos y ciudadanas de este país quieren sus trenes porque el servicio ferroviario es el servicio más eficiente, más seguro y limpio en términos ecológicos”, ha dicho. En este sentido, ha añadido que los ciudadanos interpretan que “recortar trenes equivale a dar un paso atrás en la historia del progreso y supone un riesgo grave de aislamiento y de atraso para muchos territorios”.

Sin embargo, el responsable de Fomento del PSOE ha dejado claro que “no negamos la necesidad de una racionalización en los servicios ferroviarios, pero de verdad, tanto en los contenidos como en las formas”.

Sobre los contenidos, Simancas ha criticado los criterios que se están planteando a la hora de ajustar los servicios ferroviarios y los ha resumido en dos, “nivel de ocupación de los trenes y cobertura de costes tren a tren, servicio a servicio y estación a estación”. Criterios que “no son de racionalidad y que son parciales, relativos, absurdos en muchos casos”, ha remachado.

“A día de hoy, nadie salvo la ministra sabe cuántos trenes van a quedar o cuántos trenes se van a suprimir, qué territorios se verán afectados y qué consecuencias tendrán estos recortes para millones de ciudadanos”, aseguró

Por otro lado ha reivindicado “otros tipo de rentabilidades como la social o la relativa a vertebración territorial y las posibilidades de desarrollo económico y de empleo que genera un servicio ferroviario” pues ha indicado que “no basta con la rentabilidad económica o de la explotación”.

También ha asegurado que en lo relativo a las formas “el proceso es manifiestamente mejorable” y ha denominado la estrategia del Gobierno en cuanto al recorte de trenes como “premeditada, de ocultación y de engaño” en la que “no ha habido información fidedigna ni un listado razonable de servicios a mantener, modificar o suprimir”, tanto para los grupos parlamentarios como para los sindicatos, ni a los medios de comunicación. Razón por la que ha lamentado que los ciudadanos se tengan que enterar de que un servicio se suprime o modifica, “prácticamente cuando está en la estación”.

El portavoz socialista ha hecho referencia al informe de la constructora público Ineco, habla de  “un millón seiscientos cincuenta y siete mil viajeros afectados por servicios a suprimir, más otro millón cuatrocientos mil afectados por servicios a modificar “, lo que supone que afectaría a más de tres millones de viajeros por año”. Sin embargo, Simancas ha lamentado que estén manejando cifras distintas, “ahora se habla de 3.500 operaciones semanales con un recorte de entre 500 operaciones según Renfe y de 800 según los sindicatos”. En este punto ha recordado que “el presidente de Renfe ha llegado a hablar en una misma mañana de tres millones de viajeros afectados, para después decir que sólo afectaría a 900.000 viajeros”.

Por último, Simancas ha dejado claro que la estrategia del Gobierno tiene cuatro fases. “ahorrar gastos a Fomento en las aportaciones a RENFE, legitimando un ERE en los servicios públicos ferroviarios, liberalizar de forma exprés al convertir los servicios públicos en negocios privados y la sospecha de la privatización de RENFE”. Razón por la que ha dicho que para estos fines “no cuenten con nosotros”.

“La ministra de Fomento insiste en llevar el sistema ferroviario un siglo atrás, contra...
Comentarios