miércoles 20/10/21

"El señor Garzón no ha cometido ninguna barbaridad y ustedes lo saben, quieran o no quieran”

"El señor Garzón es un buen juez en el sentido más puro de la palabra"

El abogado del juez Baltasar Garzón, Francisco Baena, ha señalado que su cliente no cometió una "clamorosa prevaricación" al autorizar las escuchas de las conversaciones que los cabecillas de la trama Gürtel mantuvieron en prisión con sus abogados sino que en todo caso incurrió en "una clamorosa equivocación" que ha provocado un proceso que, a su juicio, constituye "una clamorosa exageración".

Baena, que ha expuesto su informe definitivo de conclusiones durante algo más de una hora, ha solicitado la libre absolución de su cliente argumentando que la intervención de las comunicaciones estaba justificada por la "gravedad de los delitos investigados" y los indicios de que los abogados de los imputados colaboraban en la actividad de la trama.

Como tercer argumento, ha señalado que la autorización de las escuchas era "necesaria y pertinente" porque los "únicos" destinatarios de la medida eran los cabecillas de la red que se encontraban en prisión y no sus abogados, y el propio juez, además, ofreció el "antídoto" a esta situación al pedir en uno de sus autos que no se "vulnerara el derecho de defensa".

Tras recordar que la intervención de las comunicaciones fue "compartida, asumida y no impugnada" por la Fiscalía, el "instituto de la imparcialidad", ha rechazado lo que ha denominado como "privilegios de toga" y ha advertido que el "derecho de defensa no puede ser expansivo" porque "no es un chicle". "El señor Garzón no ha cometido ninguna barbaridad y ustedes lo saben, quieran o no quieran -ha aseverado-. El señor Garzón es un buen juez en el sentido más puro de la palabra".

"UN CASO ÚNICO EN LA HISTORIA"

Baena, que ha empleado un tono muy vehemente en toda su exposición, ha denunciado que los tres procedimientos contra el juez constituyen "un caso único en la historia de la judicatura". "Es singular que un juez español, en el plazo de tiempo que va de febrero a octubre de 2009, soporte ni más ni menos que tres querellas por el mismo delito, por el delito que más hiere en el corazón a un juez", ha señalado.

En esta línea, ha denunciado que el auto de apertura de juicio oral dictado por el magistrado Alberto Jorge era "una reproducción mimética" de la calificación que hizo el abogado de Francisco Correa, José Antonio Choclán, y que la causa por investigar los crímenes del franquismo se ha dejado "en stand-by" durante meses para que "el caso Gürtel pasara por delante".

En su intervención, en la que ha asegurado que Garzón no ha comparecido dando "gestos de bravura" porque le consta que "está sufriendo", el letrado del juez también ha lamentado que el procedimiento haya finalizado en la celebración de esta vista oral. "Cuando se juzga a un juez se está juzgando a la Justicia. y bastantes granos tiene ya la Justicia para que los aumentemos", ha dicho.

"NECESITO CREER EN VOSOTROS"

Baena, que ha comenzado su intervención recordando a su padre y confesando por sus venas corre "sangre de judicatura", también ha asegurado que en 40 años de profesión nunca había tenido que plantear la recusación de dos magistrados, como en esta causa, a pesar de lo cual ha manifestado su "auténtica admiración" por los integrantes del tribunal.

"De sus resoluciones este letrado ha podido mejorar lo poquito que sabe", ha dicho poco después de reconocer la importante labor que desarrollan los jueces en una democracia. "Yo necesito levantarme creyendo en la justicia, creyendo en vosotros, creyendo que son fundamentales en un Estado de Derecho", ha dicho.

"El señor Garzón no ha cometido ninguna barbaridad y ustedes lo saben, quieran o no...
Comentarios