<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 25.09.2022

Zapatero replica al "váyase" de Rajoy reprochándole su "falta de valentía"

Debate tenso el que se celebra en el Congreso de los Diputados sobre la marcha de la economía y que, por lo demás, ha aportado pocas: el presidente ha ofrecido un pacto a los demás grupos y ha repasado las medidas de su gabinete y el líder del PP ha hecho un relato catastrofista de la situación para la que no ve otra salida que un cambio de Gobierno.
NUEVATRIBUNA.ES - 17.2.2010

La oferta de pacto de José Luis Rodríguez Zapatero al resto de las fuerzas políticas para hacer frente a la crisis ha chocado, una vez más, con el desprecio del PP cuyo líder, Mariano Rajoy, se ha limitado a hacer un repaso de los males que afectan a nuestra economía, empezando por el paro, sin poner sobore la mesa una sola propuesta. Rajoy sigue guardando celosamente en el cajón el plan para sacar a España de la crisis que, según dice, tiene pero que nadie conoce a día de hoy. A pesar de todo, asegura estar preparado para gobernar por lo que ha ofrecido al presidente del Gobierno tres alternativas: que disuelva las Cámaras y convoque elecciones, que se vaya y deje paso a un sustituto o que rectifique su política. Las 'sugerencias' del líder de la oposición han sido recibidas con sonrisas por la mayoría de los diputados y con aplausos enfervorizados de su grupo que le ha jaleado, al finalizar su intervención, como si acabara de ganar una moción de censura contra el Gobierno.

Y eso, la moción de censura, es precisamente lo que le ha reclamado el presidente en su réplica. Zapatero ha respondido con un "¡Vaya falta de valentía! Pedir a mis compañeros de grupo que me releven. Tenga el valor de presentar una moción de censura". A lo que Rajoy ha contestado a su vez, en la contrarréplica, que "es la primera vez que un presidente del Gobierno invita a que le presenten una moción de censura". Él lo descarta, de momento, como se desprende de lo que ha dicho a continuación: "Si yo tuviera los votos necesarios para presentar una moción de censura, tenga la seguridad de que usted no estaría sentado ahí".

Previamente, en su primera intervención, Zapatero ha vuelto a hacer un repaso de las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo y ha ofrecido a los partidos políticos negociar un acuerdo de cuatro puntos que debería cerrarse en un plazo de dos meses. Para ello, ha designado una comisión encabezada por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado y los ministros de Fomento e Industria, José Blanco y Miguel Sebastián, respectivamente. No estará en la comisión el titular de Trabajo, Celestino Corbacho, a pesar de que la reforma laboral es una de las grandes prioridades que el Ejecutivo debe abordar en la mesa del diálogo social. Los cuatro puntos en los que debe fundamentarse el pacto son: medidas para mejorar la competitividad de la economía española y fomentar la creación de empleo; política industrial para impulsar la renovación del modelo productivo; cumplimiento del plan de consolidación fiscal para asegurar la reducción del déficit público y la reforma del sistema financiero (estabilidad, morosidad y acceso al crédito).

El jefe del Ejecutivo ha fijado el plazo alegando que la tramitación del proyecto de Ley de Economía Sostenible, para acordar los temas en él contenidos o para abrirlo a otros nuevos, confiere un marco, el parlamentario, y un horizonte temporal, el de la tramitación legislativa, que "nos induce a concluir los acuerdos en un periodo no superior a los dos meses". Es necesario extender los acuerdos y ampliar el consenso", ha afirmado y ha añadido que "el Gobierno lo pide y lo ofrece" con su "mejor voluntad a todos los grupos de esta Cámara".

LAS CONDICIONES DEL PP

Mariano Rajoy ha replicado a la oferta que el pacto no será posible si no se cumplen dos condiciones: que anuncie que deja sin efectos las subidas de impuestos; que se ponga en marcha la decisión de no exigir el pago de IVA hasta que la factura esté cobrada; que esté dispuesto a acometer más reducción del gasto público del que ha anunciado y que suprima altos cargos, en cumplimiento de la propuesta aprobada por el Parlamento para disminuir su número en un 25%. Para el líder del PP, todos estos pasos son los que permitirían a Zapatero recuperar la credibilidad que, a su juicio, "está bajo mínimos".

Por otra parte, Zapatero ha avanzado que la economía volverá a crecer en el primer semestre de 2010 y a crear empleo neto a finales del presente ejercicio, por lo que "aún se seguirá destruyendo empleo durante algunos meses". En relación a los datos del PIB del cuarto trimestre conocidos este miércoles, que arrojan un descenso de la economía del -0,1% en términos intertrimestrales, el jefe del Ejecutivo ha indicado que "cumplen con las previsiones" del Gobierno y demuestran que "la fase más aguda" de la crisis tuvo lugar entre el último trimestre de 2008 y el primero de 2009. A partir de entonces, ha señalado, la situación ha caminado lentamente hacia un menor deterioro, que "apunta claramente" hacia la recuperación.

Entre los anuncios del presidente, cabe destacar el plan de lucha contra el fraude y la economía sumergida que se aprobará el próximo 5 de marzo. Para lo que queda de este mes, Zapatero ha adelantado que la Ley de Mediación y Arbitraje se aprobará el 19 de febrero, mientras que el plan de promoción de la industria social y la Ley de protección del medio marino quedará para el 26 de febrero. El Gobierno también prevé presentar la Ley de Ciencia de tecnología y la innovación el 12 de marzo, y para finales de ese mes, el 31 de marzo, el plan de racionalización de la Administración General del Estado.

En cuanto a la Comisión Interministerial de Política Industrial, adelantada este martes por el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, Zapatero ha dicho que se creará el próximo 18 de marzo, con el fin de presentar un "diagnóstico" de la situación del sector y para identificar sus principales retos de cara a los próximos 10 años. Para lo que no ha fijado fecha es para la aprobación del proyecto 'estrella' del Gobierno, la Ley de Economía Sostenible, aunque confía en que se acometa "en el menor tiempo posible".

LA PAZ SOCIAL NOS LLEVA "A LA RUINA"

El portavoz parlamentario de CiU, Josep Antonio Duran i Lleida, ha reclamado al presidente del Gobierno que lidere el Pacto de Estado en política económica para evitar que la crisis económica sea "sólo motivo de confrontación política", que es lo que sucede ahora. Duran le ha agradecido que haya abierto una nueva perspectiva "y me alegro de ello" -ha afirmado- "pero todos tenemos el compromiso de pasar de las palabras a los hechos".

El portavoz de CiU ha hecho especial hincapié en la necesidad de una reforma del mercado laboral que en la actualidad "condena a nuestros hijos a un trabajo precario y a vivir subvencionados por los poderes públicos". Por eso, ha instado al presidente a que abandone el "discurso de que nadie va a perder sus derechos sociales", que en su opinión es "pan para hoy y hambre para mañana", y le ha pedido que "piense más en las futuras generaciones que en las futuras elecciones". La obesión por mantener la paz social, he llegado a señalar, puede llevar "al país a la ruina".

El PNV, a través de su portavoz, Josu Erkoreka, ha coincidido con el PP al cuestionar el liderazgo del presidente para afrontar las medidas para salir de la crisis, y le ha acusado de "vacilar" entre 'abrir los ojos' o seguir con los ojos cerrados. Erokoreka se ha referido a la la desconfianza de los mercados financieros hacia la solvencia de la deuda española de hace dos semanas, que a su juicio refleja la falta de credibilidad de la política económica del Ejecutivo. "Le han dicho que no se fían de usted", ha sido su conclusión. "Podemos abrazarnos a la demagogia progresista e ignorar los mercados, pero éstos existen y siguen gozando de un inmenso poder a la hora de poner y quitar credibilidad a loas agentes económicos", ha añadido y ha exigido a Zapatero que "ponga el cascabel al gato, que para eso es el presidente del Gobierno".

"SE HAN TRASPASADO TODAS LAS LÍNEAS ROJAS"

Y si para la derecha parlamentaria el discurso del Gobierno es "demagógicamente progresista", para la izquierda es preciso corregir el rumbo que le ha llevado a tomar medidas "de derechas" en materia laboral y de pensiones. Para el diputado de IU Gaspar Llamazares, el presidente ha ido al Congreso con un "plan C" en el que traspasa todas las "líneas rojas", con propuestas de "cirugía de guerra" para lograr el respaldo de CiU pero que no "convencen" al resto de la Cámara. Llamazares le ha advertido de que no podrá contar con IU ni con ICV en un acuerdo que plantea como premisa ampliar la edad de jubilación y recortar las pensiones y que compromete el desarrollo económico con el recorte del gasto público mientras no toca la injusticia fiscal en España ni se atreve a abordar la reforma importante del sistema financiero por el "chantaje" de los poderes económicos.

En materia de pensiones, el portavoz de ERC, Joan Ridao, ha criticado al Gobierno por proponer un acuerdo "sin anestesia", en lugar de propiciar un tránsito reformista. En su opinión, las propuestas para una reforma laboral "parecen positivas, pero llegan tarde", a lo que ha añadido que "la única línea roja que existe es centrar el problema en la elevada rotación del mercado de trabajo y no reducirlo a los costes del despido, como dice la patronal".

El representante del BNG, Francisco Jorquera, ha reprochado al Gobierno que haya bastado un mes "de pánico" y que Bruselas haya "apretado" las tuercas al Gobierno socialista para que haya "rectificado" en sus medidas, aunque ha lamentado que el Ejecutivo haya optado por una reducción del gasto público que equivaldrá a "quitar la gasolina" a la economía, y le ha pedido que actúe contra los "especuladores". También le ha reclamado que "reconsidere" la subida del IVA.

A la portavoz de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, lo que le parece censurable es que no se haya alcanzado ya un pacto. Los ciudadanos -ha dicho- no lo entienden: "No lo entienden, señor Rodríguez Zapatero, señor Rajoy. No entienden su sordera y su cerrazón. No entienden sus juegos de 'ping-pong', su falta de un mínimo margen de confianza mutua.

Para la diputada de UpyD en la Cámara Baja, Rosa Díez, lo prioruitario es que Zapatero convoque elecciones anticipadas al alertar de que "se han perdido dos años" para tratar de salir de la crisis: "Los españoles tienen derecho a salir de la crisis y a pedir a un Gobierno que se comprometa, se anticipe a los problemas y deje de echar la culpa a los demás".

Carlos Salvador, por UPN, ha incidido en que si no hay acuerdo sobre el diagnóstico de la situación va a ser imposible alcanzar un pacto para la salida. Y la diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, ha defendido que frente a la crisis es necesario un Pacto para el cambio del "modelo productivo" en un momento en que en la calle "hace frío" por la destrucción de empleo y que hay que hacer frente al "cáncer" de la economía española, que es el sistema financiero español, "acuciado" por una dependencia hipotecaria cifrada en 350.000 millones de euros por la Asociación Hipotecaria Española.

> PDF: Intervención de Zapatero
> PDF: Intervención de Rajoy

Zapatero replica al "váyase" de Rajoy reprochándole su "falta de valentía"
Comentarios