martes. 18.06.2024
NUEVATRIBUNA.ES - 15.04.2009

El secretario de estado de Economía, David Vegara, constató hoy la existencia de algunos elementos que “empiezan” a apuntar a una “estabilización” de la situación económica en la primera aparición del ‘hombre fuerte’ de Solbes después de que el miércoles comunicara su decisión de abandonar el Gobierno. Asimismo, Vegara descartó que se marche despechado porque no ha sido nombrado ministro de Economía. “La teoría del despechado sólo la pueden sostener quienes no me conocen”, afirmó.

Además, el todavía secretario de estado de economía, David Vegara, dijo que será él quien comparezca ante la prensa para explicar los datos del la encuesta de población activa (EPA), cuya publicación está prevista por el INE el próximo 24 de abril. Por tanto, el relevo de Vegara no se producirá al menos hasta dentro de diez días, un calendario que cuadra con el plazo de un mes dado por la nueva ministra Salgado para encontrar a un sustituto a Vegara.

En su comparecencia para explicar los datos sobre inflación, Vegara defendió a la nueva ministra de Economía, Elena Salgado, y afirmó que el hecho de dudar de su capacidad le parece un “disparate”. “He trabajado muy a gusto con ella”, insistió, tras recordar el paso de Salgado por los ministerios de Sanidad y de Administraciones Públicas, antes de convertirse en vicepresidenta segunda y ministra de economía, tras los cambios aprobados por Zapatero la pasada semana.

”ESTAS COSAS SIEMPRE CUESTAN”

Respecto a su futuro, Vegara explicó que no sabe a qué se dedicará a partir de este momento y añadió con ironía que en este sentido “algunos tienen incluso más información que yo”, en referencia a la información publicada al respecto.

Vegara recalcó que su dimisión se debe a motivos personales, sin otras precisiones más allá de que, con su marcha, pretende “recuperar un espacio en lo personal, que es razonable”, dijo.

Algunos voces afirman que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió a David Vegara que se quedara, integrándose en el nuevo equipo dirigido por Elena Salgado. En este sentido, David Vegara no desmintió hoy esta información y, a la pregunta de si le costó comunicar su marcha a Zapatero, Vegara respondió que “estas cosas siempre cuestan”.

En cuanto al ‘cambio de ritmo’ con el cual Zapatero ha justificado la remodelación del Gobierno, Vegara defendió sus cinco años de gestión en los cuales, dijo, “hemos trabajado a tope”, si bien admitió que le parece “lógico” que el presidente haga los cambios que “considere precisos”.

Respecto a los síntomas de recuperación económica, Vegara coincidió en el optimismo mostrado por el presidente de EEUU, Barack Obama, quien ha apuntado que existen señales sobre el inicio de la mejoría de la actividad. En este sentido, el secretario de estado español consideró que hay “elementos que empiezan a apuntar a una estabilización de los datos”. Además, precisó que ha constatado estos síntomas de mejoría tanto en la “economía europea”, como en la española.

MODERACIÓN EN LOS SERVICIOS

El secretario de Estado de Economía descartó el riesgo de deflación en España, a pesar de que la inflación se ha situado por primera vez en la historia en tasas negativas, al caer un 0,1 por ciento en el mes de marzo. “La deflación es una caída persistente y generalizada de los precios”, recordó el dimisionario David Vegara.

En cuanto a la inflación, Vegara afirmó que la caída de precios de un 0,1 por ciento que se ha producido en el mes de marzo respecto al año anterior se debe a la caída de los precios de la energía y de los alimentos. El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2 por ciento en marzo respecto al mes anterior, ocho décimas menos que en febrero. Hace un año, la tasa de inflación se situaba en el 4,5 por ciento este mismo mes.

La caída de ocho décimas en un solo mes en el índice de precios se debe a la moderación del precio de carburantes y combustibles (-0,4%), de los alimentos (-0,2%) y de los servicios (-0,2 por ciento), informó.

Para Vegara, la caída en el precio de los Servicios es “una buena noticia”, ya que es un sector tradicionalmente inflacionario que “afecta a la competitividad”, precisó. “El mercado está respondiendo, pero aún tenemos trabajo que hacer”, añadió al referirse a un sector como el de Servicios que “explica el diferencial” con la zona euro, añadió.

La inflación subyacente, que excluye los elementos más volátiles, como la energía y los alimentos no elaborados, redujo su tasa de crecimiento tres décimas hasta el 1,3 por ciento. Preguntado sobre si este es un síntoma deflacionario, Vegara descartó este hecho. Aunque la inflación subyacente excluye los alimentos frescos, sin embargo, una caída en esta rúbrica afecta indirectamente a la inflación subyacente, al ser la materia prima con que se elaboran los alimentos elaborados.

Vegara dice que no se va “despechado” aunque elude explicar su marcha