jueves. 23.05.2024

Toxo y Méndez alertan del riesgo de "fractura social" por las pensiones

Los secretarios generales de CCOO y UGT atribuyen a las presiones de los mercados financieros lo que algunas fuerzas políticas, como Izquierda Unida, han bautizado como el "volantazo" del Ejecutivo hacia posiciones conservadoras que se plasman en la propuesta de reforma de las pensiones aprobada por el Consejo de Ministros.
> CALENDARIO DE MOVILIZACIONES
NUEVATRIBUNA.ES - 23.2.2010

En declaraciones a la Cadena SER, Ignacio Fernández Toxo ha asegurado que "el mensaje a los mercados internacionales ha generado alarma" y ha considerado que tanto con el plan de austeridad como con la propuesta de las pensiones el Gobierno ha dado "un giro importante". Cándido Méndez ha añadido que a Zapatero "lo están empujando a que cambie de caballo a mitad de la corriente. Debería ser más decidido dentro de Europa, dar una batalla y explicar el déficit corriente y separarlo de los gastos especiales". "La paz social es patrimonio de todos y responsabilidad de todos. Nosotros no somos los que rompemos la paz social ni queremos hacerlo en el futuro. Eso va a depender mucho de las propuestas y posiciones del Gobierno", ha añadido el dirigente de UGT.

Los sindicatos dudan además de la voluntad de consenso del gobierno: "La propuesta del Gobierno era muy desacertada, la base debería ser el acuerdo en vigor que tenemos, no se pueden olvidar, el debate es siempre cómo recortar gastos. En España si aumenta la tasa de empleo de mujer y mejoran sus salarios se pueden mejorar los ingresos", ha señalado Méndez. "Desde 1967 hasta el 2000 las construcciones han sufragado demasiados gastos ajenos. El conjunto de la sociedad les debe dinero al sistema contributivo, por qué se han usado ese dinero para eso".

A pesar de todo, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez apuestan por el diálogo. A la pregunta de si hay rupura, Méndez ha contestado: "Lo que se pone en evidencia es la realidad, si hay una propuesta del Gobierno equivocada como lo de la jubilación, nosotros nos oponemos. En otras cuestiones seguiremos negociando, si la propuesta fuese decisión sería otra cosa. Toxo daba la réplica. "Yo espero que no, el Gobierno está en una inflexión de su política, como su plan de austeridad, de ahí se deducen cosas que muestran las dificultades de mantener las prestaciones sociales. La CEOE nos dijo ayer que el conjunto de los países están endeudados al 100%, España no llega al 60%. Hay riesgo de fractura social".

Ambos dirigentes sindicales han recordado que el sistema de 'jubilación flexible' (que permite prolongar la vida laboral más allá de los 65 años voluntariamente y con incentivos de más pensión), en vigor desde hace unos años, fue apoyado por el Gobierno, los agentes sociales y los Grupos Parlamentarios, por lo que Méndez consideró que, si ahora el Ejecutivo socialista propone ampliar la edad legal de retiro, es que "no cree ni siquiera en lo que firma".

Sobre la reforma laboral, Toxo ha señalado el cambio de enfoque: "Las expresiones han cambiado, no son necesarias muchas de las cosas que piden y no van a generar empleo. La reforma no puede llevar retroceso en derechos de los trabajadores. La sociedad sabe que el empleo se va a seguir deteriorando aunque mejore la economía. Tengo serias dudas de que se pueda generar empleo neto en 2010. Hay medidas que se pueden aplicar ya, programas de empleo para jóvenes y parados de larga duración o recortes en la jornada laboral".

Preguntado por el contrato indefinido de fomento del empleo (indemnización por despido de 33 días frente a los 45 de los indefinidos ordinarios), contrato cuyo uso quiere ampliar el Gobierno, Méndez ha recordado que fue un contrato pactado por los agentes sociales en 1997, que ahora no se utiliza mucho y que tiene tutela judicial, lo que no ocurre, ha denunciado, con esos otros contratos que se quieren crear.

Los líderes sindicales han puesto nota a los empresarios, los bancos y la oposición por su actitud ante la crisis. Los empresarios suspenden con un "mal", los bancos con un "fatal" y un "horrible" y la oposición con un "no sabe por dónde va". Al Gobierno, por su parte, le otorgan un "regular" o, como ha dicho Méndez, un "ni fú ni fa".

MOVILIZACIONES CONTRA EL 'PENSIONAZO'

Estas declaraciones se producen tan sólo unas horas antes de que los sindicatos CC.OO. y UGT se manifiesten hoy en Madrid, Barcelona y Valencia para protestar contra la reforma de las pensiones propuesta por el Gobierno. Es el primer acto de protesta de los sindicatos desde que José Luis Rodríguez Zapatero llegó al Palacio de La Moncloa y los sindicatos esperan que sean "multitudinarios y masivos". Se enmarcan en un calendario de movilizaciones que comenzó ayer, 22 de febrero, y finalizará en torno al 6 de marzo. La campaña prevé en torno a un centenar de actos en toda España y dentro del programa se incluyen manifestaciones en todas las capitales de provincia, así como en las localidades más importantes.

En Madrid, la manifestación será hoy a las 19.00 horas, desde la plaza de Neptuno hasta la Puerta del Sol. A ella asistirán los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente. Además de Madrid, Barcelona y Valencia, esta tarde también habrá manifestaciones en Oviedo, Girona, Lleida, Tarragona, Ceuta, Logroño, Alicante y Castellón, mientras que la comunidad andaluza celebrará mañana la suya, Baleares lo hará el día 26 y Bilbao el día 27. El resto de actos están previstos ya para el mes de marzo.

Mediante estas movilizaciones, los sindicatos expresarán su rechazo a la intención del Gobierno de alargar la edad de jubilación hasta los 67 años desde los 65 años actuales y a la unilateralidad con la que hicieron público su documento de propuestas el pasado 5 de marzo. Los sindicatos confían en propiciar un giro para que la reforma de las pensiones no camine por estos derroteros. Por lo pronto, todos los Grupos Parlamentarios, salvo el PSOE, han reprochado al Gobierno que haya "condicionado" la negociación al presentar una propuesta que han calificado de "unilateral e inoportuna".

Frente a las tesis del Gobierno, el manifiesto que CC.OO. y UGT defenderá en las manifestaciones convocadas pide favorecer y mejorar la figura de la jubilación flexible, de modo que, manteniendo la edad legal de jubilación a los 65 años, los trabajadores puedan elegir voluntariamente entre anticipar o retrasar la edad de jubilación. Asimismo, piden mejorar la financiación del sistema de pensiones, culminando el proceso de separación de fuentes y mejorando el salario mínimo interprofesional, aumentar las pensiones mínimas y adoptar medidas que fomenten la permanencia de los trabajadores de más edad en el mercado de trabajo.

Por otro lado, tanto CC.OO. como UGT descartan por el momento convocar una huelga general, con lo que las manifestaciones de mañana no serán a priori la antesala de una movilización más masiva. Así, desde UGT confían en que con las manifestaciones en defensa del sistema de pensiones sea "suficiente" y no haya que recurrir a otro tipo de movilización. Por su parte, CC.OO. considera que "no hay empleos en la huelga general" y que éstos "los genera la actividad económica", por lo que "no está en el escenario de las reflexiones del sindicato" en estos momentos.

Toxo y Méndez alertan del riesgo de "fractura social" por las pensiones