#TEMP
viernes 20/5/22

Solbes envidia a Bermejo

El vicepresidente segundo y ministro de Economía pide a la banca que reconozca pérdidas y busque apoyo público. En el PP, no se fían de ‘Mafo’.
AGENCIAS / LUIS MARTÍNEZ | 23.02.2009

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, admitió el lunes que envidia al hasta hoy ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que presentó su dimisión, por ser ya un "ex ministro".

Así lo puso de manifiesto en un almuerzo organizado por ABC, donde consideró que la decisión de Bermejo responde a motivos personales y no políticas, tras descartar que la dimisión pueda generar una crisis de Gobierno.

El vicepresidente explicó que Bermejo ha dimitido porque ha considerado conveniente hacerlo para no generar mayores dificultades ante la percepción de algunos elementos.

PIDE A LAS ENTIDADES QUE SANEEN BALANCES

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, consideró necesario despejar "toda duda" sobre la solvencia de las entidades financieras en un momento como el actual, por lo que apostó por reconocer pérdidas y sanear balances "con apoyo público si es necesario".

Según Solbes, la crisis, lejos de remitir, se ha intensificado en los últimos meses, como demuestra el colapso de la demanda y el retraimiento del crédito.

IU PIDE LA DIMISIÓN DEL PRESIDENTE DE CAJA CASTILLA LA MANCHA

Por su parte, Izquierda Unida considera que el presidente de Caja Castilla-La Mancha (CCM), el socialista Juan Pedro Hernández Moltó, debería presentar su dimisión por la gestión de la entidad, que tiene un "un agujero que Unicaja cifra entre los 1.000 y los 3.000 millones de euros".

El coordinador regional de IU, Daniel Martínez, considera también que el Gobierno de Castilla-La Mancha debe mantenerse al margen de las negociaciones de la posible "absorción" de CCM por la caja andaluza para que sea el Banco de España el que vele por el proceso.

Además, Martínez entiende que para sanear CCM será necesario echar mano de dinero público porque si se acude solo al Fondo de Garantía de Depósitos -dotado con seis mil millones de euros- dejaría sin provisión a otras cajas que tuvieran que sanearse también.

EL PP NO SE FÍA

Por su parte, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, aseguró que no confía en el Banco de España ni en sus máximos responsables, empezando por el gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ante la respuesta a la "crisis bancaria" a través de la reestructuración del mapa bancario español, ya que considera que está auspiciando fusiones entre cajas de ahorro "diseñadas desde Ferraz", y sin "testar" a su formación.

En un encuentro informativo en la sede nacional de los "populares", Montoro recordó el "perfil político" de Ordóñez y remarcó su rechazo a las operaciones de este tipo impulsadas para beneficiar a los Gobierno autonómicos socialistas, al tiempo que advirtió al Ejecutivo socialista de que el PP "no quiere chauchadas como en el caso de la financiación autonómica".

En este sentido, reveló que el subgobernador del supervisor, José Viñals, le telefoneó el pasado viernes para comunicarle que la fusión entre Unicaja y Caja Castilla-La Mancha (CCM) "está en marcha", pero que no le facilitó ninguna explicación más. "Cómo vamos a confiar en el Banco de España", incidió.

El dirigente "popular" abogó por una intervención del Banco de España para "sanear" las entidades con problemas antes que por "recapitalizaciones" a través del Fondo de Garantía de Depósitos y el Fondo de Garantía de Inversiones. Así, recordó que las palabras de esta mañana del presidente del BBVA, Francisco González en este sentido son un mensaje más que refuerza la urgencia para que actúen las autoridades económicas.

Montoro recalcó que no es contrario a las fusiones bancarias, siempre que se produzcan en un marco de "normalidad entre empresas" y haya transparencia, por lo que rechazó frontalmente que el PSOE las organice "mangoneando desde Ferraz" con "tiro soviético". "La manera de abrir el melón no puede ser más inadecuada", señaló.

El coordinador económico del PP recordó que este miércoles Fernández Ordóñez comparecerá en el Congreso de los Diputados para explicar la situación del sistema financiero español, un día después de que lo haga el secretario de Estado de Economía, David Vegara, quien presentará los resultados de las medidas de apoyo del Gobierno al sector financiero.

En este sentido, denunció que Vegara acudirá a sede parlamentaria sin haber remitido los informes previos del Banco de España que tenía que haber hecho llegar ya a los diputados, y exigió que al menos facilite la lista completa de las entidades beneficiadas por el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) y los avales del Estado.

Por otro lado, Montoro recuperó la polémica suscitada la pasada mañana por las palabras del secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, que apuntaban a la pertinencia de invertir el Fondo de Reserva de la Seguridad Social en deuda bancaria.

Así, tras reiterar el rechazo de su formación a esta posibilidad, insistió en que generaría más deuda pública y más déficit al Estado, e incluso llegó a proponer que el Fondo se dedique "exclusivamente" a comprar deuda nacional y "deshaga sus posiciones" en bonos y letras de otros Estados. "No podemos remediar el déficit de otros países endeudándonos", remachó.

Solbes envidia a Bermejo
Comentarios