lunes. 17.06.2024

Sólo las pensiones mínimas se salvan, por ahora, del 'tijeretazo' en los Presupuestos

Los Presupuestos para 2011, calificados de "austeros" y a la vez "sociales" por el Gobierno, incluyen una subida del IRPF para las rentas más altas con el incremento del tipo máximo al 45%, la supresión de la deducción por compra de vivienda y la consolidación de la rebaja del 5% en los salarios de los funcionarios aplicada desde el mes de junio.
> Apenas 100.000 afectados por la subida del IRPF
NUEVATRIBUNA,ES / AGENCIAS - 24.9.2010

El proyecto de Ley de Presupuestos, que ha aprobado el Consejo de Ministros, establece que las pensiones mínimas subirán el próximo año una media del 1%, ya que estas prestaciones no están afectadas por la congelación aprobada para 2011 por el Gobierno. Se calcula que unos cuatro millones de pensionistas se beneficiarán de la medida, a la que habrá que sumar la compensación y posterior consolidación en nómina de la desviación del IPC de este año en caso de que la inflación interanual del próximo mes de noviembre supere el 1%, que era el objetivo de precios para 2010.

El resto de pensiones, que sí están afectadas por la congelación, no experimentarán subida alguna en 2011, salvo la derivada de la desviación de precios de este año. Es decir, que los pensionistas que no perciben prestaciones de mínimos notarán en su nóminas del próximo año que se les ha subido la pensión, pero sólo como resultado de la desviación de precios de este año.

En caso de que en noviembre de 2011, la inflación interanual se situara por encima del 1%, los pensionistas de mínimas sí serían compensados por la desviación de precios, pero sólo ellos, pues el resto de pensionistas, al no haber experimentado subidas en su prestación como consecuencia de la congelación, no recibirán compensación alguna.

Por lo demás, el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011 incluye un recorte del gasto no financiero del 7,9%, superior al previsto en junio, del 7,7%, hasta los 122.022 millones de euros frente a los 122.256 millones iniciales, sin contabilizar la financiación de las administraciones territoriales.

SE CONSOLIDA LA CONGELACIÓN SALARIAL PARA LOS FUNCIONARIOS

Las cuentas contemplan la congelación de las retribuciones del personal al servicio del sector público, con lo que se consolida la rebaja del 5% en los salarios de los funcionarios aplicada desde el mes de junio, y la reducción de la oferta pública de empleo, con una tasa de reposición del 10%. La reducción del gasto para los ministerios es del 16%, aunque se libran las partidas de Investigación y Desarrollo y Educación puesto que "son fundamentales" para consolidar "un nuevo modelo económico más resistente a la crisis". En conjunto, los gastos de funcionamiento del Estado, excluidos los destinados a procesos electorales, descenderán un 6,7%.

En el capítulo de ingresos, el Gobierno prevé que alcancen los 106.020 millones de euros en 2011, una vez descontada la participación en la recaudación de las administraciones territoriales. Según Salgado, "van mejor de lo esperado", aunque admite que las medidas fiscales para 2011, que recogen una subida del IRPF para las rentas más altas (incremento del tipo máximo al 45%), no tendrán una influencia significativa en la previsión de ingresos.

SUPRESIÓN DE LA DEDUCCIÓN POR COMPRA DE VIVIENDA

El Gobierno prevé ahorrar hasta 200 millones de euros en 2011 con la supresión a partir del 1 de enero de la deducción por compra de vivienda habitual para los contribuyentes con base imponible igual o superior a 24.170,20 euros. Esta medida en materia irá acompañada de la equiparación de los límites de la deducción por alquiler de vivienda a los de la deducción por adquisición de vivienda habitual.

Además, los Presupuestos recogen un incremento del 50% al 60% de la reducción de las rentas de arrendamiento de viviendas para los propietarios y se reduce de 35 a 30 años la edad del arrendatario a efectos de aplicar la reducción del 100%.

El Gobierno ha decidido aplazar la entrada en vigor de la ampliación a un mes de los permisos por paternidad por "una cuestión económica", conforme ha anunciado la vicepresidenta Segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, quien ha cifrado en 200 millones de euros el "ahorro" que supondrá no aplicar esta medida a partir del 1 de enero de 2011, conforme estaba previsto.

DÉFICIT Y DEUDA PÚBLICA

Tanto la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, como la vicepresidenta económica, Elena Salgado, han defendido que los Presupuestos, que serán presentados en el Congreso de los Diputados el próximo 30 de septiembre, facilitarán, junto con la reforma laboral, la Ley de Economía Sostenible y la reforma del sistema de pensiones, "la recuperación económica y el empleo". Salgado ha destacado su carácter "social" y ha subrayado que se trata de los presupuestos "más austeros de los últimos años en términos relativos porque, en términos absolutos, los ministerios contarán con el presupuesto equivalente a 2006".

Además, desde el Gobierno se sostiene que el proyecto de Ley "se subordina absolutamente" a la reducción del déficit y se asegura que los compromisos de estabilidad presupuestaria se cumplirán tanto en 2010 como en 2011. Por lo pronto, Salgado ha dicho que el déficit de las administraciones públicas en 2009, fue del 11,1%, "un poquito inferior" al 11,2% inicialmente anunciado. Por tanto, las previsiones siguen apuntando a una reducción del déficit de las administraciones públicas del 9,3% en 2010 y de 6% en 2011, con la vista puesta a su reducción hasta el 3% en 2013.

Asimismo, el Gobierno espera que la deuda pública siga siendo en 2011 "considerablemente inferior" a la de los países de la zona euro, al pasar del 62,8% del PIB previsto en 2010 al 68,7% en 2011, unos 20 puntos porcentuales menos que las ratios cercanas al 80% del PIB del entorno europeo. Además, la deuda del Estado se reducirá del 47,8% al 51,5% del PIB.

Sólo las pensiones mínimas se salvan, por ahora, del 'tijeretazo' en los...