#TEMP
viernes. 01.07.2022

Sólo al gobierno de Madrid le parece aceptable el contrato anticrisis de CEIM

El presidente de la patronal madrileña ha vuelto a defender este jueves su propuesta de "contrato anticrisis" como fórmula para crear empleo estable. Los sindicatos y el PSM rechazan esa argumentación aunque coinciden en que hay que hacer más contratos fijos.
> Los empresarios quieren abaratar el despido
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS | 5.2.2009

Ante el aluvión de críticas que ha generado, Fernández reta al ministro de Trabajo a que “si tiene otra solución, que la ponga sobre la mesa" y añade: “Los sindicatos y el ministro no están conformes con mi propuesta, pero entenderán que los empresarios tenemos que buscar fórmulas para no destruir empleo y esta fórmula puede ser interesante para ello". El presidente de la patronal madrileña se escuda en los siete millones de contratos temporales que hay en España para “vender” su idea, explicando que "con esta propuesta podrían convertirse en fijos". Una argumentación que comparte el Gobierno de Esperanza Aguirre, el único que sí cree que la solución propuesta por la CEIM es factible y necesaria en estos tiempos de crisis.

Radicalmente en contra están los sindicatos que también critican la temporalidad de la contratación pero que rechazan resolverla a costa de abaratar el despido. El secretario general de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, está de acuerdo con "convertir los contratos precarios en fijos porque el 80 por ciento de los contratos que se firman en Madrid son temporales". A lo que añade que "los trabajadores fijos, formados, convencidos e implicados en el proyecto de su empresa son mucho más útiles" para los empresarios. Pero si de lo que se trata es de rebajar el coste del despido, Martínez recuerda que ya existe un contrato de fomento del empleo con una indemnización menor a 45 días".

Por su parte, el secretario general de CC.OO Madrid, Javier López, insiste en que "no procede que quienes no hemos generado la crisis, paguemos aún más por ello". Y el secretario general del PSM, Tomás Gómez, rechaza la propuesta de CEIM y matiza que "no se trata de un problema desde el punto de vista laboral, sino financiero".

Es en ese punto en el que coinciden patronal y sindicatos al señalar que "las entidades financieras tienen que implicarse más en la concesión de créditos". A esta petición de Javier López se suma Arturo Fernández, para quien "el 80 por ciento de los empresarios que entran en el banco salen sin el crédito que necesitan. Y lo que queremos los empresarios es un sistema financiero que nos dé el dinero que nos hace falta para no cerrar nuestras empresas y negocios". Tomás Gómez añade que "lo que tienen que hacer los bancos es financiar a las empresas, pymes, autónomos y a los jóvenes que quieren comprarse una vivienda" y advierte de que el dinero que ha inyectado el Gobierno de España a los bancos "tiene que llegar a ciudadanos y empresas".

Sólo al gobierno de Madrid le parece aceptable el contrato anticrisis de CEIM
Comentarios