<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 07.10.2022

Sindicatos y patronal del metal rompen el diálogo y mantienen la huelga

Sindicatos y empresarios del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra rompieron anoche la negociación del convenio colectivo tras más de 30 horas de reunión prácticamente ininterrumpidas.
> Habrá recortes en Figueruelas
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 12.06.2009

Las conversaciones "encallaron" en la cuestión del incremento salarial, por lo que se mantiene la huelga de este viernes -que afecta también a empresas con convenio propio, como PSA Peugeot Citron-.

El presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime), José María Hidalgo, ha responsabilizado directamente a los sindicatos del fracaso en la negociación y ha advertido de que "miles de empresas se van a ir al traste".

Hidalgo ha reconocido que las partes intentaron "arreglar lo que ya no tenía arreglo desde el principio" y ha acusado a los sindicatos de haberse metido "en un callejón sin salida, y de calcular mal los riesgos". En ese sentido, ha señalado que los empresarios no pueden acceder a sus demandas porque eso significaría "unos costes muy altos que supondrían el cierre de muchas empresas".

El portavoz empresarial ha insistido en que abandonó la reunión de anoche "con la conciencia muy tranquila" tras haber puesto sobre la mesa varias alternativas que fueron rechazadas por los sindicatos, y ha reiterado que "la responsabilidad -de haber roto la negociación- es de quien es". Los empresarios también lamentaron que, después de varios días de huelga "con asaltos ilegales y salvajadas", mañana "le toca pagar a la automoción".

Por su parte, los representantes de los trabajadores, a su vez, han culpado a los empresarios de la falta de acuerdo y han confirmado que este viernes habrá una nueva jornada de huelga, por lo que han hecho un llamamiento a los trabajadores afectados -unos 40.000 operarios de más de 2.000 empresas de la provincia- para que salgan un día más a la calle, el octavo en las últimas semanas, para defender el convenio colectivo. A partir del lunes, el paro será indefinido.

El portavoz de UGT, Diego Atanes, ha afirmado que se produjeron "muy tímidos avances" que no fueron suficientes para cerrar un acuerdo, y ha recordado que los tres puntos a los que se redujo el debate -vigencia, regulación de la jornada e incremento salarial- "son un todo y no puede haber acuerdo en unas cosas sí y en otras no".

El responsable de Negociación Colectiva de la CIG, Antolín Alcántara, ha matizado que la razón de que se hubiera levantado la mesa negociadora fue "una cuestión de voluntad" y ha apuntado que el incremento al que aspiran los sindicatos supone "dignificar el trabajo" de los operarios del Metal y que "no pone en riesgo la estabilidad de ninguna empresa".

Además, ha mostrado la disposición de las centrales de seguir negociando cuando los mediadores de la Administración vuelvan a convocar a las partes, y ha anunciado que se va a "administrar el conflicto" por si se alarga en el tiempo, para que perjudique lo menos posible a los trabajadores.

El representante de CCOO, Ramón Sarmiento, ha explicado que, a lo largo de las más de 30 horas de la reunión, "hubo momentos en que el acuerdo se percibía cerca" por lo que "hay que recuperar ese escenario". Asimismo, ha explicado que, tras la ruptura, las posiciones en el incremento salarial volvieron al punto inicial, en el que sindicatos piden un aumento del 4,5% para 2009 y del 4% para el 2010, y la patronal ofrece un 1,9% para este año y el IPC real para el año que viene.

Sindicatos y patronal del metal rompen el diálogo y mantienen la huelga
Comentarios