jueves. 25.07.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS | 3.2.2009

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha valorado que el dato del paro es "muy malo, muy duro", al tiempo que ha asegurado que los bancos "son los principales culpables de esta crisis" y que al Gobierno "se le está acabando la paciencia" con las entidades ante la restricción del crédito.

En una entrevista en Antena 3, el ministro de Industria ha señalado que “este trimestre va a ser el peor", y que "todos tenemos que hacer algo" para salir de esta crisis "empezando por los bancos", que a su juicio "son los causantes", y tienen que ser también "los protagonistas" para salir de ella. "Tienen que hacer un ejercicio de responsabilidad en este país y aflojar la situación del crédito", ha dicho el ministro, y acto seguido ha añadido: “esperemos que los bancos den la talla". Si no lo hacen, el Gobierno "actuará en consecuencia", según Sebastián, que ha sentenciado: "Le puedo asegurar que el dinero acabará llegando".

Preguntado por las declaraciones del presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, quien indicó este lunes que las autoridades sabían cuáles eran las causas de la crisis y que si han tardado en resolverla es porque "no han sabido actuar", Sebastián ha subrayado que "las palabras del señor Martín se califican por sí solas". "Todo el mundo sabe que estamos viviendo una situación excepcional creada por los bancos", ha manifestado.

Siguiendo con el tema, el titular de Industria ha advertido de que “los bancos tienen ahora mismo toda la vigilancia del Gobierno", que comprobará que las promesas de que los parados pueden reducir sus cuotas hipotecarias se cumplen. También ha afirmado no saber "si es necesario" llegar al "extremo" de nacionalizar la banca, como ha sucedido en otros países, pero no ha descartado que el Gobierno actúe en consecuencia, para lo que cuenta con "muchos modelos de actuación", si las entidades no proporcionan la liquidez necesaria.

Sebastián ha insistido en su propuesta de que se consuman productos nacional para ayudar al empleo y a la industria, matizando que “no estamos hablando de proteccionismo", ya que todo el mundo es libre de "comprar lo que quiera" y ha recordado que otros países, como Reino Unido, EE.UU. o Australia también lo están haciendo. Para el ministro, España está una situación "excepcional" y si los españoles sustituyen 150 euros al año de productos de consumo extranjeros por otros nacionales, se evitaría la destrucción de 120.000 empleos. "Merece la pena planteárselo", ha concluido.

Hipoteca eléctrica

Sebastián ha hablado en la misma entrevista de la facturación mensual de la electricidad que, en su opinión, “es buena para los ciudadanos”, como ocurre con otros servicios como el teléfono. Asimismo, ha indicado que el Ministerio de Industria va a crear una Oficina del Consumidor de electricidad y de Gas, que no tendrá coste presupuestario, a la que podrán dirigirse todos los usuarios para presentar sus reclamaciones, y que tendrá un funcionamiento similar a la de Reino Unido, denominada "Energy Watch".

Respecto al actual déficit tarifario (diferencia entre los ingresos regulados y los costes de producción de energía) ha explicado que "hemos heredado una especie de hipoteca invisible eléctrica del Gobierno del PP", de modo que la luz que se consume hoy se paga en plazos de 15 años. "Es una enorme pelota que nosotros queremos resolver porque es injusta para los ciudadanos e ineficiente", ha manifestado, asegurando que su Ministerio ha comenzado a repartir las bombillas de bajo consumo, que son parte de un plan de ahorro energético: “España es los países de Europa que consume más energía. Hay un 20% de exceso de consumo energético en España”.

A su juicio, utilizar la energía como hacen los europeos equivaldría a duplicar las centrales nucleares, un potencial que España tiene que explotar. Por ello, se repartirán este año 20 millones de bombillas, lo que tendrá un coste de 50 millones de euros, aunque permitirá a los usuarios ahorrar entre 160 y 180 millones de euros de la factura eléctrica. "Es una rentabilidad del 220%", ha destacado Sebastián y ha señalado que el plan de reparto comenzará en febrero por Aragón.

Sebastián: "Al Gobierno se le está acabando la paciencia con los bancos"