#TEMP
jueves. 18.08.2022

Salgado asegura que "la salida de la crisis se notará en la primavera de 2010"

La vicepresidenta económica se muestra convencidad de que se "creará mucho empleo", pero advierte que "se tardará en ello y la recuperación será muy lenta".
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 11.10.2009

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, afirma que la salida de la crisis económica se notará en la primavera de 2010 y cree que se empezará a generar empleo a medidos del próximo año.

En una entrevista concedida al diario El Correo, afirma que técnicamente, mientras se siga teniendo un crecimiento negativo no se puede decir que "hemos tocado suelo", aunque indica que la bajada "se ha ralentizado bastante". "En cualquier caso, la salida de la crisis está cercana y creo que será en forma de una 'V' bastante abierta. Yo diría que en la primavera de 2010 ya la notaremos", afirma.

Por otra parte, asegura que se "creará mucho empleo", aunque "se tardará en ello y la recuperación será muy lenta". A su juicio, se empezará a generar empleo en términos netos a mediados de 2010 y, a partir de 2011, "lo hará ya de una forma más rápida". "Por eso estimamos, que, a finales de ese año, podemos tener ya niveles parecidos a los de 2007", agrega.

La ministra de Economía no ve urgente la reforma del sistema de Seguridad Social y cree que se puede afrontar el año que viene, en 2011 o en 2012. "No hay prisa, y de hecho en 2010 va a seguir habiendo contribución al Fondo de Reserva pese a que aún habrá algo de crisis", añade.

Salgado afirma que los Presupuestos de 2010 son "realistas" porque los ingresos y los gastos están "muy ajustados" y las medidas de estímulo económico "ya están en marcha" y, en principio, si llegan otras serán, "más de sustitución que nuevas". "Serán más bien incentivos añadidos al modelo productivo, de modo que pueden ser computadas para los ejercicios siguientes", apunta.

La vicepresidenta muestra su preocupación porque sólo siete comunidades cumplieran el objetivo de déficit en 2008, pero asegura que espera un "comportamiento responsable" por parte de las autonomías. "El año 2009 está siendo muy difícil para todos, pero de cara a 2010 la situación está ya mucho más definida y se espera una cierta recuperación. Por eso, les hemos autorizado un déficit conjunto de hasta el 2,5 por ciento del PIB y han de respetarlo, como haremos nosotros", agrega.

Ante las advertencias de la Comisión Europea en torno a este tema, precisa que las ha realizado a 20 de los 27 estados miembro y añade que la Comisión tendrá que ver si, "dado que tantos países estamos en esta situación", debe ser "más flexible" con las reglas. Salgado apunta que, "por si acaso", el Gobierno ya ha planteado un escenario que les permite llegar a un déficit del 3 por ciento del PIB en 2012.

En relación al endeudamiento, la ministra apunta que prevén que, a finales de 2010 su 'stock' de deuda pública total suponga en torno al 61 por ciento o el 62 por ciento del PIB. "La media en Europa estará, como poco, 20 puntos por encima. Seremos cuidadosos porque no queremos perder la valoración muy positiva que tienen los mercados de la deuda española" añade.

SUBIDA FISCAL

Salgado, que prevé que los tipos de interés sigan bajos mientras el permanezca el riesgo de tensiones inflacionistas, afirma que el núcleo de los cambios impositivos es la ya que se ha anunciado. No obstante, admite que se podría modificar algún impuesto medioambiental ya existente o que se pueden hacer otros ajustes "como, por ejemplo, introducir más progresividad en el IRPF".

"No nos oponemos a ello, pero tendrían un efecto muy marginal. Por eso, si un grupo parlamentario hace alguna propuesta, será estudiada. En cuanto a las 'sicav', tienen dos componentes. Por un lado está su regulación y su control y, por otro, la parte impositiva. En este punto son sociedades de inversión colectiva como cualquier otra, y aquí seguimos estando en la idea de no hacer modificaciones", asegura.

Defiende las medidas anticrisis planteadas por el Gobierno central y señala que el balance es "bueno" y el saldo final "positivo".

En relación a la situación de las cajas en España, dice que, en la actualidad, hay 56 cajas y es, "sin duda, demasiado para nuestro mercado". Por ello, cree que conviene iniciar un proceso de fusiones, pero "no se ha dibujado el mapa final". "Lo que decimos es que esas uniones deberían ganar en eficiencia y robustez. Asimismo, vemos que está adoleciendo de una lentitud excesiva y eso está restringiendo la concesión de créditos, porque una caja en ese proceso lo primero que hace es no adoptar riesgos adicionales", añade.

Por otra parte, advierte de que no sería bueno que se perdiese competitividad "por el lado de los salarios". Lo que decimos es que los costes laborales son altos y no deben aumentar más", agrega.

Salgado asegura que "la salida de la crisis se notará en la primavera de 2010"
Comentarios