viernes. 21.06.2024

nuevatribuna.es |13.12.2010

El presidente de Fomento del Trabajo, Joan Rosell, ha hecho una nueva exhibición de fuerza horas antes de que se cierre el plazo para presentar las candidaturas a la Presidencia de la CEOE y, tras asegurar que cuenta con mayor número de apoyos que sus rivales, ha abierto la puerta a una candidatura única bajo su presidencia.

Durante su intervención en un encuentro con los medios organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica, Rosell informó de que presentará formalmente su candidatura alrededor de las 19.00 horas de este martes, a la espera de que unas cuatro organizaciones "muy importantes" le den su apoyo durante de la jornada.

Según Rosell, con estas adhesiones de última hora serán en torno a 50 las organizaciones que avalarán su candidatura, lo que supone una "lista de futuros votantes muy importante". Frente a estos apoyos, el presidente de Fomento del Trabajo destacó que las otras dos candidaturas, las del presidente de la CEA, Santiago Herrero, y la del presidente de Ametic, Jesús Banegas, no sólo son más débiles, sino que cuentan únicamente con los apoyos más afines en sus ámbitos territorial y sectorial.

En esta circunstancia, Rosell asegura que "no se descarta ningún acuerdo" para acudir a las elecciones del 21 de diciembre con una sola lista, pero lo supedita a que se tenga en cuenta el peso de cada candidatura a la hora de determinar quien ocupará la Presidencia de la CEOE. Además, cree que "existe a posibilidad de que algunos de los candidatos se retiren" antes del día de las elecciones.

"Mi candidatura va a ser muy unitaria, vamos ser más los que estemos dentro que los que estemos fuera", señaló Rosell, para añadir: "Estoy absolutamente dispuesto a sumar, pero poniendo encima de la mesa los apoyos de cada uno".

Con todo, el presidente de Fomento del Trabajo no ve probable una candidatura de unidad, puesto que los otros dos candidatos, que ultiman la unión de sus proyectos, y Rosell aún no han mantenido ningún contacto. "Durante el proceso electoral no hemos tenido ninguna relación", confirmó. Además, preguntado por si ofrecerá una vicepresidencia a Banegas o a Herrero si sale elegido, Rosell se limitó a decir que "lo lógico es integrar a todo el mundo antes y después".

LA MITAD DE VICEPRESIDENCIAS

Por otro lado, un Rosell que se ve vencedor, avanzó algo más de la 'dieta' a la que prevé someter a la CEOE para adecuarla a los tiempos y hacer de ella un interlocutor del Gobierno más válido. En este sentido, apostó por reducir "drásticamente" las 21 vicepresidencias actuales a entre seis y diez, con cargos y responsabilidades más específicas, por áreas, y con un sistema de evaluación. "No podemos pretender que en los procesos de decisión intervengan entre 20 y 30 personas", añadió.

De la misma manera, Rosell abogó por reducir las 22 comisiones y reestructurarlas para lograr una organización simétrica a la de los ministerios del Gobierno. El objetivo es que cada presidente de cada comisión se dedique a las áreas específicas que vertebran el gobierno para una mejor interlocución. En todo caso, Rosell quiso dejar claro que no se trata de crear "un Gobierno en la sombra".

Por otro lado, ahondó en la necesidad de buscar mecanismos de información para que las 250 organizaciones que están fuera de la Junta Directiva no queden completamente fuera de la toma de decisiones.

Asimismo, el candidato a suceder a Gerardo Díaz Ferrán resaltó la necesidad de lograr mayor transparencia en la CEOE, a través de auditorías que filtren incluso el sueldo del presidente de la patronal. Por último, con el ánimo de mejorar la imagen pública de los empresarios, Rosell avanzó que ha encargado a "tres importantes personas del mundo de la comunicación y la publicidad" una serie de documentos que sirvan de estrategia para reflotar el prestigio de la organización.

HERRERO DECIDIRÁ EN 48 HORAS

Por su parte, el presidente de la patronal andaluza y uno de los tres candidatos a la Presidencia de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Santiago Herrero, ha afirmado que su candidatura conjunta con Jesús Banegas se presenta como "ganadora" y ha señalado que ambos decidirán en "24 ó 48 horas" quién de los dos la encabeza.

En declaraciones a los medios tras reunirse con el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Fontenla, el candidato a suceder a Gerardo Díaz Ferrán al frente de la CEOE ha explicado que la visita está dentro de la ronda de contactos con las organizaciones empresariales autonómicas para presentar su candidatura "y, en este caso, también la del señor Banegas".

"Estamos en conversaciones para llegar a una única candidatura y están muy avanzadas", ha manifestado Herrero y ha indicado que confía en que esta alternativa logre "la mayoría absoluta de los votos de la asamblea electoral de la CEOE". "Por lo tanto, es una candidatura que se presenta ganadora, con una visión de la organización en defensa de la unidad de mercado, de los intereses generales de los empresarios", ha dicho.

Asimismo, ha explicado que aspira a implantar una "visión clara de equilibrio entre sectores" en el funcionamiento de la organización empresarial y a resolver "desde la unidad y la solidez el problema" al que se enfrenta actualmente la CEOE, que celebra de forma anticipada sus elecciones el próximo 21 de diciembre y que cierra en la medianoche de este martes el plazo para presentar candidaturas.

"NO QUIERO EL APOYO DE DÍAZ FERRÁN"

Herrero ha censurado que "claramente" la cúpula de la CEOE ha dado su respaldo a la candidatura de Rosell. "Lo hemos dicho el señor Banegas y yo; lo hemos manifestado por activa y por pasiva y hemos tenido necesidad de pedir al equipo técnico de la CEOE y a la cúpula neutralidad e imparcialidad en el proceso electoral", ha afirmado.

"Yo no quisiera el apoyo del señor Díaz Ferrán ni del equipo técnico de la CEOE porque no quiero ninguna hipoteca para el futuro", ha apuntado a renglón seguido para defender que no tiene "ningún compromiso" ni ha hecho "ningún guiño ni hacia dentro ni hacia fuera ni hacia el pasado ni hacia el futuro". "Quiero presidir una CEOE libre de hipotecas para poder gobernarla como la CEOE necesita", ha proclamado.

El representante de los empresarios andaluces ha indicado que, en conjunto con el líder de la patronal tecnológica Ametic, tiene "muchos votos de particulares explícitamente planteados". En cualquier caso, ha aclarado que no acude a las comunidades autónomas "pidiendo el voto, sino reflexionando con los compañeros sobre el problema que vive la organización" y sus posibles soluciones. En función de esos análisis, ha dicho, cada elector --el voto es personal, indelegable y secreto-- debe decidir a quién respalda.

Rosell abre la puerta a una candidatura única en la empresarial CEOE bajo su...