lunes. 26.02.2024
CONTRA LOS PLANES DE RECORTE

Revuelta de empleados públicos en Murcia

Los sindicatos creen que el plan de ajuste del presidente de la Región, Ramón Luis Valcárcel, dejará en la calle a más de 2.000 interinos. Valcárcel ofrece pocas pistas de su paradero y convoca a los medios de comunicación apenas media hora antes del inicio de un acto.

| Revuelta de los empleados públicos en Murcia
| Opinión: Antonio Rubio Calín

nuevatribuna.es| 27.12.2010

Más de 6.000 trabajadores públicos -según los cálculos de los organizadores- se han manifestado este lunes por el centro de Murcia en protesta por las medidas de ajuste emprendidas por el Gobierno regional y que, según los sindicatos, "dejarán en la calle" el año que viene a más de 2.000 interinos.

Los concentrados, pertenecientes sobre todo a los sectores educativo y sanitario, han protestado por espacio de dos horas contra las recientes medidas de ajuste aprobadas con carácter de urgencia por la Asamblea regional que suponen, en palabras del secretario general de CCOO en la región, Daniel Bueno, un ataque “sin precedentes” a los derechos laborales y sociales de cerca de 55.000 empleados públicos, así como “dinamitar doce años de negociacion colectiva”.

Bueno ha calificado de "estado de excepción laboral" las medidas aprobadas en solitario por el gobierno regional de Murcia. Por su parte, el secretario de comunicación del sindicato en la región, Antonio Rubio, ha declarado que con estas medidas el presidente Valcarcel se ha quitado la "careta de político negociador" y ha empezado a actuar “como lo que es”, es decir, “un político mediocre incapaz de asumir medidas contra la crisis que no sean atacar a los sectores mas débiles”, añadió, tras reprochar a Valcárcel que deje irse de “rositas” a quienes se han llenado durante años los bolsillos con la especulación y los proyectos despilfarradores del Gobierno autónomo.

CONVOCATORIA 'IN EXTREMIS'

La protesta, convocada por los seis sindicatos de la función pública (CCOO, UGT, SIDI, STERM, ANPE, CSIC y SATSE) se inició alrededor de las 11 horas frente al Palacio de San Esteban, sede del Gobierno regional, que desde primera hora se encontraba blindado por más de una treintena de policías, y donde los asistentes pedían al presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, que "saliese a dar la cara".

Valcárcel, en esos momentos, se encontraba inaugurando las nuevas instalaciones del Centro Tecnológico del Metal, en el polígono industrial Oeste de San Ginés, para lo que convocó a los medios de comunicación apenas media hora antes.

Los manifestantes, que portaban pancartas en las que se leía "Valcárcel usurero, ¿dónde está el dinero?" o "En defensa de la educación", coreaban consignas, entre pitadas, de "Manos arriba, esto es un atraco", "Valcárcel, capullo, baja el sueldo tuyo" o "Valcárcel dimisión, por chorizo y por ladrón", mientras lanzaban huevos a la fachada del Gobierno regional.

Tras una hora de airadas protestas frente al Palacio de San Esteban, se produjeron momentos de tensión entre manifestantes que querían entrar en el edificio y agentes de policía, que intentaban contenerlos, aunque, en esta ocasión, no se vio ninguna porra fuera de su funda, como ocurrió el pasado día 23 a las puertas de la Asamblea Regional, donde se aprobó, con los votos a favor del PP, la ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas.

Los secretarios generales de UGT, Antonio Jiménez, y de CCOO, Daniel Bueno, han reiterado hoy "la profunda indignación" de los trabajadores públicos de la Región ante la aprobación de esta normativa, que supone una bajada de 75 euros mensuales a profesores y maestros, incrementa la jornada laboral y reduce en un 30 por ciento el número de liberados sindicales, entre otras medidas.

En este sentido, el dirigente de CCOO ha anunciado que el próximo 12 de enero la ciudad de Murcia será testigo de "una multitudinaria" manifestación contra una ley, "aprobada de un día para otro" y "sin contar con los sindicatos, vulnerando así el derecho de los trabajadores públicos a la negociación colectiva".

"Esta ley pone en peligro más de 2.000 empleos de interinos en la sanidad y la educación pública, y en la televisión autonómica 7RM", ha denunciado Bueno, quien ha indicado que los sindicatos están estudiando vías jurídicas para impedir que la normativa se ejecute.

Entre éstas ha citado la posibilidad de presentar un recurso de inconstitucionalidad, para lo que ha solicitado el apoyo del PSOE, que votó en contra de esta medida.

Según Bueno, las movilizaciones van a continuar porque "no hay derecho a que los trabajadores públicos paguen la mala gestión del Gobierno regional".

A esta opinión se ha sumado el dirigente de UGT, quien ha señalado que esta ley perjudica a 55.000 familias murcianas, al tiempo que "echa por tierra" los acuerdos sindicales de los últimos años, "de forma unilateral", por lo que ha asegurado que lo que se va a intentar ahora es que "el Gobierno regional negocie estos cambios con los sindicatos".

Por su parte, el secretario de Comunicación de CCOO, Antonio Rubio, se ha preguntado “con qué criterios” se van a sentar a negociar ahora las organizaciones sindicales si el presidente “ha demostrado cuan poco le importa” la existencia de acuerdos y sus garantías jurídicas.

Revuelta de empleados públicos en Murcia