lunes 13.07.2020
REBAJA DEL 30 AL 25% EN EL IMPUESTO DE SOCIEDADES

“La rebaja del impuesto de sociedades sólo beneficiará a las grandes empresas”

El secretario de Protección Social y Políticas públicas de CCOO, Carlos Bravo, ha lamentado que “una vez más, el ejecutivo haya decidido orientar su propuesta de reforma hacia medidas que acentúan la injusticia y el desequilibrio que ya existe en nuestro sistema tributario”

“La rebaja del impuesto de sociedades sólo beneficiará a las grandes empresas”

La medida propuesta afecta exclusivamente a las empresas con cifras de negocios superiores a 10 millones de euros, es decir las grandes empresas, que no son las que generan más empleo en España. Además, teniendo en cuenta que los objetivos de cumplimiento de déficit no permitirán reducir el total de ingresos fiscales, la reducción del impuesto de sociedades a las grandes empresas probablemente se compensará con una subida de los impuestos indirectos, IVA e impuestos especiales que finalmente recaen de forma mayoritaria sobre el bolsillo de los trabajadores y consumidores. “El resultado de la medida”, ha señalado Carlos Bravo, “supone reducir el principio de progresividad que debe reflejar un sistema tributario moderno, y con ello se reduce su legitimidad en la sociedad”.

“La rebaja del impuesto de sociedades sólo beneficiará a las empresas de mayor tamaño, a costa de aumentar los impuestos a trabajadores y consumidores”

Frente a esta propuesta, la modificación del impuesto de sociedades a realizar debería tratar de acercar el tipo efectivo a los tipos nominales, fundamentalmente revisando y recortando las deducciones y las distintas figuras que en la práctica sirven para reducir el importe final del impuesto a pagar (correcciones, bonificaciones, etc.), además de limitar otras medidas como los llamados créditos fiscales, reduciendo el número de ejercicios en los que se pueda compensar pérdidas a 4 años frente a los 18 años actuales, o limitando la deducibilidad de los gastos financieros que estimulan el endeudamiento de las empresas, entre otras.

Para CCOO, es necesario llevar a cabo una reforma fiscal justa y equitativa en el reparto de las cargas, con impuestos progresivos donde pague más quien más tiene, reforzando el peso relativo de los impuestos directos (sobre la renta y el patrimonio) y reduciendo el de los indirectos (sobre el consumo, donde se paga por igual con independencia del nivel de renta de las personas). Con ello se reforzará la equidad del sistema fiscal y su eficacia, y se asegurarán los ingresos suficientes para garantizar los servicios públicos básicos y la protección social recortados hasta ahora, al tiempo que se contribuye a la reactivación económica y la creación de empleo.

“Está también en juego la legitimación social del propio sistema fiscal” ha recordado Carlos Bravo, que ha abogado por garantizar una reforma fiscal integral basada en un acuerdo político y social amplio en lugar de la opción elegida hasta ahora por el Gobierno.

“La rebaja del impuesto de sociedades sólo beneficiará a las grandes empresas”
Comentarios