#TEMP
jueves. 18.08.2022

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha asegurado que las cuentas de Bankia no cambiaron después de que llegara el nuevo equipo de gestión, ya que simplemente se modificaron dos partidas al incluir futuros deterioros.

"No hablamos de pérdidas ni de agujeros. El resultado operativo es el mismo", ha señalado Rato durante su Comparecencia en el Congreso, donde ha explicado que el cambio se explica por una reformulación de la reclasificación de créditos al corriente y por la revalorización de las tasaciones.

Según Rato, estas partidas se modificaron por la situación económica y por la aplicación de los dos reales decretos del Gobierno 'popular', algo que también afectó a las cuentas de BFA, que tampoco se maquillaron, sino que fueron elaboradas con nuevas estimaciones a futuro.

Tras repasar los números, Rato ha asegurado que tampoco hay un "cambio de criterio", sino nuevas estimaciones basadas en información de la que no se disponía a finales de 2011. Además, ha recordado que todo consejo de administración puede modificar las cuentas antes de la Junta General.

En este sentido, ha explicado que lo verdaderamente importante es saber si las estimaciones que se incluían en el primer informe eran "erróneas", algo que descartaron "tajantemente" los auditores.

"No hay agujeros", ha resaltado varias veces Rato, quien ha puesto como ejemplo la cantidad que solicitará España a la UE de 60.000 millones para sanear el sistema financiero. "¿Serán agujeros?", ha preguntado el expresidente, tras contestar que no pueden valorarse de esta forma porque solo son deterioros constantes del balance.

INFLUENCIA DE LA SITUACIÓN ECONOMÍA

Además, el exministro ha resaltado la influencia del contexto económico en esta situación y ha afirmado que en 2013 se cumplirán cinco años de recesión económica. "Es algo que no he vivido nunca y no creo que ninguna persona de mi edad ni mayor lo haya vivido", ha dicho, tras pedir que no se desprecie la verdadera situación económica.

A su parecer, la crisis tendrá muchas culpabilidades derivadas de errores que hay que asumir, pero también es un hecho que no se ha producido en los últimos treinta años.

En cualquier caso, ha resaltado también las responsabilidades como el mismo ha hecho al irse cuando se rechazó el plan que presentó para Bankia, con una inyección pública de 6.000 millones frente a los 24.000 del nuevo equipo gestor (incluidos los 4.465 millones que se recibieron en la época de Rato).

Rato descarta "agujeros" en las cuentas de Bankia
Comentarios