martes 30/11/21
RECLAMA A LA UNIÓN EUROPEA UN MENSAJE “CONTUNDENTE”

Rajoy apela a la necesidad de defender el euro y la sostenibilidad de la deuda pública

El presidente del Gobierno reclama a las instituciones comunitarias un mensaje “claro” en defensa del euro y asegura que no se ha hablado de intervención de España ni de ningún tipo de ayudas. 

"Me gustaría también un mensaje claro, contundente, en defensa del proyecto del euro y una afirmación en favor de la sostenibilidad de la deuda pública de todos los países europeos que en este momento está sometida a discusión"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió hoy un "mensaje claro y contundente" en defensa del euro y una afirmación en favor de la sostenibilidad de la deuda pública de todos los países del euro. Tras su intervención en el pleno de control del Congreso de los Diputados, Mariano Rajoy compareció ante los medios para reclamar este mensaje, aunque no precisó quién lo debía emitir, y también dejó claro que no se ha hablado en las últimas horas ni de intervención de España, ni de ningún tipo de ayudas.

El jefe del Ejecutivo recordó las dificultades que está creando la subida de la prima de riesgo para España y quiso dejar claro que "hoy, la prioridad es la sostenibilidad de la deuda pública de todos".

Tras recordar que su gobierno va a seguir con las políticas que está llevando a cabo de austeridad y reformas y precisar que el debate que hay en Europa sobre austeridad y crecimiento no tiene sentido porque ambas cuestiones son compatibles y complementarias, dejó claro que quería hablar de un asunto del que dijo, "hoy nadie habla", la necesidad de defender el euro y la deuda pública de los países que lo componen.

"Me gustaría también un mensaje claro, contundente, en defensa del proyecto del euro y una afirmación en favor de la sostenibilidad de la deuda pública de todos los países europeos que en este momento está sometida a discusión", aseveró al tiempo que recalcaba que el Gobierno de España sabe lo que tiene que hacer, es consciente de la "dificultad" y va a seguir con las políticas que ha puesto en marcha.

"YO NO VOY A PEDIR NADA"

Rajoy no especificó quién debe enviar ese mensaje y al ser preguntado si le gustaría que actúe el Banco Central Europeo, respondió: "Yo no voy a pedir nada porque creo que hacer declaraciones públicas pidiendo cosas no tiene sentido".

Pero insistió en su mensaje de que el "euro es un proyecto básico, lo más importante de lo que hemos hecho los europeos" y ahora necesita "salir reforzado". En este punto, dejó claro que él no quiere que Grecia salga del euro, porque entiende que "sería un error mayúsculo, un gran equivocación", pero recalcó la necesidad de "garantizar la sostenibilidad de la deuda pública y luego, todos, cumplir con los compromisos que es lo que está intentando hacer España, Italia" y el resto de los países.

Ante la pregunta de si había hablado en las últimas horas con la canciller alemana Angela Merkel o con los otros socios europeos y si se ha abordado la posibilidad de un rescate para España o algún tipo de ayudas, Rajoy aseguró que habla con todos los dirigentes europeos casi todas las semanas.

En cuanto a la opción de la intervención, dejó claro que "en absoluto". "De eso no se ha hablado nada, absolutamente nada", apostilló, al tiempo que volvía a insistir en que "hoy, la prioridad es la sostenibilidad de la deuda pública de todos".

SITUACION COMPLICADA QUE HACE MUY DIFICIL FINANCIARSE

Mariano Rajoy insistió en que la situación creada por la subida de la prima de riesgo española, que hoy ha superado la barrera psicológica de los 500 puntos, es "es muy difícil, complicada". "La prima de riesgo ha subido muchísimo, es muy difícil financiarse", exclamó y mostró su convencimiento de que "hay que hacer algunas cosas en España y otras en Europa".

En lo que respecta a España, se mostró convencido de que las medidas que está adoptando su Ejecutivo son las que "hay que tomar". Recordó la necesidad de reducir el gasto público porque no se puede gastar lo que no se tiene. "Sobre todo si no nos prestan", argumentó. También insistió en la necesidad de seguir adelante con las reformas que está poniendo en marcha para que la economía y las empresas puedan "crecer, producir y crear empleo". Y finalmente, apuntó, hay que sanear el sistema financiero, que, apostilló: "es lo que hemos hecho".

Sobre este último, recordó que tiene muchas dificultades para pagar sus vencimientos de deuda en el mercado y además, no puede dar crédito. Su conclusión es que en España se está siguiendo la "línea que hay que seguir, la adecuada" y se mostró convencido de que "el ritmo fijado es el correcto".

En cuanto al debate que se está produciendo en Europa sobre el crecimiento y la austeridad, dijo que tiene "bastante poco sentido" porque, en su opinión, "una cosa es compatible con la otra y una cosa es necesaria para la otra". "No se puede gastar lo que no se tiene, es de sentido común, sobre todo sino te lo prestan y, luego, hay que tomar medidas compatibles con la austeridad, para propiciar el crecimiento económico", resumió al tiempo que dejaba claro que él, en eso, "también está de acuerdo". Pero insistió en que "hay una tercera cosa" de la que "nadie habla" que es la necesidad de garantizar la sostenibilidad de la deuda pública de todos los países del euro.

ACEPTA LA OFERTA DE DIÁLOGO DEL PSOE 

"Le corresponde a usted trabajar para conseguir esa unidad. Si quiere dialogar estamos dispuestos porque creemos que España lo necesita"

Por otro lado, el presidente del Gobierno ha aceptado la oferta de diálogo del líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, pero le ha reprochado que el Partido Socialista no apoyase en el Parlamento la Ley de Estabilidad Presupuestaria, pese a ser fruto de un acuerdo entre los dos grandes partidos el pasado verano.

En la sesión de control al Gobierno, el secretario general de los socialistas ha recordado que hace una semanas ofreció diálogo al Ejecutivo y éste le contestó con "displicencia" y ha reiterado esa oferta por entender que la situación económica de España "ha empeorado".

A su entender, es necesario que Gobierno y oposición hablen sobre política de recuperación y crecimiento, los servicios públicos, la reforma de las administraciones o la reforma financiera. "Le corresponde a usted trabajar para conseguir esa unidad. Si quiere dialogar estamos dispuestos porque creemos que España lo necesita", ha enfatizado.

Rajoy apela a la necesidad de defender el euro y la sostenibilidad de la deuda pública
Comentarios