#TEMP
miércoles 18/5/22

Rajoy desvela al fin su plan: despidos más barajos y congelar el sueldo a los funcionarios

El líder del PP se ha mostrado partidario de crear un nuevo tipo de contrato con una indemnización que vaya aumentando de forma progresiva en función de los años trabajados, con el objetivo de estimular la contratación indefinida en el actual mercado de trabajo y acabar con la dualidad de contratos.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 9.2.2010

En opinión de Mariano Rajoy, "sería bueno para el empresario porque tendría un trabajador que se involucraría con la empresa, y muy bueno para el trabajador porque sentiría su empresa". La clave está en que para tener derecho a 33 días de indemnización, un trabajador "debería estar 5 o 6 años en la empresa". Este es el cálculo que ha hecho Rajoy en declaraciones a TVE. Es decir, en el nuevo contrato la indemnización por despido improcedente, que actualmente es de 45 días por año trabajado, sería más barata.

Lo que no ha querido concretar el líder del PP es la indemnización inicial de ese nuevo contrato, que ha justificado porque la dualidad que existe en la forma de contratar en España es el "verdadero drama" de la sociedad y el "problema capital" de la economía española.

Sobre si está de acuerdo con la petición del Fondo Monetario Internacional de reducir los salarios, ha reconocido que él hubiera congelado el sueldo de funcionarios en 2010 y respetaría las decisiones de empresarios y sindicatos en el sector privado: "Si estuviera en el Gobierno tendría dos prioridades: reducir el déficit y la deuda y devolver el crédito desde la reestructuración del sistema financiero".

Rajoy también ha apostado por abordar la intermediación del mercado laboral y acabar con el monopolio del Inem dejando que entren empresas privadas en esta labor. "La negociación colectiva tiene que ser también mucho más flexible y adaptarse a lo que son las empresas", ha añadido. Y sobre las pensiones, ha criticado al Gobierno por "amanecer" un día, "después de años sin hacer nada", y soltar "como un bofetón" una propuesta para retrasar la edad de jubilación a los 67 años. A su juicio, sería preferible ir por la vía de la voluntariedad.

En cuanto a las críticas que frecuentemente se le hacen al PP, ha dicho que es un "topicazo" que se diga que este partido no concreta sus propuestas. Pero lo que ha demostrado tener más claro es la crítica a la política del Ejecutivo. "Las cosas se pueden hacer de otra manera y se deben hacer de otra manera. El PP sabe lo que hay que hacer y sabría lo que hay que hacer si gobernara mañana mismo", ha señalado y ha añadido que él no habría subido los impuestos, sino que habría apostado por bajadas selectivas para pymes y autónomos, que son los colectivos llamados a crear riqueza.

Para Rajoy, es "tremendo" aumentar el gasto y la deuda publica al tiempo que se deja a los particulares sin crédito, porque eso lleva a un país en el que "no confía casi nadie". Y en su afán por criticar a Zapatero se ha alineado con Joaquín Almunia al decir que "tenía toda la razón" al equiparar a España con Grecia, aunque él piensa que Grecia está "peor" que nosotros. En esa misma línea, ha advertido de que la desconfianza en España y, sobre todo, en el Gobierno de España, es actualmente "muy grande" porque la imagen del país ha caído "y mucho" en el exterior. "Cualquier esfuerzo que se haga para mejorarla es positivo", ha opinado el líder 'popular', quien considera que este esfuerzo debería estar acompañado de una "actitud prudente" por parte de todos los responsables ministeriales.

Rajoy desvela al fin su plan: despidos más barajos y congelar el sueldo a los...
Comentarios