martes. 18.06.2024

Portugal aúna fuerzas de cara a la primera huelga general conjunta del 24-N

Los españoles Cándido Méndez (UGT) y Javier Doz (CCOO) viajan a Lisboa para prestar su apoyo al paro general convocado el miércoles por los sindicatos portugueses, que esperan frenar las medidas de austeridad aprobadas por el Gobierno de José Sócrates, que incluye subidas de impuestos, rebajas salariales de hasta el 10 por ciento a los trabajadores públicos y menos inversión. Hay programadas concentraciones de apoyo en Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Vigo.
NUEVATRIBUNA.ES/ L.M.- 22.11.2010

Los dos principales sindicatos portugueses CGTP y UGTP afrontan su primera huelga general conjunta convocada el próximo miércoles. Tras el éxito de la movilización de funcionarios, los representantes sindicales pretenden en esta ocasión paralizar el país, dos días antes de que se voten los Presupuestos para 2011. Líderes sindicales españoles viajaron hoy lunes a Lisboa en apoyo de la protesta. El mismo día de la huelga, el miércoles, los sindicatos españoles han programado diversos actos de solidaridad con los trabajadores portugueses.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el secretario de Internacional de CCOO, Javier Doz, viajaron este lunes a Lisboa para participar en los actos de protesta contra el plan de ajuste diseñado por el Gobierno socialista del primer ministro portugués, José Sócrates, que culminará el miércoles con una huelga general.

Los sindicatos confían en paralizar la actividad en Portugal en la que será la primera convocatoria conjunta de las grandes centrales sindicales lusas. Los portugueses confían en el éxito de la huelga, tras el seguimiento masivo de la protesta de funcionarios que, hace quince días, reunió en Lisboa a 100.000 manifestantes. Con esta nueva protesta, los sindicatos esperan frenar las medidas de austeridad aprobadas por el Gobierno portugués de José Sócrates, que incluye subidas de impuestos, rebajas salariales de hasta el 10 por ciento a los trabajadores públicos y menos inversión.

Por el contrario, el Gobierno portugués redobló hoy su apuesta por el programa de recortes, en medio del clima de desconfianza abierto por la crisis en Irlanda. Así, el ministro de Finanzas portugués, Fernando Teixeira dos Santos, indicó que el gobierno tiene “una clara y adecuada estrategia de consolidación fiscal y reformas estructurales”. Y defendió la solvencia del sistema financiero portugués al que calificó de “moderno, sofisticado, bien regulado y bien capitalizado”. Por otro lado, confió en la fortaleza de la deuda pública lusa gracias a la aprobación de unos Presupuestos que se votarán el próximo 26 de noviembre, dos días después de la huelga.

Un día después de la aceptación por parte de Irlanda del plan de ayuda, la prima de riesgo del bono portugués alcanzaba este lunes los 413 puntos básicos sobre la referencia del bono alemán, lo que dobla la del bono español, aunque permanece lejos de los casi 900 puntos básicos alcanzados por el bono griego y los 541 puntos básicos del bono irlandés.

ESPACIO AÉREO CERRADO

Funcionarios, policías y controladores aéreos, entre otros colectivos, han confirmado ya su participación en la huelga del miércoles. El secretario general de la Confederación de Trabajadores (CGTP), Carvalho da Silva, llamó recientemente a la movilización de los trabajadores “contra las políticas injustas y violentas aprobadas por el Gobierno”. El sindicalista cargó contra la “burguesía” a la que acusó de mirar sólo hacia sus intereses y abogó además por una subida de impuestos a las compañías más importantes del país, cuyos beneficios semestrales bastarían para equilibrar las cuentas públicas “sin tener que recortar los salarios y las ayudas sociales”.

Por su parte, la Comisión Europea reclamó este lunes que no se establezcan “analogías” entre la situación de Irlanda y la de Portugal y España. Según dijo el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj, el sector bancario en Portugal “está relativamente sano y es resistente”, a diferencia del caso irlandés.

El secretario de Internacional de Comisiones Obreras, Javier Doz, tenía previsto participar este lunes en Lisboa en el acto de apoyo a la huelga general convocada en Portugal por los sindicatos de aquel país el día 24 de noviembre, según informó el sindicato. Al acto asistirán también el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos – CES- John Monks, el secretario general de la UGT, Cándido Méndez y líderes sindicales de otros países europeos. Los sindicatos españoles CCOO y UGT han convocado además actos de solidaridad con los sindicatos portugueses, que tendrán lugar el día 24 de noviembre ante las Embajada de ese país en Madrid y los correspondientes consulados en Barcelona, Bilbao, Sevilla y Vigo. En las concentraciones se hará entrega de un comunicado de apoyo a los trabajadores portugueses.

Portugal aúna fuerzas de cara a la primera huelga general conjunta del 24-N