#TEMP
miércoles. 29.06.2022

Obama y Brown, de acuerdo en la urgencia de un "New Deal" global

La acción coordinada de todos los países para impulsar el crecimiento y modificar las leyes financieras es la baza que queda por probar antes de que se confirmen los más negros presagios, esto es, que la recesión aún puede empeorar.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 3.3.2009

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, urgió el martes a una acción coordinada para luchar contra la crisis económica mundial, uniéndose al llamamiento del primer ministro británico, Gordon Brown, de que haya una respuesta global.

Un mes antes de que Obama viaje a Londres para la cumbre del G-20 que reunirá a las mayores economías y a los principales países en vías de desarrollo, EEUU y Reino Unido están teniendo problemas para afrontar las turbulencias en sus respectivos sectores bancarios causados por créditos hipotecarios tóxicos. Esta deuda "mala" ha reducido los créditos y se ha sumado a los temores en las bolsas mundiales de que la recesión aún pueda empeorar.

Obama está convencido de que los planes de su Gobierno para reforzar el sistema bancario funcionarán y esa "confianza total" es lo que ha querido transmitir durante su comparecencia ante la prensa tras mantener un encuentro con Brown en el Despacho Oval. Al mismo tiempo, quitó importancia a las caídas de las bolsas asegurando que ahora hay "ofertas potencialmente buenas" ante los niveles actuales del mercado.

Pero el mensaje fundamental de ambos dirigentes ha sido su petición de un "New Deal Global": "Una de las cosas de las que el primer ministro Brown y yo hemos hablado es de cómo podemos coordinarnos para que todos los países del G-20, todos los países importantes del mundo, de un modo coordinado, estimulen sus economías", afirmó Obama. Ambos pidieron además principios comunes para impulsar la estructura regulatoria financiera.

ACCIÓN COORDINADA MUNDIAL TRAS EL FRACASO GLOBAL

Brown, cuyo Partido Laborista está pasando por un mal momento, ha sido criticado en su país por lo que algunos consideran un fracaso a la hora de reforzar la estructura regulatoria británica.

Antes de viajar a Washington, en lo que ha sido la primera visita de un dirigente europeo a Obama desde que éste llegó al cargo el 20 de enero, el ex ministro de Economía de Tony Blair ya se refirió a la necesidad de un "New Deal global" en el que los países trabajarían juntos para impulsar el crecimiento, modificarían las leyes financieras e incrementarían la financiación del Fondo Monetario Internacional. "Hemos tenido un fracaso bancario global y ha pasado en todas partes", afirmó. "Vamos a reconstruir ese sistema financiero. Tenemos que aislar los activos malos. Tenemos que apoyar el sistema financiero para que vuelvan los préstamos a las empresas y las familias".

El primer ministro británico se dirigirá este miércoles al Congreso de Estados Unidos, donde tiene previsto hablar contra el proteccionismo.

La cumbre del G-20 supondrá el debut de Obama como presidente en la escena internacional. El martes también se refirió a la política exterior y lo hizo para negar la noticia del diario The New York Times de que hubiera ofrecido un acuerdo a Rusia por el que Washington frenaría el despliegue del escudo antimisiles en Europa a cambio de la ayuda de Moscú en el enfrentamiento nuclear con Irán.

Obama y Brown, de acuerdo en la urgencia de un "New Deal" global
Comentarios