#TEMP
domingo. 26.06.2022
SE SUMAN A DHUL Y CARCESA

Nueva Rumasa pide concurso de acreedores para Clesa y Cacaolat

UGT expresado su deseo de que el juez actúe como ha hecho su homólogo en Granada y aparte de la gestión de la compañía a la familia Ruiz-Mateos.

Nueva Rumasa ha solicitado este viernes el concurso voluntario de acreedores de la compañía láctea Clesa y de la firma de batidos Cacaolat, con lo que ya son cuatro las empresas de la familia Ruiz-Mateos que suspenden pagos, junto con Dhul y Carnes y Conservas Españolas (Carcesa).

Además, el concurso para las bodegas gaditanas Garvey, Valdivia, Zoilo Ruiz-Mateos y Teresa Rivero se presentará de forma inminente, posiblemente a principios de la próxima semana.

Según informaron en fuentes del sector, previsiblemente también irán a concurso otras empresas del holding fundado por José María Ruiz-Mateos como Hibramer y Queserías Menorquinas (Tranchettes).

Por su parte, el sindicato UGT de Cataluña, junto al comité de la firma de batidos Cacaolat, anunció que se personará en el concurso de acreedores que la compañía, de la órbita de Nueva Rumasa, ha presentado de forma voluntaria este viernes en los juzgados de Barcelona.

El sindicato ha expresado su deseo de que el juez actúe como ha hecho su homólogo en Granada y aparte de la gestión de la compañía a la familia Ruiz-Mateos y la deje en manos de los administradores concursales.

En Cataluña, Cacaolat cuenta con una fábrica en Poblenou (Barcelona), un centro de distribución en Parets del Vallès (Barcelona), que en su conjunto suman unos 400 trabajadores.

ERE temporal para 'Helados Royne'

Por otra parte, Nueva Rumasa ha presentado este viernes ante la Dirección General de Trabajo de la Comunidad de Madrid un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) para 'Helados Royne', con planta en Leganés (Madrid) y una plantilla de 174 trabajadores, informaron en fuentes sindicales.  

La empresa ha registrado dicho expediente después de que el 80% de la plantilla de Royne votara a favor del mismo, con un plazo de aplicación de un año, periodo en el que el trabajador podrá irse un máximo de 180 días al paro.  

"Hablamos de 180 porque en el supuesto de que luego sea un ERE definitivo, al trabajador se le pone contador a cero", ha precisado el secretario general de Federación Agroalimentaria de CCOO de Madrid, Luis Lunar.

Mientras tanto, los sindicatos UGT y CCOO en Extremadura han acogido con "prudencia" y "cautela" la solicitud de concurso de acreedores por parte de Nueva Rumasa para Carcesa (Apis y Fruco) y han confiado en que permita el mantenimiento de las plantas en la región, ya que son "viables".

Nueva Rumasa pide concurso de acreedores para Clesa y Cacaolat
Comentarios