lunes. 27.05.2024

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los líderes demócratas y republicanos del Congreso han tratado en su reunión de este miércoles la decisión de la agencia de calificación crediticia Moody's de revisar el 'rating' de la deuda de este país, con la previsión de una posible rebaja de su nota. 

Moody's ha sido la primera de las tres grandes agencias de calificación crediticia que ha situado la nota 'Aaa' de Estados Unidos en revisión, lo que podría significar una inminente rebaja del rating de la deuda norteamericana. 

Según una fuente del Partido Demócrata, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ha considerado que esta decisión es una razón más para acelerar la consecución de un acuerdo sobre la reducción del gasto público y el aumento del límite de la deuda.

A través de un comunicado, la agencia ha explicado que este movimiento se debe a que están "aumentando las posibilidades" de que el Congreso no alcance dicho acuerdo, lo que podría llevar a un impago de las obligaciones de deuda del Departamento del Tesoro el próximo 2 de agosto.

Obama advierte de que no cederá más

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido a los republicanos de que no cederá más en las negociaciones sobre la reducción del gasto público y el aumento del límite de la deuda, aunque ello suponga poner en riesgo lo que resta de mandato, según ha informado a Reuters una fuente de la oposición.

"He llegado al punto en el que digo: 'suficiente'. He llegado a mi límite. Esto podría derribar mi Presidencia, pero no cederé más en esto", ha dicho Obama durante la reunión de dos horas que ha mantenido en la Casa Blanca con los líderes demócratas y republicanos del Congreso.

En esta ocasión las negociaciones habrían sido tan tensas que el presidente habría tenido un encontronazo con el republicano Eric Cantor. Según una fuente del Partido Demócrata, el congresista habría insistido en rebajar las expectativas y alcanzar un acuerdo a corto plazo, algo por lo que Obama le habría reprendido "fuertemente", indicándole que vetaría una propuesta de esa naturaleza.

Desde el pasado domingo, el mandatario ha mantenido reuniones diarias con los líderes del Congreso para alcanzar un acuerdo sobre la reducción del gasto público y el aumento del límite de la deuda para evitar entrar por primera vez en una suspensión de pagos el próximo 2 de agosto.

Obama pretende volver sobre el principio de acuerdo alcanzado hace unas semanas, que contempla un recorte del déficit público de 4.000 millones de dólares (unos 2.800 millones de euros) y un aumento de los impuestos para compensar el mantenimiento del techo actual de la deuda, fijado en 14.300 millones de dólares (unos 10.000 millones de euros).

Sin embargo, los republicanos insisten en que el recorte del gasto debe compensar el aumento del límite de endeudamiento para evitar así un aumento de los impuestos, que a su entender contribuiría a empeorar el dato del paro, tal y como contemplaba el acuerdo inicial alcanzado con el vicepresidente, Joe Biden.

Moody’s revisará la deuda de EEUU con la previsión de una rebaja