#TEMP
martes. 16.08.2022

Méndez lamenta la "laguna" de Zapatero con la protección social

De cada tres euros de gasto social, dos son gestionados por las CCAA. El dato lo aportó Cándido Méndez en el Congreso de los Diputados apelando así a la corresponsabilidad de las comunidades autónomas. El líder de UGT cuestiona con dureza el sistema de pensiones privadas.
NUEVATRIBUNA.ES / I.G.C. - 13.05.2009

El secretario general de UGT lamentó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no hablara de las prestaciones sociales ni de las ayudas a los parados que no cobran ningún tipo de prestación en el curso del debate sobre el estado de la nación que se ha celebrado el martes y el miércoles en el Congreso de los Diputados. No obstante confía en que esa “laguna” sea subsanada en las conversaciones que se sigan en la mesa de diálogo social.

Así se manifestó Méndez poco antes de entrar a la comisión de seguimiento del Pacto de Toledo. Preguntado por si considera que el presidente tiene aún margen de actuación, el líder sindical afirmó que el margen está en la negociación colectiva y aunque no precisó como se pueden articular las ayudas a los parados que no reciben ningún ingreso (1.010.000 personas se encuentran en esta situación), apostó por una mayor implicación de las Comunidades Autónomas a través de las llamadas rentas de inserción.

“No estoy de acuerdo con que se trocee la Seguridad Social pero sí que haya coordinación en cuanto a las políticas de empleo y las rentas de inserción”. Al respecto aportó el dato de que cada 3 euros de gasto social (al margen del fondo para el desempleo y el de las pensiones), 2 son gestionados por las Comunidades Autónomas. De lo que se trata es de “remar en la misma dirección” con “mecanismos de colaboración con la Administración central”, afirmó.

CUESTIONA LAS PENSIONES PRIVADAS

Ya en el curso de su comparecencia en la comisión, el líder de UGT consideró “inaceptable el alarmismo infundado e interesado sobre la viabilidad de nuestro sistema de pensiones” y pidió que las reformas que se hagan no sean “medidas urgentes en el marco de la coyuntura de crisis económica”.

Méndez criticó a los que prefieren un cambio de modelo hacia un sistema de capitalización de las pensiones, para cuyo fomento advierte- “sería imprescindible un debilitamiento de las pensiones públicas” y ve injustificado que se cuestione el actual sistema de la Seguridad Social que “es sólido y merece confianza”.

“Nos parece inaceptable jugar con los sentimientos de inseguridad de un buen número de ciudadanos. Por los datos que conocemos, no hay riesgo de déficit a corto plazo y, en cualquier caso, quiero recordar que el Fondo de Reserva tiene como finalidad, precisamente, el equilibrio presupuestario en fases bajas del ciclo económico. Por ello es responsabilidad de todos transmitir la confianza a los pensionistas actuales y futuros de que sus pensiones están aseguradas”.

Con esa rotundidad se manifestó el líder sindical ante los portavoces parlamentarios, algunos de los cuales apuestan por los fondos privados de pensiones como se desprendió de las intervenciones de la popular Ana Pastor, el peneuvista Emilio Olabarría y el convergente Carles Campuzano.

Por el contrario, el diputado de IU, Gaspar Llamazares y la portavoz del PSOE en esta materia, Isabel López i Chamosa, pusieron en valor el sistema público y cuestionaron, como hizo el propio Méndez la vía privada. El líder sindical también lamentó que se esté poniendo en duda la viabilidad de la Seguridad Social y no se hable de los fondos de capitalización privados que en sólo un año recordó- han perdido entre un 15% y 20% de su capital.

EL MERCADO LABORAL ESPAÑOL, DE LOS MÁS DESREGULADOS

De la misma manera que UGT considera “preocupante cualquier posibilidad de reducir las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social”, igual de cierto es señaló Méndez- la necesidad de encontrar otras fuentes de financiación que complementen las cotizaciones. En este sentido apostó por articular una mezcla de aportaciones repartida entre las empresas y los trabajadores como ocurre en muchos países europeos.

“Debe mejorarse el tratamiento de los sistemas colectivos frente a los individuales, potenciarse los instrumentos de ahorro finalistas frente al ahorro generalista y favorecerse las prestaciones que mejor se adapten a las del sistema público frente a las que permiten el consumo inmediato del ahorro generado”, afirmó.

La manida reforma del mercado laboral centró también el debate entre Méndez y los portavoces parlamentarios. El líder de UGT consideró “inadmisible” que “desde ciertos sectores se insista en las mismas recetas que han hecho del mercado laboral español uno de los más desregulados de Europa, como lo demuestra el fuerte ritmo de destrucción de empleo”.

Lo que sí puso sobre la mesa son las dos reformas que plantea UGT, la primera encaminada a tener una educación e más calidad apostando por la enseñanza secundaria y la formación profesional; y la segunda sobre la necesidad de buscar fórmulas coordinadas para que las empresas apuesten por la innovación, todo en el marco de un cambio del modelo productivo que el presidente del Gobierno planteo como prioridad en el debate en el Congreso.

Méndez lamenta la "laguna" de Zapatero con la protección social
Comentarios