<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 01.12.2022

Metro de Madrid cierra a cal y canto y habrá paros hasta el miércoles

La empresa informó hoy pasadas las 6 horas, minutos después de su apertura, del cierre de todas las estaciones, ya que el "incumplimiento de los servicios mínimos en toda la red" dejaba sin servicio a los usuarios, que fueron desalojados a pesar de que muchos de ellos esperaban en los andenes.
> Peligran los servicios mínimos
> Renfe y Metro ensayan la huelga
> Recortes para 200.000 trabajadores
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 29.6.2010

Los trabajadores de Metro, convocados por las organizaciones sindicales, han decidido en asamblea continuar hasta el miércoles con los paros de 24 horas en el suburbano y sin cumplir los servicios mínimos, según ha explicado el portavoz del comité de huelga y secretario general del Sindicato de Conductores, Vicente Rodríguez. Concretamente, se ha decidido "dar cumplimiento" a lo acordado en asamblea, es decir, continuar sin los servicios mínimos, por lo menos, hasta las 10.30 horas, cuando está convocada la siguiente.

Esto significa que el miércoles continúa convocada la huelga sin servicios mínimos, es decir, no habrá Metro de nuevo, y en la asamblea que se celebre por la mañana se decidirán los siguientes pasos a tomar con la huelga indefinida ya convocada. "Todavía no sabemos cómo se va a hacer ni en qué términos", ha matizado Rodríguez.

La negociación entre los sindicatos de Metro de Madrid y la Comunidad continúa paralizada después de que la última reunión entre ambas partes sobre los recortes salariales de los empleados terminara este lunes sin acuerdo y los trabajadores acordaran seguir con la huelga pero sin servicios mínimos.

El consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, insistió este martes en que la huelga es "política" y que no "va a haber negociación mientras los servicios mínimos no se respeten". "Después, ya veremos", indicó, en declaraciones a Telemadrid. Echeverría apuntó que los trabajadores del suburbano son unos "privilegiados" porque el 95 por ciento de los mismos tiene un puesto de trabajo fijo, "un tema que es de valorar". Además, indicó que tampoco "es ninguna tontería" porque el salario medio se sitúa entre los 30.000 y los 35.000 euros. Por lo que -añadió- no puede haber "trabajadores de primera y de segunda" y los recortes aprobados el lunes en la Asamblea de Madrid para los salarios de todos los empleados públicos se deben aplicar a todos por igual --si bien el texto recoge una enmienda en la que se trata excepcionalmente a la compañía del suburbano--.

Mientras tanto, Madrid sigue colapsado aunque se han reforzado los servicios de la EMT y de Cercanías y el Gobierno regional está buscando alternativas por si la situación continúa igual para el día de mañana, el jueves y el viernes. El sindicato de conductores tiene intención de convocar huelga indefinida desde el 1 de julio.

Fuentes de la Consejería explicaron que se están barajando todas las posibilidades, entre ellas, el uso de transporte privado (autobuses que refuercen a los municipales de la EMT). En este punto, el consejero precisó en Telemadrid que posteriormente puede haber indemnizaciones económicas para el propio Gobierno por los costes que puede ocasionar el poner en marcha este servicio adicional.

DOS MILLONES DE AFECTADOS

La mayor parte de los viajeros que pretendían utilizar el Metro a primera hora de la mañana no sabían que la intención de los sindicatos era incumplir los servicios mínimos, lo que les ocasionó importantes trastornos a la hora de volver a casa o de asistir a su puesto de trabajo. Se calcula que hay dos millones de afectados.

"Metro de Madrid informa que con motivo del incumplimiento de los servicios mínimos establecidos no se presta servicio en toda la red de metro. Rogamos abandonen las estaciones", señalaba por megafonía el suburbano. Los usuarios sólo pueden acceder a las estaciones para recibir esta información pero si pretenden llegar hasta los andenes se encuentran con los tornos cerrados. La medida se ha tomado para evitar aglomeraciones. Metro asegura que en cuanto los piquetes depongan su actitud y permitan la incorporación a sus puestos de los trabajadores designados para los servicios mínimos podrá reanudarse la circulación de los trenes.

Algunos de los usuarios que a primera hora de la mañana se apostaban en los andenes de la estación de Sol mostraron su indignación por la situación y se extrañaban de la presencia policial que había en la zona custodiando la entrada y salida de las estaciones. "Tenemos que coger un avión dentro de unas horas y tenemos que marcharnos hacia el aeropuerto. No hay forma de llegar. Ahora nos va a trocar coger un taxi y pagar mucho dinero", manifestaron a Europa Press unas ciudadanas portuguesas que pretendían coger hacia el aeródromo madrileño. Otra mujer se acercó, visiblemente indignada, a los agentes de seguridad del Metro y les preguntó: "Ahora, ¿cómo llego yo a trabajar?".

Los sindicatos (CC OO, UGT, Solidaridad Obrera, Sindicato Libre y Sindicato de Conductores) advirtieron hace una semana que sólo cumplirían los servicios mínimos en la primera jornada. Pero la amenaza tampoco acaba el miércoles. Los huelguistas aseguran que no claudicarán y la Comunidad aprobó ayer el decreto por el que se recortan los salarios de unos 200.000 trabajadores de la Comunidad, incluidos los miembros del Gobierno (hasta un 17 por ciento), funcionarios, personal estatutario y contratado, así como los empleados de las empresas públicas (Metro, Avalmadrid, Canal de Isabel II, Telemadrid...) para reducir el déficit público un cinco por ciento. Anoche, reunidos en asamblea, los trabajadores decidieron incumplir los servicios mínimos asegurando que Metro no es un servicio esencial puesto que hay otros alternativos como la EMT y que por ello prevalece el derecho a la huelga de los trabajadores.

Si ninguna de las partes cede, la huelga será indefinida a partir del jueves.

Metro de Madrid cierra a cal y canto y habrá paros hasta el miércoles
Comentarios