#TEMP
miércoles 25/5/22
NUEVATRIBUNA.ES - 29.05.09

Es cierto. Los empresarios y los sindicatos ultiman un gran acuerdo con medidas pactadas con el Gobierno para salir de la crisis. Sin embargo, estas negociaciones, que incluyen una reunión en Moncloa confirmada hoy a nuevatribuna.es, se llevan a cabo en el más absoluto secreto con el objetivo de no interferir en los resultados de la campaña electoral europea. “No queremos jugar con fuego”, afirman los sindicatos. Mientras, la patronal habría renunciado a abaratar el despido para facilitar la negociación, según confirman fuentes cercanas al acuerdo.

El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha tenido que renunciar a ‘vender’ el inminente acuerdo con los empresarios y los sindicatos, obligado por los agentes sociales, quienes quieren evitar que los acuerdos en materia laboral se utilicen como arma arrojadiza en plena campaña electoral. En este sentido, el primer domingo de campaña, saltaron todas las alarmas cuando, en un mitin en Albacete, Zapatero anunció que se disponía a firmar un “importante” acuerdo en esta materia. Horas después, Comisiones Obreras y UGT afearon a Zapatero su conducta y le obligaron a cerrar la boca y negociar con discreción, algo inherente al Diálogo Social, por otra parte, independientemente de la convocatoria electoral.

Desde entonces, la discreción ha imperado en los contactos entre el Gobierno y los agentes sociales. Hasta el punto de que ha pasado inadvertida la reunión que la pasada semana, según confirmaron hoy a nuevatribuna.es en fuentes de UGT, mantuvieron el Presidente del Gobierno y los líderes de las cuatro organizaciones empresariales y sindicales mayoritarias en el país: Gerardo Díaz Ferrán (CEOE), Jesús Bárcenas (Cepyme), Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO), en el Palacio de la Moncloa, tal y como ayer avanzó el diario Público.

Fuentes próximas a la negociación relataron hoy a nuevatribuna.es que las cesiones en aspectos clave para los empresarios han propiciado el probable acuerdo. En este sentido, el presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, “va a flexibilizar” su postura con relación al despido, según aseguran en dichas fuentes.

A su vez, los sindicatos y los empresarios también podrían retomar el pacto sobre salarios, que la patronal rompió a principios de este año al negarse a firmar los acuerdos de negociación colectiva (ANC). Según las mismas fuentes, a la vista de que, en el ámbito regional, las patronales están firmando convenios con subidas de salarios superiores al 2 por ciento rechazado por patronal hace meses, no tiene mucho sentido mantener ahora esa negativa en el ámbito estatal, afirman en fuentes de la empresarial.

DIEZ MESAS ACTIVAS

A pesar de los tropiezos sufridos, el diálogo social “nunca ha dejado de funcionar”, afirman en Comisiones Obreras. Sin embargo, desde la solemne firma del Acuerdo por el Diálogo Social Reforzado del verano pasado en La Moncloa, apenas se han aprobado unas pocas medidas en este ámbito, sin consenso de los agentes sociales, además. Aún así, la negociación continúa en una decena de mesas abiertas donde se abordan diferentes asuntos de orden técnico.

Los sindicatos presentaron el 20 de mayo un documento con diversas propuestas dirigidas a revitalizar un diálogo social que “languidece”, en palabras de los secretarios generales de UGT y Comisiones, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez. En resumen, los representantes sindicales pretenden reforar la protección de los desempleados, con especial atención a aquéllos que agoten su prestación por desempleo, dotar de liquidez a familias y empresas, y sentar las bases de un nuevo modelo productivo.

Mientras tanto, los empresarios han puesto el acento en la financiación de las empresas, muy afectadas por la crisis de liquidez que atraviesa la economía. Además, el presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha defendido el abaratamiento del despido, mediante la aplicación de un contrato anti-crisis, además de la mencionada congelación salarial recogida en los convenios. Ambas propuestas han encontrado la oposición de los principales partidos españoles, PSOE y PP.

Entre los previsibles acuerdos entre el Gobierno y los agentes sociales, sin duda jugará un papel importante la formación de los trabajadores, debido al cambio de rumbo que se quiere imprimir a la economía española hacia un modelo más estable, que sufra menos destrucción de empleo en los momentos bajos del ciclo económico.

Actualmente, el Gobierno central trata de convencer a las comunidades autónomas para que instauren una renta activa para los desempleados sin prestación, que podría estar ligada también a la formación.

Hasta el próximo 7 de junio, fecha en que se celebran las elecciones al Parlamento Europeo, es poco probable que el Gobierno anuncie ningún acuerdo en este sentido.

Los sindicatos obligan a callar a Zapatero hasta después de las elecciones
Comentarios