lunes. 26.02.2024

Los sindicatos no están dispuestos a ceder a las presiones del Gobierno de Aguirre

Metro de Madrid afronta una semana incierta donde la huelga podría retomarse a partir del martes si los trabajadores de la compañía así lo deciden el lunes en asamblea, y después de dos días sin que sindicatos y dirección retomen el diálogo.
NUEVATRIBUNA.ES 04.07.2010

Tras un fin de semana en el que el Metro ha funcionado con normalidad y en el que tampoco ha habido diálogo entre la empresa y los sindicatos, los trabajadores de la compañía están llamados a reunirse en asamblea a las 10 y a las 18 horas del lunes, un día en el que tampoco habrá huelga. Allí decidirán si continuar con los paros o desconvocarlos, pero sin descartar el volver al incumplimiento de los servicios mínimos.

El portavoz del Comité de Huelga, Antonio Asensio, explicó que acuden a la asamblea del lunes "con el mismo planteamiento de siempre" y en ella se expondrá el resultado del diálogo con Metro, "que ha sido poco o muy poco".

Por su parte, Teodoro Piñuelas, portavoz de UGT, corroboró el sábado que "todo funciona con normalidad y los trabajadores están expectantes por las conversaciones con la dirección". Señaló que, "según la estrategia que sigue la dirección, suele llamar a última hora para citarnos a una reunión por la noche. Así que la noche de pasado mañana puede ser una noche muy larga". "La estrategia es para ver si con el cansancio pueden arrancarnos concesiones que puedan presentarle a su jefa (la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre)", agregó.

Piñuelas reconoció que la huelga sin servicios mínimos de los últimos días "les ha servido a los trabajadores para desfogarse" porque "estaban ya muy enfadados". Explicó que este "cansancio" se debía a que "en todos los conflictos hemos ido cumpliendo los servicios mínimos, aunque fueran abusivos, para que no nos echaran a los ciudadanos encima. Así que en éste, se han desfogado".

EL GOBIERNO REGIONAL, DISPUESTO A HACER EFECTIVA LA REBAJA SALARIAL

Y es que de momento tan sólo han tenido lugar dos encuentros, el jueves y el viernes, en los que, aunque hubo diálogo, no se alcanzó ningún acuerdo. Por un lado, la empresa pone como condición para negociar la desconvocatoria de huelga indefinida, mientras que los sindicatos proponen estudiar todos los conceptos, incluidos masa salarial, para ver la fórmula más idónea de "ahorro". En cualquier caso, el Gobierno regional está dispuesto "sí o sí" a hacer efectiva la rebaja salarial a los trabajadores.

La huelga comenzó el lunes pasado con servicios mínimos, mientras que el martes y el miércoles la red de suburbano no pudo ofrecer servicio a los usuarios al no poder salir ningún tren de las cocheras. Esta situación hizo que la Comunidad de Madrid, y especialmente la capital, sufriera un auténtico caos en el que los viajeros tuvieron que hacer 'malabares' para poder realizar sus trayectos habituales.

El jueves y viernes el Metro retomó los servicios mínimos, y el fin de semana la red funcionó con normalidad, dando una tregua a los madrileños e intentando los trabajadores acercar posturas con la dirección de la compañía, algo que finalmente no ha ocurrido. El lunes el Metro funcionará con normalidad, aunque no se sabe por cuanto tiempo.

En todo caso, si finalmente se repitiera la situación del martes y el miércoles, y volviera, en palabras del consejero de Transportes, José Ignacio Echeverría, "la huelga salvaje", la Comunidad está preparada con una flota de 250 autobuses privados que recorrerían en superficie el itinerario que hacen las líneas de Metro.

Forma parte de una "estrategia" para reforzar otros servicios de transporte público, sólo en el caso de que siguiesen los paros y no hubiera servicios mínimos. Esto sería posible gracias a un acuerdo a través del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid.

”SALVAJADA DE HUELGA ILEGAL”

Por su parte, el portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, David Pérez, ha señalado este domingo que los sindicatos "no tienen legitimidad ni autoridad para suspender arbitrariamente los derechos de los españoles" y ha considerado que la "salvajada de huelga ilegal" en el Metro madrileño "ha marcado un antes y un después en la impunidad sindical".

Pérez ha planteado la reflexión de "qué autoridad o legitimidad tienen los sindicatos para decretar la suspensión de derechos y libertades de todos los ciudadanos cuando a ellos les venga en gana", en alusión al incumplimiento de servicios mínimos operada por los huelguistas de Metro, y que "han ocasionado trastornos incalculables a un número también incalculable de madrileños".

El balance de la huelga ha sido, a juicio del portavoz, "sabotajes, coste económico millonario que tendrán que pagar los madrileños, trastornos tremendos para los usuarios, agresiones de piquetes, violaciones de la legalidad, intento de chantaje con los madrileños como rehenes, daño a la imagen de Madrid, perjuicios a los trabajadores de Metro que no tienen los privilegios de los gerifaltes sindicales y como consecuencia la apertura de expedientes disciplinarios por cuestiones gravísimas".

"Los madrileños no pueden ver suspendidos sus derechos cada vez que lo decidan ilegalmente los sindicatos", ha asegurado Pérez, quien además ha advertido que la situación sufrida días atrás por los usuarios de Metro "no puede volver a producirse bajo ningún concepto".

Además, ha insistido en que las fuerzas de seguridad "no deberían permitir que unos señores actuaran impunemente al margen de la ley impidiendo a los ciudadanos utilizar los servicios públicos" y ha recordado que "el PSM se ha puesto al lado de los huelguistas que han pisoteado y reventado sus derechos, y esto nunca lo olvidarán los madrileños".

Pérez ha instado a los huelguistas a "cesar en sus amenazas de huelga porque por ese camino van mal, muy mal". "Los madrileños están esperando que los sindicatos permitan la vuelta total a la normalidad, sin nuevos abusos y sin amenaza alguna de huelga, porque con amenazas lo llevan claro", ha explicado.

Los sindicatos no están dispuestos a ceder a las presiones del Gobierno de Aguirre