lunes. 26.02.2024
DESMIENTEN ACUERDO GAROÑA POR PENSIONES

Los sindicatos no están dispuestos a "cambiar cromos" con el Gobierno

CCOO y UGT desmintieron tajantemente la posibilidad de aceptar la jubilación a los 67 años a cambio de que se retrase el cierre de la central nuclear de Garoña prevista para 2013, tal y como apuntan algunas informaciones conocidas en las últimas horas. Al hilo de las mismas, los ecologistas han lanzado duras críticas a Gobierno y sindicatos por no apostar por las energías renovables en la negociación para un pacto global.

nuevatribuna.es | 19.01.2011

Al hilo de las informaciones que durante este miércoles apuntaron la posibilidad de un acuerdo entre Gobierno y sindicatos con la revisión de la política nuclear sobre la mesa, CCOO y UGT desmintieron dicho extremo. Ambas centrales sindicales negaron estar dispuestas a aceptar la jubilación a los 67 (principal caballo de batalla en la negociación para la reforma de la pensiones) a cambio de retrasar el cierre de la central nuclear de Garoña, previsto para 2013.

El debate sobre nuclear sí o nuclear no ha vuelto al primer plano político. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, aseguraba en una entrevista en la cadena Ser que, si bien, el cierre de Garoña es “una decisión firme”, el Ejecutivo no se niega a estudiar la ampliación de la vida útil de las centrales nucleares que expira a partir de 2021: “Se trata de que haya un acuerdo global no solamente en un área, y si los sindicatos piden que se alargue la vida útil de las centrales nucleares, es algo que se tendrá que analizar”. Sin embargo, otras fuentes gubernamentales, citadas por la misma emisora de radio, no dan por “firme” el cierre de Garoña en 2013. El propio Consejo de Seguridad Nuclear dio el visto bueno a que la central burgalesa permaneciera abierta hasta 2019.

Al respecto, los sindicatos negaron tajantemente la posibilidad de alcanzar un acuerdo económico global con el Gobierno a cambio de alargar la vida de las centrales nucleares y retrasar el cierre de la de Garoña, e insistieron en que siguen rechazando el retraso de la jubilación a los 67 años.

En declaraciones a la agencia EFE, el secretario de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, así como fuentes de UGT, subrayaron que la propuesta de retrasar el cierre de Garoña a cambio de un pacto global "no tiene el más mínimo fundamento".

Lezcano incluso aseguró que cuando se ha hablado en las conversaciones tripartitas de ampliar las negociaciones sobre pensiones a cuestiones como la industria o la energía no se ha entrado en detalle "y mucho menos" sobre el futuro de las centrales nucleares.

"Si dijimos que no estamos dispuestos a cambiar cromos" en la negociación de las pensiones, en alusión a la posibilidad de un acuerdo a cambio de poner más requisitos al despido colectivo por pérdidas económicas que incluye la reforma laboral, "mucho menos lo estamos en esta ocasión", advirtió Lezcano.

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN CRITICA “EL GIRO PRONUCLEAR” DEL GOBIERNO

La posibilidad de que el Gobierno alargue la vida útil de las centrales nucleares ha puesto a las organizaciones ecologistas en pie de guerra.

Ecologistas en Acción denunció, en un comunicado, “el sinsentido” de la postura de los sindicatos mayoritarios, CC OO y UGT, al apoyar la prolongación de la vida de las centrales nucleares dentro del diálogo social con el Gobierno. Asimismo denunció el “giro pronuclear” del Gobierno que está dispuesto a “ceder a la presión de la industria nuclear y a defender sus intereses”.

“Si los sindicatos quieren defender los intereses de los trabajadores, mejor harían en trabajar por el desarrollo de las renovables, verdaderas creadoras de empleo. De hecho, se estima que las renovables generan cinco veces más puestos de trabajo por unidad de dinero invertida que la energía nuclear. Sería más sensato, por tanto, incluir en el diálogo social un cambio en el modelo productivo hacia formas más sostenibles que incluya un desarrollo de las energías renovables”, asegura esta organización.

Sobre la postura del Gobierno, Ecologistas en Acción dice que “le llama también la atención” porque el Ejecutivo socialista “se está desdiciendo una por una de todas las promesas que le auparon al poder”.

GREENPEACE PIDE A LOS SINDICATOS QUE “REFLEXIONEN”

Por su parte, Greenpeace consideró “inaceptable” el acuerdo para alcanzar un pacto energético que incluya la apuesta por la energía nuclear y el alargamiento de vida de las centrales nucleares.

“¿Cómo piensa Zapatero crear ese millón de empleos verdes que anunció en la Cumbre del G20 en Seúl si decide apoyar la energía nuclear y el carbón, y mientras tanto destruir el sector de las energías renovables, que son las únicas que pueden garantizar la creación de decenas de miles de empleos sostenibles?”, declaró Miren Gutiérrez, directora ejecutiva de Greenpeace.

Sobre la postura sindical, Greenpeace recuerda a CCOO y UGT que ya se han publicado diversos estudios donde se reconoce el escaso potencial laboral de la energía nuclear en comparación con el enorme potencial que al respecto tienen las renovables.

"Nos sorprende especialmente que CCOO, que en sus congresos ha acordado apostar por el abandono de la energía nuclear, ahora plantee todo lo contrario, aceptando alargar la vida de unas centrales nucleares viejas, peligrosas y totalmente amortizadas", ha declarado Carlos Bravo, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace.

"Pedimos a CC.OO. y UGT que reflexionen seriamente sobre las negativas consecuencias para el empleo verde y el medio ambiente que tendría apostar por energías sucias y peligrosas y marginalizar a las energías renovables", añadió Bravo.

Los sindicatos no están dispuestos a "cambiar cromos" con el Gobierno