lunes. 26.02.2024
LA NEGOCIACIÓN ES UNA "PANTOMIMA"

Los sindicatos creen que Zapatero ya ha decidido retrasar la edad de jubilación

Toxo y Méndez tildan de “pantomima” la vuelta al trabajo del Pacto de Toledo y advierten sobre la llegada de un conflicto “de proporciones” si el Ejecutivo persiste en su idea de reformar sin consenso el sistema público de pensiones.

| "Respuesta contundente"
| La reforma, el 28 de enero
| Trabajo: Hay "varias fórmulas"
| Documento: Intervención íntegra de Valeriano Gómez en la Comisión del Pacto de Toledo [PDF]

nuevatribuna.es |09.12.2010

Una “pantomima”. Para los sindicatos, la vuelta al Congreso de la reforma de las pensiones no es más que una representación. En realidad, el presidente del Gobierno tiene ya decidido cambiar la edad de jubilación y retrasar el retiro a los 67 años, según denunciaron los líderes sindicales este jueves a las puertas de la Cámara, adonde acudieron a presentar una iniciativa contra la reforma laboral.

La visita al Congreso de Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, líderes de CCOO y UGT –respectivamente- coincidió con la vuelta al trabajo de la subcomisión del Pacto de Toledo, encargada del reciclaje permanente del sistema público de pensiones. A juicio de los sindicatos, los trabajos de la comisión –y la consulta posterior a los agentes sociales- son, sin embargo, una pérdida de tiempo. En realidad, según denunciaron los sindicatos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, “ha tomado ya la decisión” de elevar a los 67 años la edad de retiro debido a las presiones internacionales que soporta el sistema por la crisis de las deudas soberanas.

Sin embargo, el Gobierno se equivoca si cree que podrá sacar adelante esta reforma sin la oposición sindical. Por el contrario, el Ejecutivo se enfrenta a un conflicto “de proporciones” si persiste en su idea de reformar las pensiones sin consenso, avanzaron Toxo y Méndez, que tildaron de “intolerable” el plazo dado por Zapatero al Congreso y los agentes sociales para sacar adelante la reforma.

ACUERDO EN PREJUBILACIONES Y CLASES PASIVAS

Los sindicatos culparon a Zapatero de aliarse con “los grupos nacionalistas de derechas” (PNV y CC) para sacar adelante una reforma que la sociedad rechaza. Las críticas sindicales se solaparon con la vuelta al trabajo por parte de la comisión del Pacto de Toledo. Según fuentes parlamentarias, la comisión tiene un par de asuntos medio encauzados. Sin embargo, los más importantes siguen sin resolverse.

Según aseguran en estas fuentes existe base para el acuerdo en materia de prejubilaciones. Así se pretende evitar la proliferación de jubilaciones anticipadas recurriendo a bonificaciones y exenciones fiscales para las empresas. Además, parece haber acuerdo en materia de Clases Pasivas, aunque el Partido Popular se opone a la extinción forzosa de este régimen para los nuevos funcionarios el año próximo, tal y como pretende el Gobierno.

Por el contrario, en los asuntos de mayor calado persisten las discrepancias. En este sentido, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha recomendado al Pacto de Toledo que se limite a ofrecer recomendaciones generales, en lugar de entrar en detalles sobre asuntos espinosos, como el retraso en la edad de jubilaciones, la ampliación del período de cálculo de la pensión y las medidas para frenar las prejubilaciones. Demasiados asuntos, según algunos, como para facilitar la llegada de un acuerdo.

ILP, “MUY POR ENCIMA” DEL MEDIO MILLÓN DE FIRMAS

Toxo y Méndez entregaron en el Congreso la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) con la que pretenden modificar los aspectos más lesivos de la reforma laboral. Para que la ILP sea admitida, los sindicatos necesitan al menos la firma de 500.000 personas, cifra que, en palabras de Toxo, lograrán "muy por encima" en los próximos tres meses.

La ILP ha sido definida por las organizaciones sindicales como una "enmienda a la totalidad" de la reforma laboral. Los sindicatos interpretan esta iniciativa como una "oportunidad" para los Grupos Parlamentarios de rectificar la reforma laboral aprobada en septiembre. El texto tiene forma de proposición de ley, un texto articulado con el que los sindicatos quieren demostrar que tienen una "alternativa" al modelo de relaciones laborales que aprobó el Gobierno con el apoyo del Parlamento.

La propuesta sindical recupera la causalidad en el despido y la figura del despido nulo, actúa sobre el contrato de 33 días devolviéndole su naturaleza original, penaliza la contratación temporal vía cotización al desempleo y bonifica la indefinida, entre otras muchas medidas.

En este sentido, Toxo y Méndez reiteraron los "estragos" que está causando la reforma laboral en el mercado de trabajo, en alusión al incremento de la temporalidad y la precariedad laboral. "La realidad ha desacreditado a esta reforma", afirmó Méndez.

Los sindicatos creen que Zapatero ya ha decidido retrasar la edad de jubilación