domingo. 23.06.2024

La actividad comercial en el sector servicios creció en febrero en España por primera vez desde julio de 2010, aunque sólo lo hizo "marginalmente", según el índice PMI elaborado por la empresa Markit.

Así lo indica el Índice de Actividad Comercial, que se situó por encima del nivel 50 de ausencia de cambios, en el 50,8, frente al 49,3 de enero.

A pesar de ese crecimiento, la debilidad del sector aún es "evidente" según el estudio, que apunta como responsables a una ligera caída en los nuevos pedidos y a la destrucción de empleo.

La reducción en los pedidos, que sumó su sexto mes consecutivo, se debió a que los clientes retrasaron las decisiones sobre si seguir o no adelante con determinados proyectos, según el informe.

Por ello, el leve aumento en la actividad no se tradujo en la contratación de nuevo personal, sino que por el contrario justificó otro recorte, con el que ya sumó tres años de contracción del empleo en el sector.

La inflación de los costes se aceleró en febrero y fue, según el estudio, la más fuerte en veintiocho meses, fruto del aumento de los salarios y el alza de los precios del combustible.

Consecuentemente, el sector de transportes y almacenamientos fue el que registró la inflación más fuerte, seguido del de hoteles y restaurantes.

Sin embargo, a pesar del aumento de los costes, las tarifas en el sector se redujeron, debido a la gran competencia que existe actualmente por la captación de nuevas operaciones.

El PMI del sector servicios sube a su máximo nivel desde julio