viernes 06.12.2019
LA ASAMBLEA DE LA CECA SE REUNE EL MIERCOLES

Los presidentes de las Cajas contrarios a la discriminación con los bancos

La asamblea de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), el máximo órgano de gobierno de la patronal, se reúne este miércoles bajo la presidencia de Isidro Fainé con el telón de fondo del decreto ley de recapitalización de entidades financieras, que se aprobará, previsiblemente, el viernes día 18, informaron a Europa Press en fuentes financieras.

nuevatribuna.es | Agencias | 13.02.2011

El plan de fortalecimiento de la solvencia del sistema financiero establece un requisito de capital del 8% para las entidades, que se eleva al 10% para aquellas que no coticen, no cuenten con inversores privados en al menos el 20% del capital, y dispongan de una dependencia de la financiación mayorista de más del 20%.

Si las entidades no alcanzan por sus propias vías recursos para fortalecer su capital y cumplir con las exigencias antes del próximo mes de septiembre, recibirán recursos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), lo que significará su nacionalización parcial.

Los presidentes de diversas cajas de ahorros se han manifestado en contra de lo que consideran una discriminación de éstas entidades frente a los bancos, en los que es mayoritaria la consideración de que la diferenciación es justa por el mayor riesgo que entrañan las cajas.

Salgado ha enviado sendas cartas al presidente de la CECA y a su homólogo en la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, informándoles sobre el plan de reforzamiento del sector financiero, tras detectar un hueco de capital de 20.000 millones de euros.

La patronal de las cajas está colaborando con Economía tanto en la elaboración como en la redacción final del decreto ley, ya que aún quedan por aclarar temas sobre el capital principal y la composición de la financiación mayorista y sus plazos.

Según ha declarado el Gobierno en dichas misivas, el objetivo prioritario es recuperar la confianza de los mercados en la solidez de la economía española y en la credibilidad de sus entidades financieras, así como facilitar la financiación de éstas y garantizar que se canaliza el crédito en pro del crecimiento y el empleo.

COMPROMISOS DE CRÉDITO

De hecho, las entidades que finalmente reciban recursos públicos con el fin de fortalecer su capital deberán asumir compromisos en cuanto a la concesión de créditos a familias y empresas, según un escrito del Ministerio de Economía sobre el plan para reforzar la solvencia del sistema financiero.

El texto, que ha sido remitido a las entidades financieras y a los grupos parlamentarios para su negociación, no tiene carácter de borrador de decreto ley y no se puede considerar documento formal, pero es empleado como base de negociación.

Según recoge, las entidades financieras que no cumplan los requisitos de capital ahorros en un plazo de quince días tras la publicación del decreto deberán comunicar un plan de cumplimiento al Banco de España.

Dicho plan podrá contemplar la captación de recursos necesarios de terceros privados, y en caso de involucrar la solicitud de apoyo del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), deberá ir aparejado de un plan de reestructuración en el plazo de un mes.

El Banco de España analizará en septiembre el estado de ejecución de las medidas que integran el plan de cumplimiento y determinará si las entidades pueden cumplir con los requisitos de capital. No alcanzarlos se considerará infracción muy grave.

Se consideran elementos del capital principal los contenidos en Basilea III: capital, reservas, primas de emisión, intereses minoritarios e instrumentos suscritos por el FROB, minorados por pérdidas, activos inmateriales y ajustes por valoración.

EL GOBIERNO ENTRARÁ EN EL FROB

El texto también incluye un mayor peso del Ministerio de Economía y Hacienda en el FROB, ya que la comisión rectora del mismo incluirá a representantes del Gobierno. Asimismo, el FROB no se verá obligado a lanzar una OPA sobre una entidad y deberá deshacerse de la propiedad en un plazo máximo de cinco años.

Algunas formaciones políticas apuntan a la posibilidad de que el Gobierno no apruebe el decreto este viernes para dar tiempo al desarrollo de las negociaciones con el fin de lograr el apoyo del PP. Hasta ahora, PNV y CC son las formaciones más proclives a respaldar al Gobierno, mientras que éste aún sigue en negociaciones con CiU.

Comentarios