domingo 08.12.2019
PRIVILEGIOS A LA HORA DE TRIBUTAR A HACIENDA

Ley Beckham, la estrategia utilizada por futbolistas extranjeros para evadir impuestos, según Gestha

Esta normativa daba estatus de no residentes en España a quienes se acogían a ella, lo que les eximía de tributar por sus ingresos en el resto del mundo.

Foto: Público
Foto: Público

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) denuncian que la Ley Beckham otorgaba a quienes se acogían a ella una serie de privilegios que iban más allá de la tributación del IRPF a un tipo reducido. Dicha normativa permitía a los extranjeros o españoles impatriados con rentas elevadas que venían a trabajar en España tributar a un tipo fijo del 24% en el año que se hacían residentes y en los cinco años siguientes. Esta normativa estuvo vigente entre 2004 y 2009, aunque los contratos firmados hasta finales de 2009 extendieron sus ventajas transitoriamente a años posteriores.

De este modo, la Ley Beckham iría más allá de una ventaja tributaria para los extranjeros que venían a trabajar a España –fundamentalmente futbolistas, como indica su sobrenombre-, ya que les concedería un estatus de no residentes por el que no se les exigiría tributar por los ingresos obtenidos en todo el mundo, sino solo por los obtenidos en España. Un estatus que, a ojos de Gestha, supone un privilegio extraordinario para este tipo de contribuyentes con alto poder adquisitivo.

Esta es la estrategia utilizada por varios jugadores para no contribuir una parte sustancial de los ingresos publicitarios en España. No obstante, los Técnicos recuerdan que la inspección debe probar si los ingresos que un jugador obtiene por su imagen son ingresos obtenidos en España o en otro país.

El privilegio de no estar obligado a informar de bienes en el extranjero

El jugador portugués envió esta semana un comunicado a los medios en el que adjuntaba la primera página de la declaración del modelo 720 que informa de sus bienes en el extranjero, valorados en 203 millones de euros, y donde señalaba que presentó este modelo el pasado 30 de marzo de forma voluntaria, ya que la ley le eximía de ello por seguir acogido a la Ley Beckham.

El comunicado dice que esta presentación de Ronaldo fue voluntaria, aunque Gestha precisa que no es la ley la que le dispensa de la obligación de informar de sus bienes en el extranjero de 2012 a 2015, al igual que a otros deportistas impatriados, sino un bondadoso criterio de la Dirección General de Tributos (DGT) del Ministerio de Hacienda español.

Gestha critica esta laxa interpretación de la DGT, pues una cuestión es una ventaja fiscal para que estos deportistas tributen por debajo de la mitad de lo que les correspondería, y otra diferente es extender la ventaja para que no tengan obligación de informar de sus bienes en el exterior, como está obligado cualquier ciudadano que resida en España.

Cristiano Ronaldo tiene abierto un procedimiento de inspección por la Agencia Tributaria Estatal (AEAT) por los Impuestos sobre la Renta de No Residentes de los años 2011, 2012 y 2013, ejercicios en los que podría haber incurrido en un delito fiscal agravado, que conlleva penas de prisión de dos a seis años por cada uno de ellos, si se prueba que la mayor parte de los ingresos publicitarios fueron obtenidos en España. Si bien la pena podría reducirse a seis meses por cada delito fiscal si reconoce los hechos judicialmente y paga las cuotas defraudadas, los intereses y las multas.

Los Técnicos de Hacienda pidieron esta semana a la AEAT que remita a la Fiscalía los datos relacionados con las relevaciones de ‘Football Leaks’ acerca del futbolista luso para que inicie una investigación y, en su caso, plantee la querella correspondiente, ya que consideran que hay indicios suficientes para ello. Igualmente, pidieron que el director de la AEAT, Santiago Menéndez, explique en el Congreso cuál es el criterio para enviar o no a la Fiscalía los casos de grandes fraudes cometidos por estos deportistas o entrenadores, qué consecuencias penales podrían acarrear que se ordene investigar solo tres años y no más ejercicios y por qué no se aumentan las competencias y funciones de los técnicos de Hacienda para que puedan investigar a un mayor número de personas con enormes patrimonios y rentas.

Comentarios