<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 03.02.2023

Las Cajas, hartas: "Con amigos así no necesitamos enemigos"

La morosidad sacudirá como un terremoto el sistema financiero español. Más de la mitad de las Cajas podrían fusionarse o desaparecer.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 17.06.2009

La morosidad avanza como una ola gigante dispuesta a llevarse por delante la mitad de las entidades financieras españolas. Nuevos datos indican que el conjunto del sistema tendrá que afrontar pérdidas por valor de 28.900 millones de euros el próximo año. La mitad de las Cajas podrían desaparecer o fusionarse.

El impago de créditos dejará un panorama con sólo 20 cajas, en lugar de las 45 actuales, informó hoy el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, quien citó datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En conjunto, el sistema financiero español tendrá pérdidas operativas en los dos próximos años, afirmó el presidente de la patronal de las Cajas (CECA), Juan Ramón Quintás, quien citó un estudio de una consultora aunque no reveló su identidad. Las pérdidas que no tienen en cuenta los ingresos extraordinarios- no impedirán que algunas entidades aumenten sus ganancias, añadió.

En 2010, bancos y cajas tendrán que afrontar unas pérdidas de 28.900 millones por el aumento de la morosidad que podría llegar al 9 por ciento, añadió Quintás.

El presidente de las Cajas recordó que él "nunca" ha dado un dato falso ni ha ocultado "el dramatismo de la situación", a diferencia de otros, dijo.

Quintás rechazó hoy a las previsiones de la patronal de bancos (AEB), cuyo presidente Miguel Martín ha asegurado que los bancos no prevén entrar en ‘números rojos’ el próximo año 2010.

QUIÉN NECESITA ENEMIGOS

Las Cajas lamentaron hoy cargar con la cruz de los problemas del sistema financiero español. Quintás acusó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a la ministra de Economía, Elena Salgado, de deteriorar la imagen de las Cajas de Ahorros cuando hablan del plan de ayuda a las entidades financieras que prepara el Ejecutivo. “Con amigos así no necesitamos enemigos”, se lamentó hoy Quintás.

El presidente de la CECA advirtió que desde hace más de un año las cajas padecen un "intento de desmoronamiento" de su imagen y, aunque eludió responsabilizar directamente a los bancos y dijo confiar en la actitud honesta de la patronal bancaria, recordó que el crédito al sector constructor presenta un mayor peso en los bancos que en las cajas.

CAJA MADRID NO ENTRARÁ EN PÉRDIDAS

Por su parte, el presidente de Caja Madrid,
Caja Madrid participará en las fusiones que se produzcan en el escenario de reestructuración del sistema financiero, añadió Blesa, aunque prefirió no especificar si negocia alguna en la actualidad, al tiempo que no descarta acudir al fondo de reordenación del sector que ultima el Gobierno.

El presidente de Caja Madrid defendió que la primera alternativa para reestructurar el sector sea una solución privada, en línea con los argumentos presentados el lunes por la vicepresidenta económica, Elena Salgado. La siguiente opción pasaría por “intervenciones rápidas”, y si entra capital público (a través de cuotas participativas con derechos políticos) que también exista “un plan de salida”. En todo caso, descartó que la presencia temporal del Estado en las cajas provoque la privatización del sistema.

Blesa, respetando el discurso de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), expresó su deseo de “remover barreras de naturaleza geográfica” a la hora de abordar procesos de integración de las cajas. “Si existen fusiones interregionales, se producirían reducciones del 30% de la red de sucursales, que incluso podría ser la red de una de las cajas. Este es el criterio de eficiencia que debe asegurarse”, dijo. En España, según Blesa, hay una oficina por 1.000 habitantes, por las 0,45 de Europa.

LOS INGRESOS SE HUNDEN

Las previsiones que maneja el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, reducen los ingresos recurrentes del sistema financiero español en 2010 hasta los 36.800 millones de euros (frente a los 51.000 millones de euros de 2008).

En ese mismo año, bancos y cajas tendrán que afrontar unas pérdidas de 28.900 millones por el aumento de la morosidad que podría llegar al 9 por ciento.

De este modo, la distancia entre ingresos y pérdidas por morosidad es el margen que tendrá el sistema financiero para cubrir sus gastos (nóminas, alquileres...), por lo que "quedaría una brecha muy pequeña que no daría ni para pagarlos", según Quintás.

No obstante, alguna entidad que en principio parecerá que va a tener pérdidas puede no tenerlas si vende algunos de sus activos.

Las previsiones para 2011 dan una cifra de ingresos recurrentes de 42.700 millones de euros y una pérdida por morosidad de 24.500 millones, por lo que nuevamente, el margen no sería suficiente para los gastos del sistema, aunque la tasa de mora bajaría a tenor de la situación económica.

"El sistema bancario entendido como conjunto de bancos y cajas es uno de los mas solventes del mundo, pero los tiempos difíciles que se presentan van a erosionar la situación", dijo el presidente de la patronal de las cajas.

Por su parte, el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, sostuvo que tanto el segundo semestre de 2009 como el año 2010 serán muy complicados, y confió en que el Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB) contemple intervenciones rápidas, planes de reestructuración claros y un plan de salida del capital público en las entidades que reciban inyecciones.

Asimismo, apostó por "remover" las barreras de naturaleza geográfica que podrían interferir las fusiones interregionales. "Si las negociaciones se plantean en términos de ganancias o pérdidas de cuotas de participación de las comunidades autónomas nos estaríamos equivocando", afirmó.

Las Cajas, hartas: "Con amigos así no necesitamos enemigos"
Comentarios