miércoles. 21.02.2024

La Comisión Europa ha decidido levantar la alerta sanitaria que se decretó el pasado jueves contra los pepinos españoles procedentes de Almería, según ha informado el Ministerio de Sanidad Español.

Precisamente hoy, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras reunirse en Almería con representantes del sector, junto con el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y Rosa Aguilar, manifestaba su confianza en que las autoridades comunitarias retirasen "en las próximas horas" la alerta sanitaria sobre los pepinos españoles, después de que los análisis realizados hayan constatado que están "totalmente limpios" y que "no son el origen" de la infección.

El Ejecutivo solicitaba esta mañana el levantamiento de la alerta registrada en el Sistema de Alerta Rápida de Alimentos y Piensos (Rasff), y mostraba su confianza en que ésta se produjese cuanto antes para lograr la "normalización de los mercados", según indicaba Rubalcaba.

El vicepresidente insistía en que la UE cuenta con "distintos mecanismos" para compensar los daños por la alerta sanitaria, aunque estudiarán también medidas "adicionales". El Ejecutivo ha convocado mañana en Madrid a los consejeros autonómicos de agricultura a una reunión de carácter extraordinario y urgente para evaluar el impacto de la "crisis del pepino", en un encuentro que presidirá la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar.

La gravedad de la situación llevará también a la ministra a estrechar los contactos con las fuerzas políticas con representación parlamentaria y con los productores hortofrutícolas, mientras se espera la reactivación de los mercados exteriores.

El MARM ha anunciado que Aguilar solicitará a la Mesa del Congreso de los Diputados su comparecencia para facilitar toda la información y documentación de este asunto a los diferentes grupos parlamentarios. El viernes celebrará, por su parte, una nueva reunión con el sector para empezar a definir una campaña de recuperación del mercado en el marco de la Unión Europea (UE).

Crítico con la gestión gubernamental, Asaja ha urgido hoy al Ejecutivo a adoptar medidas económicas que palien las "gravísimas" consecuencias para los productores y que "después, jurídicamente, exija lo que tenga que exigir" al Gobierno alemán. Su presidente, Pedro Barato, ha apuntado que al Gobierno le han faltado "suficientes reflejos para actuar con rapidez" y ha exigido un gabinete de crisis entre los Ministerios de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Sanidad, Asuntos Exteriores y Turismo y Comercio, y las administraciones autonómicas, coordinados por Presidencia del Gobierno.

Los efectos de la crisis sobre el empleo también serán amplios, según la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores, que ha advertido del "desastre económico y laboral".

A nivel comunitario, los ministros de Agricultura de la UE discutirán en un consejo extraordinario, con toda seguridad el 17 de junio, cómo paliar las consecuencias para el sector, mientras que los juristas advierten de la dificultad y lentitud que supondrá la solicitud de las indemnizaciones.

Para los expertos en Derecho de la Unión Europea, serían viables dos procedimientos distintos para articular las responsabilidades: uno ante los tribunales internos alemanes y otro ante las instancias comunitarias, aunque lo más rápido para los productores es obtener las compensaciones que establece la Comisión Europea.

La crisis también ha movilizado a los usuarios de redes sociales, que se han puesto en marcha desde ayer en defensa de los productos españoles, después de que Alemania exculpara a España. Las protestas y quejas de ayer se han transformado hoy en una iniciativa que propone que todos los ciudadanos compren un kilogramo de esta hortaliza para contribuir a la recuperación del sector.

La UE levanta la alerta sanitaria contra los pepinos españoles