#TEMP
martes 24/5/22
“YA NO ES UN INDICADOR ÚTIL”

La inflación subyacente distorsiona las decisiones sobre tipos

Los incrementos en los precios de alimentos y energía no han sido puntuales, afirma un miembro del BCE.

Lorenzo Bini Smaghi, miembro del Consejo Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), considera que el dato de inflación subyacente no ha sido un buen indicador de la evolución de la tasa general de inflación, por lo que propone a los bancos centrales abandonar su uso a la hora de establecer sus políticas monetarias.

"La inflación subyacente no ha sido un buen indicador a la hora de prever la inflación general, en todo caso lo cierto es lo contrario", admite Bini Smaghi en una columna de opinión del diario 'Financial Times'.

En este sentido, el ejecutivo italiano del BCE expone que para que el dato de inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y de los alimentos, tenga valor como indicador del dato general, las variaciones de los precios agrícolas y energéticos "deben ser temporales" y en promedio no diferenciarse del resto de precios.

Así, el banquero italiano recuerda que los datos desde 1999 demuestran que casi siempre la inflación general es mayor que la subyacente, tanto en Europa como en EEUU, con una diferencia acumulada en la última década de seis puntos porcentuales, debido a que los fuertes incrementos experimentados en los precios de los alimentos y la energía no han sido puntuales, sino que han tenido efectos duraderos.

De este modo, Bini Smaghi concluye que esto supone que la inflación subyacente "ya no es un indicador útil para la política monetaria y debería dejarse de utilizar".

La inflación subyacente distorsiona las decisiones sobre tipos
Comentarios