sábado 4/12/21

La Asociación Hipotecaria dice que los promotores “no pueden pagar” sus deudas

Según una de las patronales del sector financiero, el ‘ladrillo’ es incapaz de afrontar ni tan siquiera el pago de unos intereses que ascienden a 15.000 millones de euros.
NUEVATRIBUN.ES - 26.01.2010

El presidente de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), Santos González, aseguró este lunes que los promotores "no pueden pagar" su deuda estructural, lo que "está afectando al 'rating' de las entidades financieras" y necesariamente requiere "buscar una medida que tiene que ver con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con el Banco de España o con los gobiernos para solucionar la financiación del sector".

"Lamento no dar buenas noticias", apuntó durante su participación en el XXVIII Coloquio Nacional de la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), en el que criticó que "no se están poniendo los mimbres necesarios para solucionar el aturdimiento financiero del sector", que "se está jugando su viabilidad", cuestión que, a su juicio, "pasa por algo más complejo que echarle las culpas al sistema financiero" y "tiene que ver con su proceso de reestructuración".

Según recordó el presidente de la AHE –una de las patronales del sector- , la deuda financiera de los promotores asciende a 325.000 millones de euros, un 11 por ciento más que hace dos años, lo que implica unos intereses de 15.000 millones de euros, cifras que, según González, "no pueden pagar" los promotores.

"Ello está afectando al 'rating' de las entidades" en un momento en el que "el problema de la liquidez no está solucionado", ya que "el sistema no puede asumir la deuda inmobiliaria". Así pues, advirtió de que "las refinanciaciones posteriores estarán comprometidas". "No se puede hacer borrón y cuenta nueva", añadió.

En este sentido, el presidente de la AHE hizo un llamamiento: "Tenemos que solucionar el 'stock', sobre todo en activos que no son productivos, pero hay que buscar una medida que tiene que ver con el ICO, el Banco de España o los gobiernos para solucionar la financiación del sector". En otras palabras, González transmitió que "hay que ver qué se hace con el 'stock', aunque no es lo fundamental que hay que poner encima de la mesa, sino qué hacer con el sector".

‘ACERTA’ SE DECLARA EN CONCURSO

Por otro lado, el grupo Acerta, dedicado a la consultoría para los sectores inmobiliario y constructor, fue declarado este martes en concurso voluntario de acreedores por el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid.

En el momento de solicitar la suspensión de pagos, la compañía presentaba un activo de 3,02 millones de euros para hacer frente a una deuda de 6,17 millones de euros, según consta en el auto, al que tuvo acceso Europa Press, que concluye así que la firma se encontraba en "estado de insolvencia".

El juez ha determinado aplicar un procedimiento concursal simplificado, dado que el pasivo no supera los diez millones de euros, por lo que sólo nombra un administrador concursal, que será el economista Rodrigo Cabedo Gregori.

Acerta es una compañía de capital cien por cien español que, según datos de su página en Internet, contaba con oficinas en España (Madrid, Barcelona, Málaga y Alicante), Portugal (Lisboa), Francia (París) y México (México D.F.).

La firma surgió a partir de la compra a mediados de 2004 de la firma Project Management Heery España por parte de Francisco Ordóñez y Javier García-Monsalve a la multinacional Heery Internacional y a la promotora inmobiliaria española Lar. Tras la adquisición, la compañía resultante pasó a denominarse Acerta.

El grupo cerró el ejercicio 2007 (últimos datos disponibles) con unos 150 empleados, una cifra de negocio de 13,5 millones de euros (un 75% superior respecto a 2006), con un volumen de contratación de más de 25 millones de euros y una cartera de 50 proyectos en curso.

La empresa se dedica a prestar servicios de consultoría, de gestión, de 'facility' y 'proyect management', y de arquitectura de interior, entre otros, en el sector constructor e inmobiliario, para edificios residenciales y no residenciales (oficinas, centros comerciales, hoteles, industriales, residencias y edificios públicos).

La Asociación Hipotecaria dice que los promotores “no pueden pagar”...
Comentarios